Ir a contenido

Piqué-Bartomeu, un pulso incómodo

El Col.legi de Periodistes reprende al central azulgrana por acusar a algunos profesionales de "escribir al dictado" de la junta del Barça

Albert Guasch

Piqué despeja un balón con la cabeza en el Getafe-Barça. 

Piqué despeja un balón con la cabeza en el Getafe-Barça.  / EFE / FERNANDO ALVARADO

La Comisión Delegada del FC Barcelona se reunió el domingo para abordar el orden del día de la Asamblea de Compromisarios que se celebrará el fin de semana, antes del partido contra el Sevilla. No obstante, más allá del menú oficial de temas de índole económico, los directivos azulgranas comentaron entre sí el pulso que agriamente el día anterior les había lanzado Gerard Piqué tras la victoria ante el Getafe a cuenta de un artículo periodístico.

Nada oficial ha trascendido. Existe un disgusto evidente que se lleva como se puede. Suma el central catalán dos andanadas consecutivas (tras el encuentro contra el Villarreal cuestionó la planificación de la pretemporada) y cunde la impresión de que el jugador se ha creído demasiado el papel de verso libre siempre predispuesto a hablar claro e ir a la suya, en esta ocasión midiendo mal las consecuencias.

¿Cómo se resuelve eso? En el seno del club se transmite la voluntad de resolver el conflicto de puertas para adentro. Bartomeu y Piqué tienen una conexión directa para comunicarse y resolver sus fricciones sin necesidad de anunciar reuniones ni intermediaciones. Otra cosa es que se juzgue necesario escenificar con fotógrafo de por medio un intercambio de risas para despejar el humo con olor a quemado.

Crítica colegiada

Piqué no es un jugador cualquiera. No hace falta recordar quién puso en contacto al club con Rakuten, ni lo que representa en la entidad. Por eso este es un pulso particularmente incómodo. No es lo mismo que saliera a aventar sus indignación por un escrito periodístico el mismo Piqué que otro futbolista con menos carisma.

Esta vez le ha respondido públicamente el Col·legi de Periodistes de Catalunya, que emitió un comunicado en el que criticó las palabras del central por afirmar que algunos periodistas escriben al dictado de la junta azulgrana. "Los profesionales de la información no aceptamos y lamentamos las acusaciones de este fin de semana del futbolista Gerard Piqué contra compañeros periodistas, a los que acusa de escribir al dictado de otros", señaló el escueto comunicado. No cabe esperar comunicado del Barça. El resquemor mutuo existe. Ahora depende de ambas partes limarlo de la mejor manera posible.