Ir a contenido

LIGA DE CAMPEONES

El Barça femenino busca revivir el sueño europeo

El equipo azulgrana, vigente subcampeón, se estrena en la Champions con una visita a la Juventus

Rafael Tapounet

Hamraui, Putellas y Guijarro, en el último entrenamiento antes de partir hacia Turín.

Hamraui, Putellas y Guijarro, en el último entrenamiento antes de partir hacia Turín. / VÍCTOR SALGADO / FCB

Cuatro días después de estrenarse en la Liga con una goleada de escándalo ante el CD Tacón, embrión del Real Madrid femenino, el FC Barcelona regresa a Europa para enfrentarse a un reto bastante más exigente: medirse en Turín a la Juventus  (miércoles, 20,30 horas) en el partido de ida de los dieciseisavos de final de la Champions League. El equipo que dirige Lluís Cortés, vigente subcampeón de la competición, afronta esta andadura europea con el rico bagaje adquirido en la temporada pasada y con la ilusión de volver a hacer historia, pero también con la humildad de quien asume que otros conjuntos, como el Olympique de Lyon (que superó con claridad al Barça en la última final) y el Wolfsburgo, siguen estando un peldaño por encima.

No es, a priori, el caso de la Juventus, campeón de la Liga italiana, que el pasado año no logró pasar de la primera ronda en la Champions (cayó ante el Brondby danés) y que además no podrá contar con su jugadora más destacada, la goleadora Barbara Bonansea, convaleciente de una fractura en el pie izquierdo. Aun así, Lluís Cortés advirtió antes de partir hacia Turín de que el enfrentamiento encierra una complejidad considerable. "La Juventus será un equipo difícil de batir. Ha ganado dos ligas consecutivas en su país y tiene en sus filas a muchas internacionales italianas que vienen de hacer un gran Mundial", subrayó.

Un toque de atención

No deben olvidar las azulgranas lo sucedido en la temporada pasada, cuando en la primera eliminatoria de la competición se vieron obligadas a remontar en casa después de haber perdido en el partido de ida (3-1) a manos de un rival en apariencia sencillo, el BIIK Kazygurt de Kazajistán. "Está claro que todo lo que vivimos el año pasado es un punto a favor, porque nos da experiencia –apuntó Cortés-. Ahora tenemos más madurez".

Además de ese plus de conocimiento, el Barça comparece reforzado por la incorporación de jugadoras de primer nivel como la noruega Caroline Graham Hansen y la madrileña Jenni Hermoso, que calificó de "histórico" lo que hizo el equipo azulgrana el curso pasado en Europa y añadió: "Ahora que estoy aquí, yo también quiero hacer historia".