17 feb 2020

Ir a contenido

SE BUSCA UN '9'

La lesión de Suárez agrava la crisis del Barça y obliga a fichar un recambio

El ariete uruguayo se pierde casi toda la temporada (cuatro meses) tras ser intervenido de la lesión en el menisco externo de la rodilla derecha

El equipo afronta la fase crucial con cuatro delanteros (Messi, Fati, Griezmann y Pérez), con Dembélé aún parado, y ninguno es un 'nueve'

Joan Domènech

Luis Suárez celebra su gol en liga ante el Sevilla en el Camp Nou.

Luis Suárez celebra su gol en liga ante el Sevilla en el Camp Nou. / REUTERS/ ALBERT GEA

La lesión de Luis Suárez ha agravado el panorama de crisis que agita al Barça desde la derrota de la Supercopa de España. No serán seis semanas de baja las que psrá el delantero centro azulgrana, sino ¡cuatro meses!

La larga ausencia obligará al club azulgrana a fichar un delantero que pueda aportar los goles que anotaba el futbolista uruguayo a no que el cuerpo técnico del club, sea quien sea, considere que la actual nómina de atacantes es suficiente para mantener las expectativas para conquistar los tres títulos que quedan en juego. 

El anunciado pase por el quirófano de Suárez ha sido más negativo de lo que se preveía. Las consecuencias empeoran la situación deportiva porque triplica el tiempo de baja. Más de 20 partidos se perderá el jugador entre la Liga y las eliminatorias de Copa y de Champions.

Tres jornadas y una final

De cumplirse el pronóstico de los cuatro meses escrito en el parte médico, Suárez no reaparecería hasta principios de mayo. Solo quedarían las tres últimas jornadas (Valladolid, Osasuna y Eibar) de Liga y la final de la Champions (30 de mayo) si el Barça se hubiera clasificado.  Suárez no tendría problemas, salvo complicaciones en la rehabiitación, para participar en la Copa América con Uruguay a partir del 12 de junio. Una situación similar a la que se dio la pasada campaña. Suárez se operó en mayo y estuvo listo para el torneo continental con su selección. 

De hecho, la operación de ayer por la mañana es una consecuencia de la intervención del pasado 19 de mayo. cuando el doctor Ramon Cugat quiso atajar "las constantes molestias" que atormentaban al jugador y le obligaron a parar un par de veces. La rodilla derecha ha sido el talón de Aquiles de Suárez en los últimos tiempos. 

El último partido del tridente, en la Supercopa jugada en Doha (Qatar). / WALEED ALI (reuters)

Sutura en la rodilla

Esta vez, en la nueva artroscopia, el doctor Cugat practicó "una sutura" para "resolver una lesión en el menisco externo" de la rodilla derecha. La sutura es, precisamente, el motivo por el que se ha ampliado el pronóstico de baja porque exige una inmovilización de la rodilla durante más tiempo, sin poder apoyarla en el suelo y limitando la flexión. Samuel Etoo, en septiembre del 2006, y operado con una técnica similar, permaneció cuatro meses parado. Volvió el 4 de febrero del 2007 en una breve reaparición que no se consolidó hasta 20 días más tarde.

El Barça de Frank Rijkard capeó el temporal. Perdió la Liga 2006-07 por "la autocomplacencia" de toda la plantilla, según diagnosticó Joan Laporta, el presidente de entonces. La perdió en las últimas semanas, dejando escapar lentamente su ventaja de puntos y con todos los mejores jugadores, incluido Etoo, sobre el césped.

La pareja de amigos se rompe durante cuatro meses. / ALEJANDRO GARCÍA (eFe)

Esperando a Dembélé

Ahora el Barça actual inicia la fase decisiva de la plantilla. Tiene cuatro delanteros disponibles: Messi, Griezmann, Fati y Carles Pérez. Tendrá el quinto en febrero, cuando vuelva Dembélé, recuperándose ahora en Doha (Qatar). Ninguno de los cinco es delantero centro como Suárez. La falta de un nueve durante tanto tiempo obliga al Barça a acudir al mercado de invierno en busca de un goleador. De un futbolista de área. El dispendio económico no será un inconveniente para las arcas; lo será la inexistencia de un recambio de nivel.

Las experiencias han sido frustrantes. La última (18-19), sin ir más lejos, fue la cesión de Kevin-Prince Boateng, que solo jugó cuatro partidos en cinco meses. El anterior refuerzo invernal (17-18) fue Philippe Coutinho, el fichaje más caro de la historia.