Ir a contenido

ANÁLISIS DE LA CAÍDA AZULGRANA

Cómo volver a jugar bien: los entrenadores opinan

Técnicos como Antic, Víctor Muñoz y Márquez afirman que los problemas del Barça son diversos y que no solo afectan al juego

Emilio Pérez de Rozas

Valverde dirige a los jugadores durante el Barça-Slavia del Camp Nou.

Valverde dirige a los jugadores durante el Barça-Slavia del Camp Nou. / JORDI COTRINA

Es evidente que todo el mundo mira al césped, al juego, en busca de la excelencia. Es evidente que, al tratarse del Barça, toda exigencia es poca. Nadie mira las clasificaciones, pues el Barça es lider en España y en Europa. Poca cosa para alguien que juega en el Liceo del fútbol. Y, sin embargo, hay entrenadores, como Radomir AnticVíctor Muñoz y Manolo Márquez que, sin apartar la mirada de Ernesto Valverde (al que salvan) creen que los problemas son otros, muy difíciles de afrontar. Y solucionar, sí.

1.- Antic: "¿Por qué todo el mundo desprecia a los rivales?"

"Podemos empezar, si quieren, por los rivales. Sí, sí, empecemos por los rivales. ¿Por qué, en el fútbol, siempre que se trata de analizar a un 'grande', la primera idea que aparece es el desprecio al contrario, al rival? Porque siempre nos creemos superiores y pensamos que el Real Madrid debe apalizar al Betis, el City ridiculizar al Atalanta y el Barça golear a un fabuloso Slavia, que, al menos en el sentido táctico, físico, mental y disciplinario, estuvo prodigioso en el Camp Nou. O esa es mi opinión", empieza diciendo un muy convencido Radomir Antic.

Messi se lamenta de un error ante el Slavia. / JORDI COTRINA

"Segundo punto y sé que no va a gustar, pero debo decirlo porque es así como siento, porque amo esa ciudad y ese club: ¿de verdad está el ambiente en esa ciudad como para entrenar, prepararse y jugar a fútbol? No sé, me temo que todo lo que está ocurriendo en Barcelona, donde, supongo, ha de ser imposible cerrar los ojos y los oídos, debe estar afectando al ánimo, la manera de vivir, entrenarse y jugar de la mayoría de futbolistas. Supongo", añade el extécnico azulgrana, orgullosísimo de haber preparado al Barça.

"Ni Messi ni mucho menos Busquets están en su mejor forma. ¡Ojalá la recuperen!", dice el extécnico azulgrana

Antic, que a lo largo de la charla con EL PERIÓDICO DE CATALUNYA insistió en lo mucho y bien que el Slavia de Praga planteó el duelo con el Barça ("hasta llegué a llamar a mi amigo Pantic y estuvimos hablando de lo mucho que nos gustaba y nos recordaba a nuestro gran Atlético"), cree que no podemos olvidar que "los rivales ya se conocen de memoria el fútbol creativo del Barça y que, si algo ha sido investigado, meditado, preparado y puesto en escena por un millón de entrenadores durante los últimos 10 años, han sido métodos para frenar su juego ofensivo. Llegado este momento, no nos extrañe que, rivales pequeños y grandes, lo hayan conseguido en más de una ocasión, por eso jamás, nunca, hay que despreciar al contrario".
Y, finalmente, Antic hace dos reflexiones muy cortas.Una: "Ni Messi ni nadie, mucho menos Busquets, están en su mejor forma. ¡Ojalá la recuperen!" Y, dos, "sería bueno que los centrocampistas se acostumbrasen, como hace Arturo Vidal, a llegar con fuerza y gol al área rival".

