Ir a contenido

La actualidad azulgrana

Una defensa de excepción para un mes de vértigo

El Barça afronta una exigente serie de ocho partidos antes de Navidad con la zaga diezmada por las lesiones y las sanciones

Rafael Tapounet

Moussa Wagué (en el centro) y Junior Firpo (derecha), en el entrenamiento del jueves en la Ciutat Esportiva Joan Gamper.

Moussa Wagué (en el centro) y Junior Firpo (derecha), en el entrenamiento del jueves en la Ciutat Esportiva Joan Gamper.

El FC Barcelona afronta a partir de este fin de semana un mes de vértigo antes del paréntesis navideño. El equipo azulgrana tiene por delante una serie de ocho partidos en cuatro semanas en la que figuran compromisos de tanta envergadura como la visita al Wanda Metropolitano, los duelos de Champions ante el Borussia Dortmund y el Inter de Milán y, por supuesto, el Clásico del Camp Nou que fue aplazado al 18 de diciembre. Para añadir dificultad al reto, los de Ernesto Valverde deberán, además, iniciar esta pista americana con el hándicap de una defensa diezmada que obligará al técnico extremeño a hacer malabarismos para componer una retaguardia de garantías.

La primera prueba llegará ele sábado en Butarque, frente al colista de la categoría, el Leganés. Con Nelson Semedo y Jordi Alba fuera de juego por sus respectivas lesiones y Sergi Roberto sancionado por acumulación de tarjetas, el Barça alineará una zaga del todo inédita, con el senegalés Moussa Wagué, que aún no ha debutado esta temporada, ocupando el lateral derecho y Junior Firpo en el carril izquierdo.

En el eje de la defensa, Gerard Piqué y Clément Lenglet tienen todas las papeletas para estar en el once inicial, aunque la inclusión del central de La Bonanova esté tal vez condicionada por la dedicación que el jugador ha prestado durante toda la semana a su último pasatiempo empresarial, la nueva Copa Davis. A favor de la presencia de Piqué juegan, sin embargo, dos factores: por un lado, el futbolista catalán no podrá jugar, por sanción, el miércoles contra el Borussia Dortmund y, por otro, Valverde apenas tiene alternativas.

Umtiti, entre algodones

Samuel Umtiti podría ser una opción válida en Butarque, pero la ausencia de Piqué en el importantísimo duelo de Champions de la próxima semana convierte al francés en titular casi seguro ante el Dortmund. Y después de ver cómo los recurrentes problemas de rodilla le están impidiendo hasta ahora jugar dos partidos seguidos a pleno rendimiento, parece sensato reservar a Umtiti para cuando su concurso sea verdaderamente imprescindible. Por otro lado, el joven Jean-Clair Todibo apenas entra en los planes de Valverde y algunas informaciones apuntan a que el Barça está tanteando un posible traspaso al Bayer Leverkusen en el mercado de invierno o, en caso de no concretarse la operación, una salida en forma de cesión.

La situación ha llevado al 'Txingurri' a convocar en los últimos entrenamientos a tres defensas del Barça B: se trata del lateral derecho Dani Morer, que ya jugó como titular en el partido solidario que los azulgranas disputaron en Cartagena la semana pasada; el central Óscar Mingueza, y el lateral izquierdo Sergio Akieme, un joven talento hispano-ecuatoguineano que llegó este septiembre al filial procedente del Rayo Vallecano. Alguno de ellos estará casi seguro hoy en la lista de convocados para el encuentro de Leganés.