Ir a contenido

LA CITA DE PRAGA

Lenglet: "Respetamos al Slavia porque hace las cosas bien"

El central francés destaca el talento ofensivo del equipo checo, al que califica de "peligroso" y aventura que el Barça "sufrirá" como en Eibar

"Firmo acabar más partidos sin encajar goles que dando asistencias", dice tras haber generado el 0-1 de Griezmann

R. T.

Lenglet pugna con Enrich en el Eibar-Barça del pasado sábado.

Lenglet pugna con Enrich en el Eibar-Barça del pasado sábado. / JAVIER ETXEZARRETA (EFE)

Clément Lenglet aventura que el Barça "sufrirá" en Praga "como en Eibar", aunque el marcador de Ipurua desmienta los apuros que pasó el equipo o notó el defensa francés. Lenglet sabe que el último rival y el próximo hacen "cosas similares y otras diferentes", pero también está seguro de que el Barça enseñará que "tiene un plan de partido". Y, supone, espera, que se llevará los tres puntos del Eden, el nombre del estadio del Slavia.

Lenglet no se fía del equipo teóricamente más débil del grupo, que fue capaz de empatar en el campo del Inter (encajó el 1-1 en el último minuto) aunque perdiera con el Borussia Dortmund (0-2). "Lo respetamos mucho porque hace las cosas bien", aseguró. Entre ellas, la faceta que más preocupa a un defensa: el ataque. "Tienen calidad y poder ofensivo, es un equipo al que le gusta atacar y que crea ocasiones", comentó Lenglet, después de confesar que ha cambiado su percepción del líder de la República Checa: "Ya sabíamos que era un equipo competitivo, pero tras los dos partidos sabemos que es peligroso. Meten muchos jugadores en el área cuando atacan".

"Firmo acabar más partidos sin encajar que más partidos dando asistencias. Los defensas estamos más contentos cuando no recibimos goles que cuando damos uno", confiesa Lenglet

Crear e impedir goles

Pero el Barça ha recuperado la solidez defensiva que le caracterizaba. Solo dos goles encajados en los cinco últimos partidos lo acredita. La mejoría ha sido "individual y colectiva", apuntaba Lenglet, y no solo en la última línea. Lenglet, además, llegó a participar en el primer gol del Barça en Eibar con un pase largo a Griezmann. Estaba contento por el tanto de su compatriota -"no hay caso Griezmann, ahora nadie puede decir nada de eso", apuntó, de la frialdad de su trato con Messi- y porque Ter Stegen hubiera firmado un partido sin tener que parar ni un balón.  

"Firmo acabar más partidos sin encajar que más partidos dando asistencias. Los defensas estamos más contentos cuando no recibimos goles que cuando damos uno", explicó Lenglet. En Praga tiene el puesto de titular garantizado junto a Gerard Piqué, que vuelve tras cumplir su sanción liguera. Esa garantía procede, además de su regularidad, por la ausencia de Samuel Umtiti, que reapareció el sábado y vuelve a estar de baja después de recibir un golpe en el entrenamiento antes de volar a Praga.