Ir a contenido

PREVIA DEL PARTIDO EN GRANADA

Valverde se impone romper la mala racha fuera de casa ante el Granada

El técnico azulgrana admite la dificultad de plasmar en ocasiones el dominio de la posesión lejos del Camp Nou

Albert Guasch

Valverde, antes de la rueda de prensa.

Valverde, antes de la rueda de prensa. / EFE / ALEJANDRO GARCÍA

En condiciones normales, el Barça visitaría el estadio de Granada con la autoridad de los grandes, resuelto a finiquitar un trámite y medirse las pulsaciones de cara a los próximos compromisos. No obstante, nada puede darse por sentado con el equipo azulgrana cuando factura maletas. No ha ganado ni uno de sus partidos como visitante esta temporada. Deberían temblar los equipos anfitriones, pero ante la imprecisión del campeón sin el confort del Camp Nou, en Granada pueden imaginarse causando estragos en las filas barcelonistas (sábado, 21 horas).

Ernesto Valverde admitió este viernes que existe un problema que no parece hoy menor. Y como es lógico lo último que desea el entrenador es que la bola se haga más grande. Habló sin eufemismos del reto de igualar el buen rendimiento en casa con el del más allá. «Fuera de casa no estamos consiguiendo los resultados que esperábamos. Nos está costando. Incluso en el partido que le dimos la vuelta en Pamplona, no fuimos capaces de ganar. Tenemos que cambiar esa dinámica. Mañana tenemos una oportunidad y queremos que sea ya».

Se le instó a verbalizar una explicación sobre esta disfuncionalidad lejos del Camp Nou. No le resultó fácil. «Tenemos más el balón, pero no tenemos más llegadas que el rival. Tenemos que ser más decisivos, más verticales, más contundentes.

La hora de Junior

El técnico afrontará el desafío de Granada con algunos cambios. Dejó entrever que la baja de Jordi Alba será posiblemente cubierta por Junior Firpo, el lateral izquierdo fichado este verano del Betis por 18 millones más 12 en variables. «Es una buena oportunidad para que él pueda acostumbrarse a nuestro juego», dijo. Y avanzó que ante la intensidad del calendario que se avecina podría cantar una alineación con cambios en la línea medular. Busquets parece tener los números para descansar y Rakitic para estrenarse como titular en esta campaña. Ya se verá.

En ataque todo apunta a que mantendrá la formación de Dortmund, confiando en Ansu Fati y sin forzar a Messi. «Esperamos que con la suma de minutos nos dé muchas cosas y que vaya cogiendo la forma», dijo sobre el argentino, que disputó la última media hora en Alemania.

Sobre Fati y su posible marcha al Mundial-sub 17, expresó una contrariedad contenida. «Vamos a esperar a que lo convoquen. Ya veremos. Sería un contratiempo porque perdemos un jugador que nos da cosas y no sabemos lo que puede ocurrir en este tramo. Si hubiera ocurrido con mas bajas en la delantera, hubiera sido peor, pero hay que ser cautos».