Ir a contenido

Los retos del mejor futbolista del mundo

¿Qué le queda por lograr a Messi?

A sus 32 años, el capitán azulgrana tiene a tiro varios logros y plusmarcas para completar su inverosímil palmarés

Rafael Tapounet

Messi agarra su sexto de Balón de Oro.

Messi agarra su sexto de Balón de Oro. / FRANÇOIS MORI/AP

Leo Messi devora récords con la avidez de un agujero negro. El sexto Balón de Oro que recibió el lunes en París se suma a una impresionante lista de logros y plusmarcas que garantizan al capitán del FC Barcelona una lujosa mansión de cristal en el Olimpo futbolístico. A sus 32 años, Messi empieza a hacer balance y a reflexionar en público sobre la inminencia del momento de la retirada; él sabe que tiene a su espalda una carrera de una riqueza sin parangón, pero no deja de pensar que aún le quedan retos que afrontar y objetivos que cumplir. Algunos probablemente se escaparán, pero otros parecen estar al alcance de su prodigioso pie izquierdo.

El rosarino habla de ello en la entrevista que la revista 'France Football' incluye en su número especial sobre el Balón de Oro. "Yo no cambiaría nada de lo que ha pasado en mi carrera –asegura Messi-. Con el Barça lo he ganado todo. Claro que me gustaría conseguir alguna cosa con Argentina. Eso sigue siendo un sueño. Pero, bueno, este es el destino que Dios me ha dado. No puedo hacer más".

Messi celebra un gol ante el Real Madrid en el Camp Nou / JORDI COTRINA

Una espina clavada

El equipo nacional es la gran espina clavada en el costado del mejor futbolista del planeta. Después de llevar a la albiceleste a la conquista de la Copa del Mundo sub-20 en el 2005 y a la medalla de oro olímpica en Pekín 2008, Messi no ha conseguido levantar un trofeo con la selección absoluta. Se quedó a las puertas en el Mundial de Brasil, en el 2014, y también en las ediciones de la Copa América del 2007, 2015 y 2016, pero en todos los casos cayó en la final. Hoy ya no se atreve a vaticinar si volverá a intentarlo por última vez en la Copa América del 2020 o incluso en el Mundial de Catar del 2022. "No pienso en el futuro –declara a 'France Football'-. Siempre he funcionado así, y ahora, aún más. Vivo al día. El futuro para mí es mañana y no miro más allá".

En cualquier caso, no necesitaría mirar mucho más allá de mañana para atisbar unos cuantos récords que sí tiene a tiro. Uno de ellos, por no salir del ámbito de la selección, es el de convertirse en el futbolista argentino con más internacionalidades de la historia. Con 138 partidos disputados, le quedan solo nueve para igualar el registro de su excompañero Javier Mascherano, de modo que esa marca caerá con toda seguridad.

Xavi en el horizonte

Si las lesiones no se interponen, también es muy probable que supere a Xavi Hernández como el jugador que ha vestido más veces la camiseta del Barça en partido oficial. 701 lleva Messi, frente a las 767 del centrocampista de Terrassa, que abandonó el club a los 35 años. En condiciones normales, el 'sorpasso' en esta categoría debería producirse a lo largo de la próxima temporada.

Otro desafío en el punto de mira del capitán azulgrana es el de pasar a encabezar la lista de los máximos anotadores en la historia de la Champions League. El argentino, segundo ahora mismo en el ránking, ha marcado en la competición europea 114 goles en 140 partidos, a una distancia asequible de los 127 tantos en 167 encuentros que presenta el portugués Cristiano Ronaldo, con dos años más.

Pelé, Gento, Alves, Casillas

Más retos factibles: ser el futbolista que ha marcado más goles para un único club (614 de Messi con el Barça frente a los 643 de Pelé con el Santos), igualar o superar el récord de campeonatos de Liga conquistados (con 10 alirones, está a dos de Paco Gento) y convertirse en el jugador con más títulos en su palmarés (atesora 34 y le faltan cinco para atrapar a Dani Alves). Algo más complicado será que pueda alcanzar la cifra de 181 partidos disputados en la Champions por Iker Casillas (lleva 140) y las seis Copas de Europa ganadas por Gento (tiene cuatro).

Son todas ellas conquistas que marcarán sin duda los últimos años de la milagrosa carrera deportiva de Lionel Messi Cuccittini. Una recta final que el presidente del Barça, Josep Maria Bartomeu, intuye todavía larga. "Hablo muchas veces con Leo y sé que le queda todavía mucho por jugar –aseguró en la madrugada del martes a la llegada de la delegación barcelonista al aeropuerto de El Prat-. Creo que hay Messi para rato". Que así sea, por el bien del fútbol.