20 feb 2020

Ir a contenido

RETORNO A LA LIGA

Valverde recupera a Jordi Alba y Ansu Fati ante el Sevilla

El técnico destaca "la potencia" de Todibo, el único central que le queda para hacer pareja con Piqué, pero convoca también al uruguayo Araujo del filial

Marcos López

Valverde, en una rueda de prensa.

Valverde, en una rueda de prensa. / AFP / LLUÍS GENÉ

Ha encadenado el Barça tres victorias (2-1 al Villarreal; 0-2 en Getafe y 2-1 al Inter) después de la dramática caída en Granada. Ha encadenado el equipo la racha que tanto necesitaba. Y el momento de forma que tanto pedía Ernesto Valverde. Ahora, llega el Sevilla al Camp Nou este domingo antes del parón liguero.

"El Sevilla ha empezado muy bien fuera de casa, ha ganado tres de los cuatro partidos fuera. Se le ve bien, convencido, tienen unas bandas muy profundas y te pueden hacer daño permanentemente", ha dicho el técnico azulgrana, quien ha recuperado a  Jordi Alba y Ansu Fati para el partido. Los dos jugadores, explicó el técnico, ya se habían incorporado parcialmente al trabajo del grupo. Al final del último entrenamiento, los ha incorporado a los dos.

El momento Todibo

No tenía laterales zurdos por la lesión de Junior, unida a la de Alba, y se ha quedado sin centrales. Umtiti sigue en la enfermería y Lenglet fue expulsado en Getafe. Es, por lo tanto, el momento Todibo, ese joven francés que apareció en el Camp Nou durante el último mercado de invierno.

"Es un jugador muy potente, con mucha velocidad, que tiene que regular a veces los impulsos que tiene en el juego. Pero se atreve a sacar el balón jugado", ha precisado el técnico azulgrana, que ha incluido un tercer central en la lista: el uruguayo Araujo, que juega en el filial de García Pimienta. 

"Aquí se toca fondo el lunes y al miércoles siguiente estás en el cielo. O al revés. El domingo, en el cielo y el miércoles debajo de una piedra" (Valverde)

No se fía, sin embargo, Valverde del ambiente de tranquilidad que se vive ahora en el Barça. "Vamos a esperar. Aquí se toca fondo el lunes y al miércoles siguiente estás en el cielo. O al revés. El domingo, en el cielo y el miércoles debajo de una piedra. Ahora llevamos una racha buena y queremos refrendarla".