Ir a contenido

LA LIGA DE CAMPEONES

El casi gol de Suárez: el gafe continúa

El tanto del uruguayo se otorgó a Olayinka en propia puerta y suma ya 20 partidos sin marcar fuera

"Nos ha tocado sufrir", dice Valverde. "Es necesario hablar de cosas que mejorar", remarca Ter Stegen

Luis Mendiola

Sergio Busquets celebra con Luis Suárez el segundo gol azulgrana 

Sergio Busquets celebra con Luis Suárez el segundo gol azulgrana  / ROMAN VONDROU (DPA)

No puede ser cuestión solo de una mala racha. Debe existir alguna otra explicación. Pero nadie parece dar con ella. Lo cierto es que la falta de gol de Luis Suárez fuera del Camp Nou empieza a tener tintes de de maldición.  Ya son 20 partidos fuera sin ver puerta. Más de 30 horas sin conseguir ver la luz. Una eternidad para alguien que ha hecho fortuna de su puntería. Un expediente X en toda regla que, por suerte, se encargó de desactivar Messi -¿quién si no?- para añadir otra muesca en su historial: lleva 15 temporadas consecutivas marcando en la competición europea.

 “Messi es el jugador capaz de decidir en cualquier jugada, cada día va mejor”, le  reconoció Ernesto Valverde, que admitió que el Barça sacó los puntos de Praga, eso sí, sufriendo.  “Hemos tenido opciones para resolver y estar tranquilos, pero el marcador era corto y ellos se han ido el arriba con seis o siete jugadores en el área y era complicado defenderlos. Nos ha tocado sufrir. Me gustaría que no se hubiera descontrolado tanto. Pero estos partidos también hay que saber jugarlos. Quizás nos ha faltado algo más de tranquilidad para resolver nuestras opciones”, valoró el entrenador azulgrana.

La desgracia de Suárez volvió a hacerse evidente en  Praga. De nuevo regresa a Barcelona a cero. De nuevo porque el balón que acabó en la red y que supuso el segundo tanto azulgrana lo hizo después de un rebote en Olayinka. El golpeo en el defensa bastó para despistar a Kolar, el guardameta del Slavia. Otro no-gol en su cuenta. Igual que ocurrió la pasada temporada en el campo del Manchester United. El remate de Suárez aquel 10 de abril golpeó en Shaw antes de entrar en la portería. En el acta quedó claro: gol en propia puerta.

Desde 2015

Los datos lastran la versión de Suárez como visitante, porque en el Camp Nou ya ha conseguido estrenarse (logró los dos goles frente al Inter) y en la Liga no tiene dudas: cinco tantos en siete jornadas. Es en Europa donde se cimenta su obsesión. De hecho, desde la temporada 17-18, el Barça suma 17 goles de Messi; siete gracias a rebotes, es decir en propia puerta,  y 4 de Suárez. El último gol del nueve barcelonista fuera del estadio llegó en septiembre del 2015 en Roma. Demasiado tiempo para no llevar la cuenta del charrúa, que tuvo sus opciones, en especial en un remate cruzado con la derecha (m. 69) cuando parecía tenerlo todo de cara.     

“Es verdad que hemos sufrido bastante. Ellos han metido más gente arriba y ha sido casi un cara y cruz. Pero ganar fuera siempres es importante. Eso nos hace líderes y nos da una ventaja ”, concedió Busquets. Mucho más crítico fue Ter Stegen en su valoración. “No hemos jugado al nivel que queríamos estar, menos mal que hemos sacado los tres puntos.  Pero es necesario de hablar algunas cosas. Hay cosas que mejorar. Pero eso es más interno. Me gustaría hablar primero con los que han estado en el campo”, remarcó el guardameta alemán, aunque desveló algunas de las razones de su malestar. “Nos empatan en la primera ocasión de la segunda parte, en la que estaba bastante solo, esto no nos puede pasar”.

Temas: Champions