Ir a contenido

el desastre de granada

Valverde: "Me siento responsable"

El entrenador del Barça se queda sin explicaciones en Granada ante la terrible mala racha fuera de casa, con 8 partidos sin ganar

Marcos López

Valverde: Me siento responsable de lo ocurrido. / MARCELO DEL POZO / REUTERS / VÍDEO: EFE

Como alma en pena anda el Barça fuera de casa. En poco más de un mes de Liga ha encajado dos derrotas fuera de casa. Y hay caídas, como las de Granada, que retratan a todos. No solo a Junior Firpo, a quien Valverde sustituyó sin piedad alguna en el descanso por su dramático error en el 1-0.

Esa caída también arrastra al técnico, colocado bajo sospecha, al igual que al resto de un equipo que cada vez juega peor. Viene del curso pasado, sobre todo lejos del hogar. En los ocho últimos encuentros, incluida la final de Copa, ni un solo triunfo. Cinco derrotas (2-0 del Celta, 4-0 del Liverpool, 2-1 del Valencia en la final, 1-0 del Athletic y 2-0 del Granada) y tres empates (2-2 con el Eibar, 2-2 con Osasuna y 0-0 con el Borussia Dortmund).

"Puedes perder y puedes ganar, pero cuando pierdes debes merecer ganar. Y no lo hemos merecido". La cruda reflexión de Valverde 

"Puedes perder y puedes ganar, pero cuando pierdes debes merecer ganar. Y no lo hemos merecido", apuntó un abatido Valverde, quien ve como el equipo se le escapa de las manos fuera del Camp Nou. "Fuera de casa no estamos bien", repitió el técnico en una corta y triste rueda de prensa. Aunque hasta él mismo no tuvo más remedio que asumir lo irremediable. "Estamos especialmente mal", añadió, asumiendo que "nuestro fútbol no ha sido demasiado bueno".

Sin contundencia

Más bien fue un fútbol plano, insípido y extrañamente deprimente. "Claro que me preocupa. Si sucede esto en cuatro partidos fuera de casa es un síntoma que no estamos demasiado bien", afirmó el entrenador azulgrana, explicando que "hay jugadores que se han incorporado tarde por lesiones". Luego entró en un análisis mucho más táctico de los problemas que sacuden a su Barça.

"Dominamos, pero no lo traducimos en situaciones de gol". Un dominio que no sirvió de nada. "¿Impotencia? Nos falta contundencia en la zona de finalización. Salíamos bien de la presión, pero luego es cuestión de definir la jugada. Ahí no estamos acertados. Ni tampoco concretando. Nos pasó con el Borussia, ante Osasuna..."

Con cuatro delanteros

El problema es que el Barça es incapaz de dominar los partidos cuando se sube al avión. "Me siento responsable de lo ocurrido. Los actores son los jugadores, los que se equivocan y aciertan, pero, al final, siempre te haces responsable". Responsable de que el equipo camine cueste abajo sin recursos. Ni desde el banquillo. Ni tampoco en el campo.

Coincidieron Messi, Suárez, Griezmann y Ansu Fati en el ataque. El joven fue quien más impacto tuvo. Leo, un disparo a puerta de dos; Suárez, tres remates y ninguno entre los tres palos; Antoine, un tiro, que fue interceptado por un defensa. Descorazonador para todos. Y más para Valverde porque al Barça le han perdido el respeto