Ir a contenido

PRETEMPORADA 2019

Experimentos de un tridente sin Messi

El laboratorio de Valverde ensayará con Griezmann, Suárez y Dembélé mientras dure la baja del capitán

Andrea López-Tomàs

Leo Messi sonríe junto a Suárez tras el partido contra el Arsenal en la presentación del FC Barcelona para la temporada 2019-2020.

Leo Messi sonríe junto a Suárez tras el partido contra el Arsenal en la presentación del FC Barcelona para la temporada 2019-2020. / JORDI COTRINA

La vida sin Messi sigue. Pero es más difícil para Valverde. La baja del astro argentino durante su primer entrenamiento de pretemporada ha hecho sonar las alarmas de un posible inicio liguero sin el capitán. Este verano inusual –Leo siempre ha hecho pretemporada- dificulta la estrategia del técnico que empezará el curso a ciegas. Habrá que esperar hasta el arranque de la competición para ver si el nuevo tridente de ataque formado por Griezmann, Messi y Suárez funciona.

Ni 24 horas han estado juntos Messi y Griezmann, el fichaje estrella del Barcelona. Debido a la lesión del argentino durante su primer entrenamiento a la vuelta de las vacaciones, los dos cracks no pudieron entrenar juntos. Apenas se han cruzado en el vestuario y lo justo en el campo (al acabar el gamper se vio al argentino cómo estrechaba la mano del francés y la abrazaba del cuello camino del túnel).

Messi apenas ha visto a sus compañeros durante esta pretemporada. Hace un mes, el 6 de julio, se despedía de la Copa América con la albiceleste y una expulsión. Su mal genio en el partido contra Chile se disipó rápido tras unas vacaciones en Antigua y Barbuda con su familia y unos días de fiesta en Ibiza con sus amigos. No acompañó al equipo a Japón donde les recibió el Vissel Kobe de Iniesta.  

Atrás quedaban las playas de la isla bonita tras su retorno a Barcelona el pasado domingo. El argentino se unió al Gamper con un discurso ilusionante, apasionado y reinvidicador, al mismo tiempo que autocrítico dibujando la hoja de ruta de la nueva temporada. De fútbol, nada. No jugó ni un minuto. Al día siguiente, empezaba a entrenar pero las molestias musculares le dejaron fuera un “tiempito”, como él mismo dijo. 

Laboratorio USA

Esta lesión rompe con los planes de Valverde que tenía la intención de aprovechar esta incómoda gira por Estados Unidos para trabajar en la composición del nuevo tridente de ataque. Más allá de la complicidad entre Suárez y Griezmann, compartiendo mate en el vuelo a Miami, durante los 14 minutos del uruguayo en el Gamper tampoco hubo demasiado tiempo para comprobar si existe química en el terreno de juego.

Valverde, pues, se ve obligado a experimentar. Y Dembélé es el as que guarda en su manga. De momento. Los dos próximos amistosos contra el Nápoles en EEUU son el último laboratorio del entrenador antes del arranque de la Liga en San Mamés el próximo sábado 17 de agosto. O viernes 16. Aún no se sabe la fecha. 

El francés ya jugó con su compatriota Griezmann como titulares frente al Arsenal pero, aunque dejaron buenas sensaciones, les faltó el gol. Para marcar ya está Suárez. Y, ¿quién sabe?, tal vez Neymar que sigue presionando al PSG para que le deje volver al club azulgrana que abandonó hace dos años.

Suárez tampoco viajó a Japón para los amistosos por los que el club embolsó entre tres y ocho millones de euros. El uruguayo sí que ha volado a Miami en el tercer verano del Barça jugando en tierras estadounidenses. Los cinco millones de ingresos por la 'Gira USA' no se verán afectados por la ausencia de Messi que debía que jugar unos minutos en ambos encuentros. Al ser una baja por lesión no existe penalización contractual. 

Sin precedentes

Ausencia sin precedentes ya que el crack argentino siempre ha hecho pretemporada. Este verano, sin embargo, estará mes y medio sin tocar el balón si llega al partido contra el Athletic de inicio de Liga. En su decimosexta temporada en el primer equipo del Barça tras su debut en octubre del 2004, Messi vive su verano más atípico.

Entre la Copa América y la lesión muscular, el capitán se ha perdido una pretemporada alrededor del globo. Más de 44.000 kilómetros han recorrido los jugadores del Barça en estados dos giras que han molestado a Valverde pero que, a su vez, han sido la plataforma de jugadores del filial como Carles Pérez o Riqui Puig para lucirse.

Este miércoles de madrugada se enfrentan al Nápoles de Ancelotti en Miami y volverán a hacerlo el sábado en Michigan. El equipo italiano se encuentra en plena ronda de negociaciones para que el blanco James Rodríguez venga cedido a las órdenes del exentrenador del Real Madrid. Con Fabián García en el centro del campo, el Barça se enfrentará a uno de los mejores centrocampistas del panorama europeo actualmente.