Ir a contenido

PULSO EN EL 'INTORNO' DEL BARÇA

Piqué, o la fractura abierta entre vestuario y palco

El defensa, como ya hizo en su día Messi, ahonda en la división que existe con la junta por el frustrado retorno de Neymar

Marcos López

Piqué despeja un balón con la cabeza en el Getafe-Barça. 

Piqué despeja un balón con la cabeza en el Getafe-Barça.  / EFE / FERNANDO ALVARADO

Primero, fue Leo Messi. Ahora ha sido Gerard Piqué. Ambos capitanes han coincidido en revelar la fractura que existe entre la plantilla y la directiva. Una fractura sustentada en varias razones. Para Leo, el primer capitán, porque dudó de que la junta de Bartomeu hubiera dedicado realmente todos sus esfuerzos para que Neymar regresara al Camp Nou como deseaban las vacas sagradas, usando la terminología cruyffista, del vestuario. "No sé si la junta hizo todo lo posible", llegó a decir el ‘10’ al diario Sport.

Quiso el central lanzar un aviso a la junta por entender que usa a los medios para filtrar el excesivo poder de los jugadores


Piqué, el tercer capitán tras Messi y Busquets, exploró, en cambio, otra vía. Apeló, tras el triunfo en Getafe que debía calmar el ambiente, a las luchas que sacuden el "intorno", expresión patentada en su día por Txiki Begiristain cuando ejercía de secretario técnico en la época de Laporta.

Quiso el central lanzar un aviso a la junta. Quiso, además, que los directivos supieran que ellos también saben de donde vienen las filtraciones sobre el excesivo poder que tienen los jugadores en la gestión del club, trascendiendo incluso los límites deportivos. Un poder que, curiosamente, han ido ganando por la inacción de los directivos. 

No hacerse daño


Piqué parecía, por un lado, conciliador reclamando "unidad", algo que, curiosamente, ya había hecho hace un mes tras el empate en Pamplona (2-2), pero, al mismo tiempo, el tono de su voz invitaba a un aviso. Un aviso al palco. "No queremos conflictos. Cuando dos no se quieren enfadar no hay discusión", indicó el central azulgrana.

"No queremos conflictos. Cuando dos no se quieren enfadar no hay discusión" (Piqué)

"Debemos estar juntos para no hacernos daño", recalcó después en un claro mensaje hacia la junta, además de destapar las afinidades que mantiene con ciertos medios de comunicación. Medios a los que Piqué, cuidadoso en el uso de las palabras en su aparición en el Coliseum Alfonso Pérez, no citó en concreto.

"Sabemos cuáles son los diarios afines al club y que har artículos, a pesar de que estén firmados, sabemos que otra persona los ha escrito" (Piqué) 


"Sabemos cuáles son los diaros afines al club y que hay artículos, a pesar de que estén firmados, sabemos que otra persona los ha escrito", reveló uno de los capitanes del Barça, profundizando aún más en la fractura abierta.

El club, de momento, calla, consciente de que es una herida que viene de lejos. Hace poco más de un año, coincidiendo con el Mundial de Rusia, fue el propio Piqué quien explicó que el presidente Josep Maria Bartomeu le había llamado por teléfono tras la emisión del famoso documental en que Griezmann anunciaba que no venía al Barça. Ahora, sí está el francés. Pero Neymar, no.

"No nos queremos enfadar, hay que mantener el club unido", imploró el defensa. A Bartomeu le toca gestionar  ahora ese agitado intorno.