Ansu Fati intenta una jugada de ataque contra el Slavia. /JORDI COTRINA

2.- Víctor: "Valverde ha decidido meter mano en el equipo"

Víctor Muñoz, uno de los grandes futbolistas azulgranas, coincide con Radomir Antic que ya no se lleva eso de que Real Madrid, Barça y/o Manchester City, como piensan muchos, "tengan, no que ganar, sino golear sin bajar del autobús". Víctor defiende, por encima de todas las movidas habidas y por haber, en el entorno y en el vestuario, que lo más importante que ha ocurrido en el Barça y de lo primero que se tiene que acostumbrar y adaptar el vestuario, "es que Ernesto (Valverde) ha decidido meter mano al equipo, a la plantillay a lo que se le ponga por delante. Y, según tengo entendido, anunciándolo a bombo y platillo en el vestuario, es decir, que ni se ha escondido ni piensa hacerlo. Ha dicho que se acabaron los jugadores intocables, indiscutibles".

"Se acabaron los 11 fijos del Flaco Menotti, aquí van a jugar los que estén mejor o los más adecuados para cada partido", advierte

Y aquel fornido centrocampista todoterreno cree que ese golpe en la mesa del 'Txingurri' ha hecho tambalearse todo el tablero y las fichas han de volver a su sitio, poco a poco. "Se acabaron los 11 fijos del 'Flaco' (Menotti), aquí van a jugar los que en mejor forma estén o los más adecuados para cada partido. Esa idea, en un vestuario como el Barça, no es fácil de implantar".
Víctor es de los que piensa que el Barça, como el resto de equipos grandes europeos, tardará en ponerse en forma. "Aquí nadie mete miedo, nadie. Miren el City donde está en la Premier y cómo empató en el campo del Atalanta. O cómo gana la Juve". Y, por tanto, para Víctor "el Barça sigue siendo ¡vaya que sí! aspirante a todo".
Para Víctor es vital que las piezas encajen y los nuevos se conozcan. "No parece que Griezmann vaya a ser una repetición de inadaptación como Coutinho, no, y sí que cuando De Jong se integre de verdad, será estupendo. Cuanto tengamos la mejor versión de cada futbolistas, volveremos a tener la mejor versión del Barça como equipo".

Los jugadores del Barça abandonan decepcionados el Camp Nou tras el empate con el Slavia / JORDI COTRINA

3.- Márquez: "Pues sí, los jugadores tienen demasiado poder"

No porque sea el más modesto, el menos conocido, haya entrenado a Las Palmas en Primera y al ISTRA de Croacia, tiene la boca más pequeña o sus razonamientos son menores. ¡Ni hablar! Manolo Márquez cree que los problemas del Barça no están, desde luego, en el césped, en su juego o en manos de Ernesto Valverde "un buen entrenador y un gran gestor de grupos".

"No creo que el problema sea Valverde, es un buen entrenador y un gran gestor de grupos", recalca el extécnico del Las Palmas

"A los futbolistas del Barça, se llamen Messi, Piqué o Suárez, les ha encantado demostrar, ya sin tapujos, que ellos son los que mandan. Y, por tanto, convertidos en los dueños (o casi), han de ser ellos los que saquen la nave adelante ¿no? ¿Es normal que Piqué diga lo que dice y desde arriba no le llamen la atención? ¿Es normal que ensalce a Neymar, con lo que ello supone de desprecio a Griezmann? ¿Puede alguien gobernar un vestuario con ese grado de autosuficiencia y poder? A mí, al menos, me resulta evidente que los problemas del Barça no son futbolísticos ni de juego, son de mando, de vacio de poder, de falta de autoridad, pues se ha dejado que de palabra y de hecho, los futbolistas se crean los dueños".
"No creo que el problema sea que a Valverde le guste tener un medio de contención como Arturo Vidal, ya lo tenía en el Espanyol (Hurtado) y en el Athletic (Sanjose). O la descolocación de Griezmann, que ya se adaptará; o el aterrizaje de De Jong, que es buenísimo... El problema es que, visto lo que ve, lo que siente y lo solo que está, Valverde ha decidido estar menos pendiente de Messi y más hacer lo que él cree que debe hacer. ¡Total, se sabe condenado! Insisto, los problemas del Barça, existen, pero los más graves no son los futbolísticos, los de juego".