Ir a contenido

RESPUESTA AL AVISO

Griezmann no volverá al Atlético

El club rojiblanco le exige que se incorpore este domingo los entrenamientos mientras él o el Barça no paguen la cláusula pero su abogado adelanta que no irá

J. D.

Antoine Griezmann celebra uno de sus últimos goles con el Atlético en el Wanda.

Antoine Griezmann celebra uno de sus últimos goles con el Atlético en el Wanda. / gabriel bouys (afp)

Después y antes de reunirse a cuenta de Antoine Griezmann, Barça y Atlético mantendran otro tipo de relación. Aparte de los contactos personales que serán imprescindibles para alcanzar un acuerdo sobre la operación -si será el pago de la cláusula, si será traspaso, si entrará Nelson Semedo en el trasvase, quién, cómo y cuándo cobrará las comisiones-, van a representar una escenografía de gestos, con intercambio de declaraciones y notas para entretener a las hinchadas y presentarse como brillantes gestores nunca vistos antes en sus respectivos clubs.

En una nuevo serial veraniego, el Atlético citó a Griezmann a que se presente este domingo ante Diego Simeone para iniciar los entrenamientos con el resto de sus todavía compañeros rojiblancos. A pesar de que sabe con toda seguridad desde el 14 de mayo -porque lo adelantó personalmente el jugador-, e indiciariamente desde marzo, que el delantero ha decidido irse del club. Y quiere fichar por el Barça, según comunicó la agente de Griezmann, su hermana Maud, y confirmado por una reunión que hubo el jueves entre Miguel Ángel Gil Marín y Òscar Grau, como representantes de cada club. 

Incomparecencia anunciada

Griezmann no tiene intención de presentarse a la cita. Y no se presentará por mucho que tenga contrato en vigor con el Atlético, ya que no ha sufragado la cláusula de 120 millones para liberarse del compromiso. Su club, precisamente, le exige que acuda y se entrene mientras él o el Barça no paguen.

Griezmann solo contemplaba acudir al inicio de los entrenamientos del Barça el 14 de julio. Para entonces, debería haber concluido la operación, que vive la segunda temporada tras lo sucedido el verano anterior y el misterio cultivado por Griezmann.

El diario As informó que el abogado del internacional francés mandó un correo anunciando que no iría para evitar el "estrés emocional" de volver al lugar del que ya se despidió, mentalizado como está para jugar en el Barça. Donde se reencontraría con Nicola Mirotic, cuyo fichaje por el basket azulgrana quedó confirmado este sábado. En la cuenta de Twitter del alero montenegrino nacionalizado español, una foto deja constancia del primer saludo entre ambos. Fue en Chicago, en el 2015. 

El papel de ofendido

El Atlético publicó una nota acusando a Josep Maria Bartomeu querer engañar a la opinión pública al aludir a la reunión del jueves como si hubiera sido el primer contacto, y haciéndose el ofendido por que el Barça hubiera contactado con Griezmann mientras tenía contrato vigor. Como si el propio Atlético no obrara así con los futbolistas que le interesan de otros equipos.

Todo forma parte del juego de la negociación. El Barça no quiere pagar los 120 millones al contado y pretende una rebaja en el precio, el pago en cómodos plazos, o introducir algún jugador en la operación. Menos Semedo, o eso dice, después de que el agente del jugador afirmara que deseaba recalar en el Atlético.

El club rojiblanco ha entregado la camiseta con el dorsal 7 de Griezmann a Joao Felix, su sustituto, por el que debe pagar más de 120 millones. Los que espera recibir del Barça.