Ir a contenido

LAS ELECCIONES DEL 2021

Víctor Font reclama el voto electrónico y critica el ridículo por Neymar

El futuro candidato necesita un mínimo de 3.253 apoyos de socios para que sea incluido en el orden del día en la asamblea de compromisarios

El grupo electoral alega que el sistema de votación es fiable y complementario al presencial y, de ser aprobado, necesitaría luego la reforma en la ley del deporte

Joan Domènech

Víctor Font, futuro candidato a las elecciones a la presidencia del Barça en el 2021.

Víctor Font, futuro candidato a las elecciones a la presidencia del Barça en el 2021. / JAVI FERRÁNDIZ

La futura candidatura de Víctor Font ha iniciado el procedimiento para que el FC Barcelona adopte el dispositivo del voto electrónico como una forma complementaria y alternativa al tradicional voto presencial, no solo para las elecciones a la presidencia, que se celebrarán en el 2021, sino para promover las consultas al socio.

El grupo Sí al futur que encabeza Font entregó al club el software necesario por el que 150.000 personas (más de la masa social azulgrana) podrían participar en una votación. La aprobación del voto electrónico tiene dos inconvenientes: necesita ser aprobado e introducido en la nueva Ley del Deporte aún no tramitada en el Parlament de Catalunya y que sea aprobada y votada por la asamblea de compromisarios del Barça.

Ese es el primer paso. Font inició los trámites para que el voto electrónico pueda ser debatido en la asamblea del próximo 6 de octubre. Como el Barça no da ningún paso en ese sentido -"el presidente Bartomeu estaba a favor en anteriores elecciones, pero el club alega dudas ahora de la seguridad y fiabilidad del sistema", explicó Font-, el aspirante a la presidencia iniciará una recogida de firmas para que la directiva incluya el asunto en el orden del día.

"Un cambio en el escudo, el nombre de un estadio o una instalación o la elección entre tres alternativas de la camiseta del equipo no queremos que se tomen en una sala de juntas cerrada"

Dos partidos

Necesita el apoyo del 3% de la masa social vigente el 5 de agosto; es decir, debe recoger un mínimo de 3.253 firmas hasta el 27 de septiembre, cinco días antes de la asamblea.  Hasta entonces, el Barça jugará dos partidos en casa: ante el Valencia (14 de septiembre) y Villarreal ( 24 de septiembre). Si se incluyera en el orden del día y se aprobara, todavía quedaría pendiente que la reforma de la nueva ley del deporte.

Font entiende que el voto electrónico es un sistema absolutamente fiable y contrastado, y expuso el ejemplo de Suiza y Australia como países que lo utilizan para elecciones presidenciales al país, además de otras consultas.

"La tecnología actual permite una votación fácil y segura desde cualquier lugar y cualquier dispositivo con conexión a internet", explicó Font, subrayando que el voto electrónico no eliminaría ni limitaría el voto presencial. Solo facilita que los socios que no viven en Barcelona (casi 75.000 de los 130.000) o no pueden acudir al Camp Nou el día de la votación puedan participar en las elecciones.

Tres usos principales

El procedimiento, de ser aceptado, tendría tres usos principales. El primero, claro, la elección del presidente. El candidato recordó que en las elecciones que encumbraron a Sandro Rosell votaron menos del 50% de los socios. Un 42% en concreto.

El segundo uso sería para aumentar el quorum de la asamblea de compromisarios, poco presentativa numéricamente del sentir de la masa social. De las 4.530 personas convocadas en el 2018, apenas de rebasó el millar de asistentes. 

La tercera aplicación, pretende Font, es que los socios participan diariamente de la propiedad del club en decisiones relativas a los símbolos del club. "Un cambio en el escudo, el nombre de un estadio o una instalación o la elección entre tres alternativas de la camiseta del equipo no queremos que se tomen en una sala de juntas cerrada", afirmó.

"De pronto, apostamos por Dembélé y Coutinho, el presidente dice que Dembélé es mejor que Neymar y luego está dispuesto a ofrecer a Dembélé, más otros jugadores y muchos millones para fichar a Neymar"

El 'caso Neymar'

Font pudo imaginarse en el papel de Bartomeu cuando se le preguntó por el caso Neymar. A su jucio, el club ha perpertrado "un ridículo institucional espectacular", entre otras razones, por abordar el fichaje de un futbolista que tiene demandado al club. "Solo eso ya me provoca un conflicto moral y ético suficiente", dijo, como para renunciar a la operación. "Necesitaría que me explicaran cual es el beneficio en el proyecto deportivo". El futuro aspirante considera que el proyecto actual no va más allá "del corto plazo para ganar". 

"De pronto, apostamos por Dembélé y Coutinho, el presidente dice que Dembélé es mejor que Neymar y luego está dispuesto a ofrecer a Dembélé, más otros jugadores y muchos millones para fichar a Neymar". La tesis demostraba en su opinión "la inconsistencia de la parte deportiva" al margen de generar una preocupación económica en la viabilidad del fichaje y el futuro del club".

También el futuro de Messi preocupa después de que trascendiera de que el capitán del Barça puede irse por su propia voluntad en el 2020 o en el 2021, cuando acaba su contrato. "Más que la situación contractual, lo que me preocupa es que aseguremos que Messi continúa siendo feliz aquí".