19 sep 2020

Ir a contenido

ASAMBLEA EN EL PALAU

No habrá voto electrónico en el Barça

Hubo 359 votos a favor, 173 en contra y 67 en blanco, pero se necesitaban dos tercios para que se aceptara la petición de Font

La directiva realizó un largo argumentario en contra antes de la votación, pero terminó votando sí a la propuesta del precandidato

Joan Domènech

Víctor Font se dirige a los compromisarios en la asamblea en el Palau Blaugrana.

Víctor Font se dirige a los compromisarios en la asamblea en el Palau Blaugrana. / JORDI COTRINA

No habrá voto electrónico en las próximas elecciones a la presidencia del Barcelona, fijada para el 2021. No se salió con la suya Víctor Font, uno de los precandidatos que están trabajando para acudir a esos comicios en los que se elegirá al sucesor de Josep Maria Bartomeu, que ya no puede presentarse porque habrá agotado los dos mandatos que fijan los estatutos del club. Había 625 compromisarios en el Palau. Y votaron 359 a favor, 173 en contra y 67 en blanco.

Hubo mayoría, pero se necesitaban dos tercios, o sea 417 votos, para que la propuesta de Font saliera adelante. El partido contra el Sevilla se acercaba, quedaba poco más de una hora, y los compromisarios abandonaban precipitadamente el Palau Blaugrana. Y esperaron de pie, ya casi en la salida, el resultado final de la votación. Le faltaron, por lo tanto, 58 votos.

El club, tras leer "una memoria justificativa" de cinco folios en un largo y plomizo discurso de María Teixidor, la secretaria de la junta, desgranó después los argumentos para votar a favor de la propuesta de Font, quien tuvo después la posibilidad de dirigirse a la asamblea, a pesar de que no era compromisario.

Argumentos en contra; voto a favor

Por un lado, la directiva dedicó minutos y minutos a diseccionar los argumentos en contra a través de esa extensa tesis sostenida por Teixidor, la misma que terminó luego anunciando que la junta que votaría a favor.

"Que no sea nuestra propuesta no quiere decir que no la valoremos positivamente", ha dicho Teixidor, recordando que "la junta lleva más de cuatro años luchando por la reforma de la ley para introducir el voto electrónico". En ese sentido recordó que el Barça tiene un "grupo de trabajo específico" para abordar esta cuestión.

Votar en otras sedes físicas

Pero Teixidor, antes de que los compromisarios dieran su opinión final, quiso dejar claro que "votaría sí" a favor de la propuesta de Font. Pero, de forma inmediata, había advertido que está trabajando en la búsqueda de una fórmula para que "los socios puedan votar en las próximas elecciones en otras sedes físicas" más allá del Camp Nou para fomentar la participación.

Había recordado Teixidor las deficiencias de ese sistema de voto electrónico. "Ahora no son fiables y la vulnerabilidad y el fraude de estos sistemas están puestos en evidencia en un informe del Parlamento Europeo del 2018". Puso el ejemplo de la consulta por el tranvía de la Diagonal o las elecciones a la Cámara de Comercio de Barcelona, que "tiene 20 demandas, todas ellas admitidas por los juzgados, para anular las elecciones".

Font se dirige a los compromisarios en la asamblea del Palau Blaugrana. / JORDI COTRINA

"Llevamos 16 años con este tema sobre la mesa y no pasado nada. ¿Por qué? Porque la junta actúa como propietario y quien ostenta el poder tiene una capacidad de influir en algunos sectores" (Víctor Font)

Y recordó que la directiva ha permitido a Víctor Font, a pesar de que no es compromisario, dirigirse a la asamblea. Entonces tomó la palabra el socio 70.990 instalado en el mismo estrado que ocuparon antes Bartomeu (presidente), Tombas (vicepresidente económico) y Grau (CEO del club). "Llevamos 16 años con este tema sobre la mesa y no ha pasado nada. ¿Por qué? Porque la junta actúa como propietario y quien ostenta el poder tiene una capacidad de influir en algunos sectores", ha recalcado Font.

"Vengo representando a más de 5.000 socios. Quiero hacerles una propuesta, pero antes quiero valorar de forma positiva que la directiva haya decidido votar sí a esta propuesta", ha subrayado Font.  "Queremos un pequeño ajuste estatutario, cuando la ley lo permita, para que el voto electrónico sea utilizado como complemento al voto presencial en las elecciones".

Mensaje a Cardoner

En ese sentido, y desde las elecciones de 1978, las primeras en la historia del club, no se ha superado, según recordó Font, "el 53% del censo". Ha argumentado que "es hasta cierto punto es normal porque hay problemas de edad, de falta de movilidad o de problemas económicos" no puedan ejercer ese derecho al voto de cualquier socio. "Es como complemento al socio presencial", ha apuntado, de nuevo, Font.

"El voto electrónico es una realidad. ¿Hay problemas? Sí, como en el presencial. Lo usan ayuntamientos, universidades y hasta la Guardia Civil en el 2017", ha indicado el precandidato a las elecciones del 2021. "Si la junta quiere de verdad usarlo, ¿por qué no lo ha utilizado hasta ahora?", se ha preguntado Font. "Quien ostenta el poder tiene una capacidad para influir en el colectivo".

Algunos socios reprocharon a Font que esté en "precampaña" y otros, en cambio, apostaron por la modernización

Y luego incidió en lo que le había dicho a Jordi Cardoner, el vicepresidente del área social azulgrana. "Si hubiésemos seguido lo que nos decía Cardoner habrían votado electrónicamente los nietos de sus hijos. Es un momento histórico para que se pase de las palabras a los hechos", ha finalizado Font, siendo aplaudido por un sector de la asamblea.

En el posterior debate de los socios hubo varios reproches a Font por considerar que se encontraba "ya en precampaña", al tiempo que se pedía tiempo para que "la nueva ley" permita clarificar el escenario para que se ponga en marcha el voto electrónico. Otros, en cambio, defendieron la "necesidad de modernizar el club" con la inclusión de esta nueva vía para el voto.

"Por favor vayamos todos hacia adelante y no hacia atrás", ha reclamado otro socio azulgrana en uno de los puntos, el sexto del orden del día, en el que se invirtió más tiempo. Se quedó muy cerca Font, pero no lo consiguió. Necesitaba 58 votos más para que el voto electrónico sea una realidad.