17 feb 2020

Ir a contenido

RETORNO A LA LIGA EN EIBAR

Valverde recupera a Umtiti

El técnico se lleva a Vitoria a 22 jugadores, incluído el central francés y Junior Firpo, aunque aún no tienen el alta médica

"He hablado con Dembélé. Y hay una pequeña diferencia entre el acta arbitral y lo que dijo Dembélé", revela el entrenador

Marcos López

Umtiti, a punto de empezar el entrenamiento en la ciudad deportiva de Sant Joan Despí.

Umtiti, a punto de empezar el entrenamiento en la ciudad deportiva de Sant Joan Despí. / EFE / ENRIC FONTCUBERTA

Retorna el Barça a la Liga con un viaje inusual ante una circunstancia inusual. No quiso correr riesgo alguno Valverde. De ahí que el técnico modificara todos los planes para estar durmiendo este jueve en Vitoria, donde el equipo realizará el último entrenamiento previo a la visita el sábado a Ipúrua, el hogar que acoge al rocoso Eibar de Mendílibar, por mucho que habite ahora en la zona gris de la clasificación. Es decimocuarto tras sumar solo nueve puntos de los 27 posibles.

Valverde se ha traído hasta Vitoria al Barça al completo prácticamente. Subió al avión a 22 jugadores, incluidos dos (Umtiti y Junior Firpo) que aún no tienen el alta médica aunque la podrían recibir horas antes de jugar contra el equipo vasco. Solo se han quedado en casa los sancionados Piqué y Dembélé. Por si acaso, y ante la situación excepcional que se vive en Catalunya, el técnico ha hecho viajar incluso a Arnau Tenas, el portero del Barça B.

De esta manera, tan extraña y atípica, ha preparado el campeón su reencuentro con la Liga después de un parón de 15 días por los compromisos de las selecciones. Un parón del cual ha salido indemne el Barça porque no ha tenido ni un solo lesionado. Ahora le toca al técnico gestionar los amplios recursos que posee en la plantilla, obligado, eso sí, a diseñar un eje nuevo de la defensa donde vuelve Lenglet, que cumplió su sanción ante el Sevilla, pero pierde a Piqué, que vio la quinta amarilla frente al conjunto andaluz.

Una oportunidad, por lo tanto, para que Umtiti asome de una vez por todas en el escenario azulgrana. No ha jugado el francés ni un solo minuto esta temporada. Se fue en el anterior parón a la concentración de la selección francesa y volvió lesionado sin haber disputado ni un solo minuto tampoco. Una fisura en el segundo metatarsiano del pie derecho envió de nuevo a Umtiti a la enfermería. Al menos, viajó con el equipo. Al igual que Junior Firpo. Y la intención, tanto de los médicos como del propio Valverde, es que ambos reciban el alta médica y estén disponibles contra el Eibar. Recupera, además, al juvenil Ansu Fati, que ya superó sus problemas físicos.

Jordi Alba, a punto

Otro asunto será que entre directamente en el once inicial. De momento, Lenglet recuperará su puesto, pendiente de si Valverde sigue apostando por Todibo  (“es un jugador joven con grandes cualidades físicas que pensamos que nos tiene que ayudar en el futuro y en el presente,  está aprendiendo y esperamos mucho de él”, dijo el técnico) o le abre, al fin, la puerta a Umtiti. Además, en la defensa, el entrenador no tendrá que recurrir al invento de colocar a Semedo como lateral zurdo porque Jordi Alba ya está a punto. ”Creo que está preparado para empezar y jugar. El otro día era un poco pronto aún”, admitió Valverde en referencia al duelo con el Sevilla donde no quiso forzar el retorno del defensa.

"Messi tiene que ir poco a poco y buscando su mejor momento. Está en ese proceso" (Valverde)

Con Messi, después de recoger de manos de sus hijos la sexta Bota de Oro, el entrenador se siente optimista. “Es un jugador que tiene que ir poco a poco y buscando su mejor momento. Está en ese proceso, esperamos que con los partidos que vienen apunte más cosas”, afirmo el ‘Txingurri’.

Estuvo en todo momento conciliador con los pequeños conflictos que sacuden a diario a su equipo, especialmente en el caso de Dembélé, cuyo altercado verbal con Mateu Lahoz le ha hecho perderse la vuelta a la Liga. "He hablado con él y le pregunté qué le había dicho al árbitro. Hay una pequeña diferencia entre lo que dice el acta y lo que dice Dembélé. Hay situaciones en las que a un jugador se le puede ir la cabeza. No creo que puede ser el caso del Dembélé. Hay veces que los árbitros expulsan por poca cosa y otros días no te expulsan por decir barbaridades. No creo que pase normalmente”, afirmó.