Ir a contenido

fecha del clásico

Competición fija el Barça-Madrid para el 18 de diciembre y Tsunami Democràtic ya avisa con acciones

El partido debía jugarse este sábado pero ha sido aplazado por las protestas políticas en Barcelona

La plataforma independentista lanza un tuit en que proclama victoria por el aplazamiento

Alejandro García

Gerard Piqué y Leo Messi se abrazan tras un gol.

Gerard Piqué y Leo Messi se abrazan tras un gol.

Ya es oficial, aunque no definitivo. El comité de competición ha sentenciado que el Clásico Barça-Madrid se jugará el miércoles 18 de diciembre, en medio de una jornada de la nueva Copa del Rey, pero La Liga ya ha puesto en marcha la máquina de recursos alegatorios y pretende pelear hasta el final lo que considera un derecho propio: fijar la fecha de uno de sus dos partidos más importantes del año. 

Pero nada hace anticipar que el 18 de diciembre vaya a desarrollarse de la forma tranquila que buscaba Javier Tebas al forzar el aplazamiento de un partido que debía jugarse este próximo sábado, a las 13.00 horas. Tsunami Democràtic, la plataforma que confecciona acciones de protesta por la sentencia del 'procés', ha divulgado esta noche un tuit en que emplaza a los suyos a la nueva fecha: "Ganar sin bajar del autocar. Nos vemos el 18 de diciembre".

Los dos clubes ya habían convenido el 18 de diciembre, miércoles, como el día elegido antes de la primera resolución, pero el comité dejó un plazo para que Tebas y La Liga presentaran un montón de informes contra la fecha elegida que, en su comunicado, la Federación se ha encargado de señalar que no son vinculantes. 

 

En esos recursos, recogidos en la sentencia, La Liga defiende su potestad para fijar la nueva fecha del partido suspendido, más allá del acuerdo entre clubes, y solicita que se fije el cuatro de diciembre, la primera fecha libre que permite el calendario. 

Día de la Copa y de Mundial de Clubes

Los diferentes escritos del equipo jurídico de Tebas también señalaron a la jueza como impedimentos que el 18 que sea miercoles, mal día para un partido clave en la venta de derechos audiovisuales, y que coincida con jornada de Copa del Rey y con la semifinal del Mundial de Clubes. 

En la sentencia, el comité de competición se considera con la potestad para fijar la fecha de un partido suspendido por causas excepcionales, pero reconoce que no hay un procedimiento regulado para estos casos y que, con la resolución, busca un consenso que ha conseguido de todas las partes, salvo de La Liga; y que primen las consideraciones deportivas.

La guerra por el fútbol español

La ingente batalla entre las dos fuerzas que estiran del fútbol español hacia su regazo, Liga y Federación, no para de propiciar víctimas y problemas para todos los actores implicados. Los tiempos judiciales y la sentencia han querido propiciar un enfrentamiento interno en la asociación de clubes; con Rubiales, habitual contendiente ante La Liga, a un lado para que Tebas tenga que batallar contra Madrid y Barça. El perjudicado final es el aficionado, el peninsular, el americano o el asiático, con la fecha en el aire entre miércoles oscuros y fríos de diciembre. 

La reacción de La Liga no se demoró y no contuvo ningún elemento inesperado: “La Liga no comparte la resolución del Comité de Competición de fijar el 18 de diciembre, siguiendo el acuerdo alcanzado por el FC Barcelona y el Real Madrid, pese a la negativa de La Liga”, comenzaba diciendo la comunicación oficial, con dardo directo a los dos clubes implicados. En su escrito, La Liga oficializa las acciones legales que ya había anunciado con el fin de habilitar el miércoles 4 de diciembre como fecha hábil para poder jugar partidos ligueros.

Comunicado oficial de La Liga tras la resolución sobre la fecha del Clásico. / (Laliga.es)