02 jun 2020

Ir a contenido

NUEVO STAFF DEL BARÇA

Eder Sarabia, Fran Soto y Jon Pascua, el tridente de Setién

El cántabro ya dirige al Barça con Eder Sarabia, Fran Soto y Jon Pascua Ibarrola, el grupo de trabajo que le acompañó en el Betis

Marcos López

Setién, Sarabia (2º entrenador), Pascua (técnico de porteros) y Soto (preparador físico), en el banquillo del Camp Nou.

Setién, Sarabia (2º entrenador), Pascua (técnico de porteros) y Soto (preparador físico), en el banquillo del Camp Nou. / JORDI COTRINA

Quique Setién no llega solo al Camp Nou. Viene con su tradicional grupo de trabajo, el mismo que le ha acompañado en sus últimas aventuras en el banquillo. Viene con Fran Soto, un preparador físico con el que comenzó su andadura en el Lugo. Viene también con Eder Sarabia, hijo del exjugador del Athletic, Manu Sarabia, a quien ya tuvo como ayudante en Las Palmas y en el Betis. Y aterriza en la ciudad deportiva Jon Pascua Ibarrola, el entrenador de porteros, a quien descubrió en el 2017 cuando lo reclutó para el club bético, a pesar de que no había trabajo directamente antes con él. [Sigue la última hora sobre Quique Setién en directo.]

Se ha marchado Ernesto Valverde y llega Setién. Se va Jon Aspiazu, aparece Eder. Se va José Antonio Pozanco, el preparador físico, y entra Soto. Todos han coincidido en una mañana llena de emociones. El adiós triste del Txingurri y su gente contrastaba con la alegría juvenil de los recién llegados. De momento, se mantienen Joan Barbará, que ya estuvo con Luis Enrique, y De la Fuente, el entrenador de porteros que tanto elogia Ter Stegen. 

Soto, el preparador físico, ya está con Setién desde su etapa en el Lugo

No ha querido Setién en su primera aventura en un club de altísimo nivel desprenderse de ninguno de los colaboradores que le han ayudado en los últimos tiempos. Soto es quien más años ha estado con Setién. Formado en las categorías modestas de varios clubs gallegos antes de firmar por el Lugo (2007), donde coincidió con Setién conquistando ambos el ascenso a Segunda. Desde entonces no se han separado.

Juntos fueron a Las Palmas (temporada 2016-17), juntos estuvieron en el Betis (2017-19) y juntos estarán ahora en el Camp Nou. Es hombre de la máxima confianza de Setién, al igual que Sarabia. Manu Sarabia jugó con Setién en el Logroñés. Y entonces el que ahora es su ayudante era un niño. Ahí comenzó todo. Ahora Quique es el jefe de Eder. Ambos han viajado de Las Palmas a Barcelona pasando por Sevilla.

El fuerte carácter de Sarabia

Tiene Sarabia un carácter caliente que contrasta con la serenidad y calma que suele proyectar Setién. En marzo pasado, Gayà, el lateral zurdo del Valencia, se quejó, por ejemplo, de un incidente con el ayudante del ahora entrenador del Barça, durante la semifinal de Copa. "No he tenido ningún problema con Setién. Ha sido Eder Sarabia, quien el año pasado me decía que me tiraba todo el rato y este año también. Su trabajo no es el de meterse con ningún jugador y por eso le he dicho algo", reveló el defensa valencianista.

Sarabia ha sido expulsado en varias ocasiones, la última en Vallecas con motivo de un Rayo-Betis. "En el minuto 83 el técnico Sarabia Armesto, Eder fue expulsado por el siguiente motivo: Protestar reiteradamente nuestras decisiones de manera ostensible, gritando y gesticulando, tras haber sido advertido", escribió Mateo Lahoz en el acta arbitral para justificar la roja a finales también de marzo pasado. 

El último fichaje

Pascua Ibarrola, que empezó a ser portero con 11 años, es el último que se ha unido a este grupo de trabajo de Setién. Lo hizo hace dos años cuando lo fichó para el Betis tras la marcha de David Relaño, el anterior preparador de porteros que tenía en Sevilla.

"Ser entrenador es dominar el arte de trabajar disfrutando y de disfrutar cada día trabajando, de entrenar emocionando, de emocionar entrenando y de tener la generosidad suficiente para olvidarnos de nosotros mismos y ponernos al servicio de los demás. Los valores, la pasión, el conocimiento y la ética son nuestras mejores herramientas", se puede leer en la web oficial del nuevo preparador azulgrana, que empezó su carrera entrenando a los porteros del Bermeo, su pueblo natal vizcaíno. Luego se unió a las categorías inferiores del Athletic.

Hace 10 años, como él mismo confiesa, Pascua formaba parte de las listas del INEM. Luego se fue al Badajoz, después al Mamelodi Sundows de Sudáfrica, donde empezó de la mano de Antonio López y acabó trabajando con Johan Neeskens, antes de emprender una exótica aventura en la selección de Filipinas. Y luego se le abrió una puerta inesperada.

"El 1 de julio de 2017 recibí de la llamada de Quique Setién y Eder Sarabia para formar parte de su cuerpo técnico como entrenador de porteros del Real Betis. El fútbol, después de 16 años dedicados al entrenamiento del portero, hizo realidad mi sueño y la famosa frase de “El destino siempre te encontrará. Todo tiene su momento y cada sueño su tiempo". Lo que no imaginaban, tal vez, es que los tres acabarían sentándose en el banquillo local del Camp Nou.