19 sep 2020

Ir a contenido

MERCADO DE VERANO

Neymar, Coutinho y el juego de las sillas

Las carambolas para que el brasileño regrese al Barça obligan a la salida de más de un jugador

Piqué exige desde Miami que su excompañero se pronuncie sobre sus intenciones de verdad

Andrea López-Tomàs

Neymar, durante la Supercopa de Francia del 3 de agosto del 2019. 

Neymar, durante la Supercopa de Francia del 3 de agosto del 2019.  / AFP / FRANCK FIFE

Las carambolas que tendrían que producirse para que Neymar acabe regresando al Barça seguramente son las más delicadas que nunca hubo en el mercado de fichajes. Tras el recientísimo ‘no’ de Coutinho al Tottenham y las incógnitas que se ciernen sobre el futuro de Iván Rakitic, Gerard Piqué pone más leña al fuego exigiendo al brasileño que se pronuncie públicamente.

Neymar abandonó el club hace dos años pero la junta de Josep Maria Bartomeu parece dispuesta a perdonarle su error (con condiciones, como reconocer públicamente que se equivocó yéndose a París). La operación está en el aire. Desde algunos sectores del barcelonismo se asume que finalmente Neymar vestirá la camiseta de los cuadrados azulgranas, mientras desde París se mantiene que el PSG no tiene previsto dejarle marchar.

Neymar lleva haciendo de las suyas este verano presionando al equipo parisino para que le deje volver a Barcelona. Pero no es todo tan fácil. Ni el PSG quiere que la estrella se vaya ni el Barça puede aceptarlo así como así. Por ello, los directivos de Bartomeu analizan qué salidas deben forzar para que la operación sea económicamente viable.

Los nombres que van sonando en las últimas horas son CoutinhoRakitic e, incluso, Arturo Vidal. El brasileño parecía estar con un pie en la Premier pero, a punto de cerrarse el mercado inglés, ha rechazado ir cedido al Tottenham. El club londinense no está dispuesto a pagar la suma que pide el Barcelona por el fichaje más caro de su historia –pagó 120 millones y 40 en variables al Liverpool en enero del 2018.

En uno de sus mil y un intentos, el Barça también ha ofrecido al croata al PSG para abaratar el precio de Neymar. El verano pasado los parisinos intentaron seducirle pero Rakitic dijo que no. Esta vez los acercamientos se repiten y el club azulgrana los alienta ya que eso reduciría el precio del brasileño entre 50 y 60 millones. El croata está escuchando ofertas de algún club italiano, además del Inter, así que su destino en París sigue siendo una incógnita.

Incluso Arturo Vidal, pieza clave en los onces de Valverde durante la pasada temporada, ha recibido una advertencia para que no se confíe de ser imprescindible. “Es un jugador que es un luchador, que el año pasado poco a poco fue entrando cada vez más y nos ayudó mucho. Y este año, es verdad que hay más competencia, ya veremos qué pasa”, dijo el técnico azulgrana en rueda de prensa.

Ofrecido a media Europa

Por otro lado, el PSG, enemigo irreconciliable de los culés, no está dispuesto a entregar a Neymar en bandeja. La salida del brasileño es inevitable porque el clima de tensión y crispación que ha creado en el vestuario parisino ya es insalvable. Pero el club de Nasser Al-Khelaïfi lo quiere alejar del Camp Nou sea como sea; por eso, lo va ofreciendo por media Europa. El Real Madrid, la Juventus y el Manchester United están a la espera de un gesto de Ney para ficharlo.

Al final, todos los rumores y especulaciones han forzado a su excompañero de equipo, Gerard Piqué, a decir lo que todo el mundo piensa. “Es él quien debe salir a hablar, los años que estuvimos con él es un crack dentro y fuera del terreno de juego. Es una operación complicada. Esperamos acontecimientos”, afirmó desde Miami.

Sueño culé

Lo único innegable es que Neymar quiere dejar París, y Barcelona sería su destino soñado. Otra vez. En las negociaciones entre los clubs, suena la posibilidad de una cesión con opción de compra obligada a partir del 1 de julio del 2020. Pero el Barça quiere ser precavido: para ser capaz de afrontar el pago, exige que entre algún futbolista azulgrana que rebaje la cifra final y todas las apuestas apuntan a Rakitic.

El PSG arranca la Liga francesa en casa este domingo 11 de agosto frente al Nîmes Olympique mientras Bartomeu trabaja a contrarreloj desde Miami para el retorno de Neymar. Con infinidad de actores implicados y mucho dinero en juego, habrá que ver quién se queda sin silla. O sin Neymar.