19 feb 2020

Ir a contenido

EL BARÇA VUELVE AL TRABAJO

Primero, el derbi; luego, Arabia Saudí...

Marcos López

La plantilla guardó un minuto de silencio por el fallecimiento de la madre de Sergi Roberto.

La plantilla guardó un minuto de silencio por el fallecimiento de la madre de Sergi Roberto. / FCBARCELONA

Tras una semana de vacaciones, el Barça de Valverde retornó este domingo a los entrenamientos. No estaban todos los jugadores de la plantilla, aunque por razones bien diversas. Messi, Luis Suárez, Neto y Arturo Vidal, que ha provocado un incendio con su denuncia por impago de 2,4 millones de euros al club, tienen permiso para retornar el próximo dos de enero, apenas 48 horas antes del derbi ante el Espanyol en Cornellà, el prólogo de un apretado calendario, que contiene, además, un título en juego.
Es la Supercopa de España, que se disputará en Arabia Saudí, con la semifinal (jueves, 9 de enero) ante el Atlético de Madrid de Simeone. Un día antes (miércoles, 8), Valencia y Madrid pelearán por una plaza en la final.

Con Ansu Fati 

No estaban  Messi, Suárez y Neto, destinado si no cambia al final de idea Valverde a ser el portero de la Supercopa, ni Arturo Vidal, pero sí comenzó Ansu Fati a realizar «una parte del trabajo con el grupo », como informó el club azulgrana.

Confía el técnico en recuperar al joven delantero para ese duro enero al que se enfrenta, teniendo en cuenta la "cruel" lesión muscular, una más, con la que fue castigado Dembélé. Ansu, hostigado por diversos problemas físicos, apenas ha jugado siete minutos en los cinco últimos partidos de la primera fase del curso.

Minuto de silencio por la madre de Sergi Roberto

Apareció en el tramo final del clásico contra el Madrid. De ahí, la necesidad que tiene Valverde de poder contar con Ansu, al igual que con Carles Pérez, el otro delantero de la cantera que sí se entrenó ayer con toda normalidad. En una sesión en la que también participó Iñaki Peña, el meta del Barça B, pero, en cambio, causaron baja Sergi Roberto y Wagué.
En el caso del centrocampista, el técnico le dió permiso tras el fallecimiento el pasado sábado de su madre María Rosa, por la que se guardó un minuto de silencio. El lateral senegalés, aquejado de una conjuntivitis, no se entrenó.