21 feb 2020

Ir a contenido

VISITA A MESTALLA

Setién: "Me llevé un susto muy gordo en Ibiza, no voy a mentir"

El técnico admite que los jugadores deben "interiorizar" sus ideas y admite que "no se lo explicaron bien"

"Hay partidos que no podemos ganar en el minuto 10 o 20, pero sí en el 80, estoy seguro", dice el cántabro

Marcos López

Quique Setién, en una rueda de prensa en la ciudad deportiva del Barça en Sant Joan Despí.

Quique Setién, en una rueda de prensa en la ciudad deportiva del Barça en Sant Joan Despí. / EFE / ALEJANDRO GARCÍA

Todavía anda Quique Setién dándole vueltas a lo que tuvo que vivir en Ibiza. Descubrió un Barça que no imaginaba, incapaz de tirar a puerta hasta el minuto 68, con jugadores, además, que no entendieron bien su mensaje. Ahora, de vuelta a la Liga, le espera el exigente Valencia de Celades ("aquí los exámenes se pasan cada día"), pero con el recuerdo de lo sucedido en la Copa.

"La verdad es que me llevé un susto muy gordo en Ibiza. No voy a mentir", ha confesado el entrenador del Barcelona, recordando que "necesitamos que muchos jugadores entiendan lo detalles para que se produzcan esos cambios". Según Setién, ese proceso no debe durar demasiado tiempo.

Huir del resultadismo

El problema es que no tiene tiempo. "Sé que hay mucha gente resultadista, no le importa cómo juguemos y solo mira el resultado. Lo sé, es el fútbol que se mueve hoy en día. Y me parece bien. Pero también hay mucha gente que sabrá si se ha merecido ganar o perder, si se ha jugado bien o no. Hay que valorar el camino", ha apuntado Setién.

Y en el camino, el Barça ha dejado sensaciones contradictorias. "Nos hemos dado cuentas que hubo detalles que no explicamos bien, que no estaban claros", ha confesado el técnico. "Lo primero que le hemos dicho a los jugadores es que habrá partidos que no podremos ganar en el minuto 10 o 20, pero seguro que lo ganaremos en el 80", ha subrayado.

"Cuando tenemos el balón cansamos al rival y aprovechamos también para defendernos con él" (Setién)

Luego, Setién ha entrado en un análisis técnico mucho más profundo. "Lo que hacemos es un desgaste enorme al rival. Cuando están más cansados, no pueden bascular, no les da tiempo a ayudar, entonces lo aprovechamos. Cuando tenemos el balón cansamos al rival y aprovechamos también para defendernos con él", ha recalcado el preparador del Barça.

Riqui Puig, enfermo

El Barça prepara el viaje a Mestalla sin Riqui Puig ("está enfermo", ha revelado Setién) y con Collado, otro de los talentos jóvenes del filial, unido, por supuesto, al regreso de las vacas sagradas (Messi, Busquets y Piqué), que descansaron en Ibiza.  Mientras, el técnico ha admitido que "tiene trabajo" para que sus jugadores asuman todas las nuevas ideas que desea implantar en el equipo.

"Hay que integrarle en la cabeza algunos conceptos. Hay que leer mejor algunas cosas que son importantes, tenemos que trabajar  a conciencia en ese sentido. Pero tenemos jugadores que son inteligentes y entienden las cosas bastante rápidas", ha reconocido.

"Es muy importante tener el control desde atrás, gestionar el balón bien. Si lo rifas arriba lo normal es que lo acabes perdiendo. Estamos trabajando bastante para darle una mayor fluidez a esa salida", ha dicho admitiendo, que "quizá nos haya costado un poco más" reconociendo luego que debe mejorar mucho en la presión tras pérdida.

"A veces salen las cosas  mal por desconocimiento, no es fácil interpretar en el campo lo que le pides a los jugadores. Pero vamos en el camino correcto" (Setién)

"Tenemos que trabajar para hacerlo mejor. Hemos visto a través de las imágenes que no lo hacemos tan bien. Con equipos de nivel alto es probable que nos salgan de la presión. Debemos ajustar bien", ha explicado el entrenador, poniendo luego ejemplos prácticos. "Van dos jugadores sobre el mismo y dejamos a otro libre. Necesitamos que los futbolistas lo lean bien, hacer las cosas correctamente. No es fácil", ha admitido.

Pese a todo, Setién ha reconocido que está "contento y satisfecho" por sus primeros días en el Camp Nou. "A veces salen las cosas mal por desconocimiento, no es fácil interpretar en el campo lo que le pides a los jugadores, no es por falta de voluntad. Cuando repites e integras todo va a fluir mucho mejor. Vamos en el el camino correcto".