23 oct 2020

Ir a contenido

el vestuario azulgrana

El nombre de Neymar aún se susurra en los despachos del Barça

La puerta del club que preside Bartomeu permanece cerrada para el brasileño, pero no al cien por cien

Iosu de la Torre

Neymar, en la grada en el PSG - Manchester United, sigue sin jugar con su club.

Neymar, en la grada en el PSG - Manchester United, sigue sin jugar con su club.

En el mar de fondo azulgrana continúa susurrándose el nombre de Neymar pese a que en la ciudad de París se consolida la idea de que el brasileño rebelde se queda, como informó este diario el pasado miércoles. Suena Neymar pese a que el Barça sostiene firme que la puerta está cerrada. El bloqueo, sin embargo, puede ceder.

La clave, como las cajas fuertes de un banco, es exclusiva: para activarse deben coincidir todos los números. El primero, que el PSG asuma que es mejor que Neymar se vaya; el segundo número, que, además acepte, las condiciones del Barça (jugadores + millones); el tercero, que Neymar reconozca públicamente y sobre todo ante el presidente Bartomeu que se equivocó al abandonar el Camp Nou; y el cuarto, que el jugador asuma que su salario será el de entonces, no el de París Saint Germain, que se lo dobló.

De merengue con Hazard

Es muy difícil que suene el clic. En la dirección deportiva azulgrana se reconocen estos términos, contaminados, además, por el espejismo de Neymar vestido con la camiseta del Madrid. Nadie en 'can Barça' quiere imaginarse qué supondría ver a Hazard y Neymar juntos. Esta posibilidad podría tomar cuerpo tras la herida blanca en el derbi americano con el Atlético (3-7) y la sensación de que el brasileño sigue castigado por el PSG durante la gira asiática sin disputar un solo minuto.

Aunque quizá sea una tontería: el belga no será quien remedie la calamitosa situación del club de Florentino Pérez y Zinedine Zidane ni contando con el apoyo del «segundo mejor futbolista del mundo», que es como aún se considera en el FC Barcelona al hijo pródigo brasileño.

Neymar y Alves se saludan durante la Copa América / AUTOR FOTO (AFP)

Suena muy rocambolesco, tanto que en las últimas horas se ha sumado la especie de que Dani Alves vendría al Barça con Neymar. El irrepetible lateral (36 años, mejor jugador de la Copa América y multicampeón) lo pretende y busca trabajo desde las redes sociales. Un guiño, una gamberrada, del deportista que exterioriza sin pudor su alegría de vivir, rayando muchas veces el ridículo.

Alves, el nombre que usó Neymar para replicar a su padre cuando cerraba el traspaso al PSG en el 2017. «Te arrepentirás de dejar el Barça», dicen que dijo Neymar Sénior. «Es que se lo he prometido a Dani Alves, papá», le respondió.