Ir a contenido

HISTORIA DEL BALÓN DE ORO

Nunca habrá otro como Messi

El delantero del Barça ha batido marcas inverosímiles para construir una carrera inimaginable en apenas una década

Leo fue el primero en ganar cuatro Balones de Oro, y consecutivos, el primero en atesorar cinco y el primero que exhibe seis

Joan Domènech

Leo Messi cierra sus ojos sobre el cuarto Balón de Oro consecutivo ganado en el 2012 en una entrevista exclusiva que concedió a El Periódico.

Leo Messi cierra sus ojos sobre el cuarto Balón de Oro consecutivo ganado en el 2012 en una entrevista exclusiva que concedió a El Periódico. / jordi cotrina

Fue el primero en encadenar cuatro Balones de Oro, y además consecutivos, el primero en conseguir cinco y ha sido el primero en atesorar seis. Ese es solo uno de los capítulos del libro de los récords futbolísticos que anda escribiendo Lionel Messi. Con constancia, sin dejar de anotar ni un día una breve nota. Se presentó en París después de anotar en Madrid un golito, el 614 de su carrera, que subrayaba otra vez el inmenso talento el rey de la década y recordaba la ingente cantidad de méritos que ha contraído para ser, que lo es, uno de los cinco grandes de la historia del fútbol.

2009. El primer Balón de Oro que recogió en París. El Barça había ganado el primer triplete e iba en camino del sextete. / IGNASI PAREDES

Tenía 22 años cuando viajó por primera vez a París aquel enorme extremo "que no había imaginado nunca" que ganaría el Balón de Oro. France Football, sus periodistas internacionales, vieron el plus que tenía Messi en un equipo con Etoo (luego Ibrahimovic), Henry, Xavi, Iniesta... del Barça de Pep Guardiola.

"Sería impresionante conseguir más títulos", dijo Messi al recibir la bola dorada en los estudios alquilados por la revista para entregarle el trofeo. Cuando la enseñó en el Camp Nou era un derbi con el Espanyol que no jugó por lesión.

2010. Messi posa en el Camp Nou con el trofeo. Se impuso en la votación a Iniesta y Xavi, que habían sido campeones del mundo. / LLUÍS GENÉS (AFP)

La foto, el cénit

Se refería Messi a los títulos que había empezado a recolectar con el primer triplete del 2009, y a medio camino del único sextete logrado en la historia del fúitbol que le valió el segundo Balón de Oro. Al año siguiente. Tal vez el más discutido. Por los competidores a los que batió. Porque a su lado, no enfrente, había dos jugadores que lo merecieron tanto como él.

El título  más discutido fue el que logró ante Iniesta y Xavi, campeones mundiales en el 2010

Dos jugadores que a todo lo ganado con el Barça, añadían el Mundial del 2010. Xavi e Iniesta eran los primeros que reconocían el superior talento de Messi y los primeros en asumir la derrota. La foto de los tres pequeños genios, con la camiseta del Barça, representantes los tres de la cantera azulgrana, establecieron el cénit jamás vivido por una entidad futbolística. Y del Barça, por supuesto.

2011. La tercera conquista, después de la tercera Liga y de la segunda Champions de la 'era Guardiola', exhibida en el Camp Nou. / JORDI COTRINA

Era enero del 2011. A medio camino de otra temporada que concluyó con la conquista de la Liga y la Champions en la que el Barça arrasó al Manchester United en la final de Wembley.


Palabras mayores

Fue antes de que destrozara, en diciembre, al Santos de Neymar (4-0) en Yokohama y coronara al Barça por segunda vez como mejor equipo del mundo. Con el tercer Balón de Oro seguido  igualaba a Johan Cruyff, Marco van Basten y, sobre todo, a Michel Platini, el único que los había logrado consecutivos. Palabras mayores. Al año siguiente, lehabía adelantado.

2012. Cristiano e Iniesta, horas antes de que Messi recogiera el cuarto Balón de Oro consecutivo gracias a la portentos amarca goleadora que firmó. / JORDI COTRINa

Nació el 2012 y el Barça saldó en junio la era Guardiola con la Copa del Rey. A falta de títulos mayores, Messi cuajó un año en el que batió todas las marcas goleadoras para dejarlas en un estrato insuperable: 82 goles en partidos oficiales con el Barça y Argentina en la temporada, 91 en el año natural.

El segundo triplete

Necesitó de nuevo el empuje de los premios colectivos para volver a acariciar el la pelota dorada. En el 2015, con el segundo triplete, ya con Luis Enrique y Suárez y Neymar, aún con Xavi e e Iniesta, que se saldaría con cinco de los seis títulos.

2015. Messi exhibe el quinto galardón al mejor futbolista. El Barça, con Luis Enrique, Suárez y Neymar, obtuvo cinco de los seis títulos en juego. / JORDI COTRINA

Sin ninguno de ellos regresó a París. Con la Liga como único trofeo con el Barça. Pero cargado con el Pichichi de la Liga y de la Champions League, la Bota de Oro y el The Best.