19 sep 2020

Ir a contenido

LIGA DE CAMPEONES

El Barça se mide al Inter sin presión... y sin Messi

El equipo azulgrana, con muchas novedades, buscará romper la maldición milanesa para poner la guinda a la fase de grupos

Valverde anuncia la titularidad de Neto en la portería y se deshace en elogios hacia Lautaro Martínez

Rafael Tapounet

Valverde, en la conferencia de prensa que ofreció en San Siro.

Valverde, en la conferencia de prensa que ofreció en San Siro. / AFP / MIGUEL MEDINA

Nunca ha podido ganarle el FC Barcelona al Inter de Milán un partido de la Copa de Europa en el Giuseppe Meazza. Desde que el Barça de Ramallets, Olivella, Kubala y Suárez batió en 1959 a los 'nerazzurri' en su feudo en un encuentro de la Copa de Ferias (2-4), todas las visitas del cuadro azulgrana al estadio milanés se han saldado con empates (cuatro) o derrotas (una, y particularmente dolorosa, en aquella oscura noche en la que se conjuraron Olegario Benquerença y un volcán islandés de nombre impronunciable). Acabar con esa maldición histórica es uno de los alicientes del duelo que enfrenta en San Siro a los equipos de Ernesto Valverde y Antonio Conte; un partido en el que el Inter se juega la clasificación para octavos de final (necesita igualar el resultado que consiga el Borussia Dortmund ante el Slavia de Praga) y en el que el Barça, con el primer puesto del grupo F en el bolsillo, presentará un once plagado de novedades.  

Para empezar, Leo Messi, Gerard Piqué y Sergi Roberto se quedaron en Barcelona por decisión técnica. También lo hicieron Jordi Alba y Semedo, que, en la recta final de su recuperación, llevan ya dos días entrenando con el grupo pero a los que Ernesto Valverde prefiere no forzar. Tras el trámite europeo, al equipo le aguardan un exigente desplazamiento a Anoeta y el Clásico del Camp Nou, de manera que se impone la cautela. Hasta seis futbolistas con ficha del filial (Iñaki Peña, Morer, Araujo, Riqui Puig, Carles Pérez y Ansu Fati) forman parte de la expedición y, aunque el técnico deberá hacer dos descartes antes del encuentro, no es descabellado aventurar que alguno de ellos puede incluso salir de inicio.

Quien sí jugará con seguridad, porque así lo anunció Valverde, es el guardameta brasileño Neto, que aún no se ha estrenado en partido oficial como jugador del Barça. “Es un gran portero que todavía no ha podido jugar”, sentenció el Txingurri, que en el encuentro con la prensa previo al partido se mostró visiblemente incómodo ante las preguntas, que fueron varias, sobre si las rotaciones en el equipo podían adulterar en algún sentido la competición. “En los dos años que llevo aquí hemos llegado a la última jornada de la fase de grupos con la clasificación hecha y el rival jugándose algo –recordó-. Y no hemos perdido ninguno de los dos partidos. Somos el Barça y se nos exige ir a ganar siempre. Y mañana [por el martes] lo intentaremos igualmente”.

Como es natural, la ausencia más comentada fue la del mejor futbolista del mundo, y más después de su exhibición del sábado frente al Mallorca. “Sabemos lo que es Messi y lo que significa –declaró el técnico-. Sabemos el miedo que infunde al rival. Pero contra el Inter el año pasado no jugó ninguno de los dos partidos [victoria azulgrana en el Camp Nou y empate en Milán]. Es un jugador determinante, pero no es la primera vez que falta y nuestra intención es mantener nuestro estilo de juego y nuestra competitividad”.    

Ansu Fati, a por otro récord

La ausencia del capitán, sumada a la baja por lesión de Ousmane Dembélé, abre las puertas del once inicial al joven Anssumane Fati, en la que sería su segunda titularidad en partido europeo. A sus 17 años y 40 días, Ansu (ya con el alta médica, aunque con “alguna molestia”, según apuntó Valverde) dispondría así de una nueva oportunidad para convertirse en el goleador más joven de la historia de la competición, una marca que hasta ahora ostenta el ghanés Peter Ofori-Quaye, que anotó un tanto para Olympiacos con 17 años y 195 días (de hecho, el canterano azulgrana tiene hasta el 13 de mayo para batir ese récord de precocidad, aunque es más que probable que las opciones de asomarse al equipo titular disminuyan cuando el torneo entre en la fase de eliminatorias).

El otro asunto caliente de la comparecencia de Valverde fue el posible fichaje del argentino Lautaro Martínez por el Barcelona. El técnico azulgrana trató de zanjar el tema desde el principio -"no quiero hablar de jugadores de otros equipos porque parece que estamos haciendo algo… No quiero hablar de Lautaro"-, pero acabó deshaciéndose en elogios hacia el joven delantero de 22 años por quien suspiran los grandes clubs europeos: "Es un jugador que está haciendo una gran campaña. Es un jugador rápido, potente. Nos hizo un gol de fuerza en el Camp Nou corriendo al espacio. Es diferente a Suárez, pero son dos delanteros natos, que están muy cerca del gol".