Ir a contenido

La actualidad azulgrana

Dembélé, 255 días lesionado

El octavo percance muscular del francés en dos años y tres meses obliga al club a intervenir en busca de soluciones

Rafael Tapounet

Messi intenta consolar a Dembélé tras su lesión ante el Dortmund.

Messi intenta consolar a Dembélé tras su lesión ante el Dortmund. / JORDI COTRINA

El paso de Ousmane Dembélé por el FC Barcelona es como una serie de televisión con una premisa argumental prometedora y una factura técnica deslumbrante que no acaba nunca de despegar por culpa de un guion lleno de agujeros y de malas decisiones. La plataforma de 'streaming' se resiste a cancelar su emisión porque confía en que en cualquier momento la trama levantará al vuelo y la serie se pondrá a la altura de las expectativas que generó su estreno, pero las temporadas se van sucediendo y los problemas siguen ahí. En el caso de 'Dembélé', la tercera temporada lleva camino de ser igual que la segunda y que la primera: la exposición de un enigma tan tortuoso como sugerente cuya resolución se ve frustrada una y otra vez por culpa de los percances musculares del jugador. Como un 'Perdidos' con problemas serios de isquiotibiales.

El último episodio ha resultado especialmente descorazonador. La imagen del delantero francés sentado sobre el césped del Camp Nou en el minuto 25 del partido entre el Barça y el  Borussia Dortmund ha consternado a una audiencia que ya se está cansando de ver repetida esa escena y cuestiona tanto la actitud del protagonista como la pericia de los guionistas. Ocho lesiones musculares de diversa consideración ha sufrido Dembélé en los dos años y tres meses que lleva en el club azulgrana, que se han traducido hasta ahora en 255 días de baja. Es un dato alarmante, y más si se pone en contraste con las dos primeras temporadas del Mosquito como futbolista profesional, en el Rennes y en el Borussia Dortmund, en las que apenas acumuló una semana y media de ausencia por problemas físicos.

Ocho lesiones de Dembélé

Sin comunicado hasta el viernes

A esos 255 días va a haber que sumar el periodo de recuperación de esta última lesión. El primer parte de los servicios médicos del Barça, difundido de forma verbal tras una exploración de urgencia en los mismos vestuarios del estadio, se limitaba a constatar la existencia de un problema muscular en la pierna derecha, sin más precisión. Consciente de lo excepcional de la racha de contratiempos físicos de Dembélé, el club quiere afinar en lo posible el diagnóstico y ha decidido prolongar las pruebas hasta el viernes antes de emitir un comunicado oficial. Las primeras señales sugieren la posibilidad de una nueva rotura del bíceps femoral (la misma lesión que ya sufrió el pasado mes de mayo) pero habrá que esperar una confirmación.

En cualquier caso, es poco probable que Ousmane Dembélé vuelva a pisar un campo de fútbol en el 2019. Más allá de la gravedad de la lesión, los horribles precedentes obligan al futbolista y  al club a dedicar todo el tiempo que sea necesario a encauzar una recuperación que ya no solo debe ser física sino también psicológica. Las palabras de Luis Suárez después del encuentro de Champions -"Dembélé y el cuerpo médico tienen que intentar buscar soluciones"- ponen de manifiesto que en la plantilla azulgrana ya nadie cree que lo del francés sea solo un caso de infortunio.

Cambio de hábitos

Fuentes del club subrayan que en los últimos meses el jugador se había tomado verdaderamente en serio la necesidad de cuidarse y de atender a las señales de su cuerpo e incluso había estado haciendo trabajo específico con el fin de prevenir las lesiones. También había mejorado su actitud después de que la temporada pasada la dirección deportiva del Barça se viera obligada a reprenderle por unos hábitos de alimentación y de (falta de) descanso que estimaba poco profesionales. Pero ni ese mayor grado de compromiso ha servido para acabar con el tormento.

De hecho, el presente año ha resultado especialmente funesto para el 'Mosquito', que entre enero y noviembre ha coleccionado la terrible cifra de seis lesiones musculares, entre esguince de tobillo, roturas de bíceps femoral en ambas piernas y sobrecarga en los isquiotibiales. En la temporada 2019-20, Dembélé solo ha podido tomar parte en nueve de los 18 partidos que ha disputado su equipo (a sus problemas físicos ha habido que sumar una sanción de dos encuentros por censurar la actuación del colegiado en el choque liguero con el Sevilla): en total, 493 minutos sobre 1.620.

"Estamos tristes por él. Se estaba encontrando bien, a gusto. Vamos a ver si le podemos ayudar", comentó Ernesto Valverde tras la recaída del francés en el último capítulo de su exasperante serie. Poco después, se estrenaba por todo lo alto en el Liceu otra serie, 'MatchDay' (Rakuten TV), que documenta cómo vivió el  vestuario barcelonista el agridulce pasado curso. Uno de los capítulos más relevantes es el que gira en torno a la derrota de Anfield, pero Dembélé no aparece ahí porque ese día se quedó en Barcelona. Lesionado.