Ir a contenido

De Jong, el último debate

El brillo del centrocampista con Holanda cultiva la discusión sobre su ubicación en el Barça

Los hermanos De Boer sostienen que no juega en la mejor posición, que debería ser la de mediocentro

Joan Domènech

Frenkie de Jong celebra el gol que marcó con Holanda a Alemania en Hamburgo (2-4).

Frenkie de Jong celebra el gol que marcó con Holanda a Alemania en Hamburgo (2-4). / WOLFGANG RATTAY (REUTERS)

El primer parón de selecciones ha servido para comprobar la distancia que existe entre el De Jong que juega en el Barça del que se pone la camiseta naranja de  Holanda. No son jugadores distintos. Solo hay un Frenkie. Pero el que se expresa con la selección con la seguridad de un líder contrasta con el fichaje "estratégico" -según algunas definiciones- realizado por el club azulgrana.

Y la explicación es fácil. De Jong lleva un año jugando con la selección holandesa (11 partidos, desde el debut el 6 de septiembre del 2018 ante Perú), varios de sus compañeros lo eran del Ajax también (Veltman, De Ligt, Blind...) y habla con ellos en su lengua vernácula. En el Barça apenas lleva dos meses, solo tres partidos oficiales, y debe hacerse entender en inglés.

La posición del campo

Hay otro elemento fundamental: la posición en el campo. De Jong sabe qué tiene que hacer cuando Ronald Koeman lo cita entre los once titulares. Juega de mediocentro, o solo o acompañado, generalmente por Marten de Roon.

Ernesto Valverde anda buscando aún la mejor combinación para extraer el máximo provecho a las cualidades de De Jong, el centrocampista más cotizado del mundo. Conocedor de su categoría, y de su capacidad de adaptación, el técnico lo ha ubicado en las tres posiciones del centro del campo. No parecedecidido por ninguna.

Tendrá "éxito"

"Posee un talento que no hemos visto en mucho tiempo y por eso estoy convencido de que finalmente será un éxito allí", vaticinó Frank de Boer como conclusión a un análisis en el que achacaba la vulgar prestación azulgrana de De Jong a su ubicación en el campo.

Ronald, el hermano gemelo del actual entrenador del Atlanta, subrayó que el centrocampista ha actuado en un lado (de interior izquierdo ante el Betis y Osasuna) cuando su mejor posición "es el centro o de controlador". Es decir, en el puesto de Sergio Busquets. Algo que no pasa desapercibido para los exjugadores del Barça. "Busquets está envejeciendo, pero aún ofrece la misma calidad en el campo".

De Jong sabía, sin embargo, que sus inicios en el Barça serían para ejercer de interior. Así se lo dijo Josep Maria Bartomeu cuando viajó a Amsterdam para firmar el contrato. A Valverde le corresponde facilitar la cohabitación de ambos. Y no solo entre ellos.

De Jong todavía no ha jugado con Leo Messi, cuyo despliegue por el campo le condicionará. Una de las virtudes del holandés, precsiamente, es la capacidad para superar líneas. No solo con los pases, sino con las conducciones de balón. "Los compañeros tienen que adaptarse a él y Frenkie a ellos", resumían los De Boer.