Ir a contenido

REGRESO A ALEMANIA

"No hay más presión que el año pasado con la Champions", dice Ter Stegen

El portero del Barça llama a aprender de los errores anteriores y alerta de la potencia del Dortmund en casa

"A los que no conocen el estadio se les pondrá la piel de gallina, es un ambiente único", dice el meta alemán

Rafa Tapounet (Enviado especial)

Marc-André ter Stegen, en la sala de prensa del estadio del Dortmund. / MARTIN MEISSNER (AP)

Marc-André ter Stegen, en la sala de prensa del estadio del Dortmund.
Ter Stegen saluda al público del Camp Nou.

/

Marc-André ter Stegen conoce perfectamente el Signal Iduna Park, la guarida del Borussia Dortmund. No guarda un buen recuerdo de sus experiencias anteriores, cuando visitaba ese campo con el Borussia Moenchengladbach. "A los que no conocen el estadio se les pondrá la piel de gallina, es un ambiente único", adelantó el portero del Barça sobre el primer partido de la Liga de Campeones.

El último de la pasada campaña todavía planea sobre el ánimo de los culés. Fue el 4-0 de Liverpool. El equipo trata de olvidar aquel disgusto de órdago cuando parecía encaminarse a un triplete que, al final, se frustró. Tras la eliminación europea se perdió la final de Copa ante el Valencia. "El año pasado fallamos en un momento clave. Después quedaba poco para terminar la temporada y todo el mundo buscaba que se terminara", reconocía Ter Stegen sentado en la sala de prensa de Dortmund. "Pero ahora es una nueva temporada, con otros objetivos, y lo intentaremos de nuevo", aseguró.

Los mismos objetivos

Esos objetivos son los mismos: las cuatro competiciones que afronta el Barça, como en la campaña anterior, en la que conquistó la octava de las últimas once Ligas. La Champions todavía no es una obsesión. No para los jugadores. "No hay más presión que el año pasado", aseguraba Ter Stegen." No hay que olvidar lo que sucedió, sino aprender de las situaciones en las que fallamos". Solo fue una, pero sonora. La única derrota en toda la competición propició la eliminación.

Otra de las cuestiones que se repite es la facilidad con que el Barça encaja goles, un defecto que se detecta sobre todo en cada inicio de temporada. Todavía no ha logrado mantener la portería a cero en ninguno de los cuatro partidos. Las dificultades serán mayores ante el Dortmund. Y ante un inspirado Paco Alcácer, que lleva más goles (10) que partidos jugados (8). "Son errores que se pueden corregir de forma bastante fácil", comentó Ter Stegen, más preocupado por la racha de su excompañero, a quien le deseaba "todo lo mejor, pero que pare un momento ante nosotros".

Al frente del Dortmund también está Lucien Favre,  "uno de los mejores entrenadores que he tenido en mi vida y el primero que apostó por mí", recordaba con afecto Ter Stegen. Pese a esa admiración, y la precaución propia de visitar un rival temible, sobre todo en casa, el guardián del Barça se mostraba confiado si, sobre todo, vuelve al equipo Leo Messi. "Tenemos el equipo para tener éxito", afirmó, "ya sabemos lo que nos viene".