Ir a contenido

BARÇA FEMENÍ - MINSK (5-0)

El Barça sentencia con un tsunami de fútbol la eliminatoria ante el Minsk

El 5-0 final se queda muy corto para la aplastante superioridad mostrada por el equipo azulgrana

Rafael Tapounet

Caroline Graham Hansen conduce el balón ante el Minsk.

Caroline Graham Hansen conduce el balón ante el Minsk.

El Barça Femení no afloja. En una temporada en el que los partidos empiezan a contarse por goleadas, las azulgranas se deshicieron del Minsk con una facilidad insospechada (6-0) y pusieron un pie y medio en los cuartos de final de la Champions League.  

Las bielorrusas se plantaron en el partido con la defensa muy adelantada, buscando explotar la potencia de la nigeriana Ogbiagbevha en ataque. Pero el atrevimiento les duró poco más de cinco minutos, el tiempo que tardó el Barça en abrir el marcador con una jugada precisa en la que Leila ganó la espalda a su par y puso un centro que Caroline Graham Hansen convirtió en un pase de la muerte para Oshoala, que remató a la red.

El gol desencadenó un tsunami de juego azulgrana que obligó a las jugadoras del Minsk a recular hasta su área, pero ni así pudieron resguardarse de la oleada de goles y ocasiones generada por el Barça. En apenas 20 minutos cayeron otros tres tantos, que con toda justicia pudieron ser cinco o seis. Marta Torrejón, a la salida de un córner (minuto 19), y Aitana Bonmatí, en dos ocasiones (minutos 21 y 25), dejaron sentenciado el partido y acaso la eliminatoria antes de que se cumpliera la primera media hora. Y solo la portera Voskobovich, que le detuvo un penalti a Mariona, evitó que la manita llegara antes del descanso.

Administrar la plantilla

En la segunda parte, las locales levantaron el pie del acelerador y permitieron al Minsk trenzar alguna jugada, pero sin que Sandra Paños se viera obligada a estrenar los guantes. Lluís Cortés aprovechó la ventaja para administrar la plantilla: brindó a la joven Laia Codina la oportunidad de debutar en la Champions (en sustitución de Mapi León), retiró del césped a la noruega Caroline Graham Hansen, cuya superioridad en la banda derecha empezaba a resultar abusiva, e hizo entrar a Jenifer Hermoso por Oshoala.

Los cambios restaron ritmo al juego del Barça, que aun así tuvieron ocasiones sobradas para ampliar el marcador. No lo consiguió hasta el minuto 84, cuando Torrejón envió un cabezazo al larguero y Hermoso aprovechó el rechace para rematar a gol y poner en el luminoso el definitivo 5-0, un resultado muy corto para los méritos mostrados por unas y otras sobre el campo pero más que suficiente para viajar a Bielorrusia con tranquilidad.