Ir a contenido

"NOSOTROS NO HEMOS CONTACTADO CON ÉL"

Cardoner: "Neymar quiere volver al Barça"

El vicepresidente del Barça confirma el deseo del brasileño de retornar, pero admite que "el tema no está sobre la mesa"

Marcos López

Suárez, Neymar y Messi, en la icónica foto del tridente de 2015.

Suárez, Neymar y Messi, en la icónica foto del tridente de 2015. / REUTERS / ALBERT GEA

Se sabía (e intuía casi desde que se fue), pero no se había escuchado todavía ninguna voz oficial. Se sabía que Neymar anda loco por abandonar París cuando no se han cumplido ni dos años de su llegada. Se intuía y se sabía que el astro brasileño desea volver, si pudiera mañana mismo lo haría, al Camp Nou para reencontrarse con Messi Suárez en aquella foto icónica del tridente del 2015 que devuelve al Barça a la última Champions que conquistó. "Neymar quiere volver al Barça", reveló ayer Jordi Cardoner, el vicepresidente azulgrana del área social.

Lo que parecía una utopía hace un par de meses ahora no se percibe así

Lo que parecía una utopía hace un par de meses ahora no se percibe así. Neymar, entretanto, guarda silencio, aunque llegará un momento de este largo verano en el que deberá tomar la palabra. El París SG ya lo puso abiertamente en el mercado cuando Nasser Al-Khelaïfi, su presidente, dijo estar harto de su actitud, sobre todo fuera del campo. "Nadie le obligó a firmar aquí", afirmó el dirigente del club parisino, recordando que "ya no quiere más comportamientos de estrellas".
 


Compleja operación

El Barça, que se movía en privado con el brasileño, ya empieza a hacerlo en público asumiendo, por supuesto, que se enfrenta a una compleja operación, que tiene larguísimas e inacabables ramificaciones. Compleja porque se trata de sacar de París al jugador más caro de la historia ya que pagó 222 millones, su cláusula de rescisión con el Barça, para llevárselo en agosto del 2017. No han pasado ni dos años.

Compleja también porque el club azulgrana ya ha invertido ese dinero en dos jugadores, cuyo futuro queda ahora también estrechamente ligado al de Neymar. Coutinho, el más caro de la historia, costó 120 millones más 40 en variables y Dembélé, el segundo más caro, 105 + 40 en variables. Compleja, además, porque el fichaje de Griezmann, según dijo Miguel Ángel Gil Marín, el consejero delegado del Atlético de Madrid, está ya pactado con el Barça desde el pasado mes de marzo.

El amigo de Leo y Luis

"No sabemos si llegará o no a buen puerto la operación, pero no me sorprende que quiera volver como también les pasó a Cesc o Piqué, por ejemplo", admitió Cardoner, precisando luego que «no está fichado ni hemos hablado con él». Compleja porque no solo se trata de un simple intercambio de estrellas sino de si al Barça aún le queda fuerza salarial suficiente para que conviva tanto crack.

Se fue a París para no tener que ser súbdito de Leo y terminó siendo príncipe del reinado de Mbappé en el PSG

Quienes sí hablan, y a menudo con Neymar, son Messi y Luis Suárez. Comparten los tres, como descubrió el propio astro argentino, un grupo de Whatsapp. Aunque todavía no lo haya verbalizado, el brasileño tiene asumido desde hace mucho tiempo que se equivocó marchándose a Francia.

Se fue para no tener que ser súbdito de Leo y terminó siendo príncipe del reinado de Mbappé, convertido en el verdadero líder del Paris SG. Ahora desea retornar bajo el infinito manto del ’10’, escoltado y arropado por el ‘9’. «Hay muchas cosas de su salida que no me gustaron, muchas cosas por solventar», advirtió Cardoner, consciente del terrible daño, y no solo deportivo, que provocó la marcha de Neymar.


Los problemas judiciales

Dejó a Valverde, recién llegado al cargo, con un equipo roto a tan solo un par de semanas de empezar la temporada, obligando al club a efectuar una inversión altísima y precipitada en Dembélé, una operación que no ha salido bien, además de que siguen abiertos varios pleitos judiciales. Por un lado, el jugador exige la segunda parte de la prima de renovación y el club, por otro,  le pide a él 8,5 millones por incumplimiento de contrato.

Él quiere volver y las estrellas del Camp Nou quieren que vuelva, mientras Bartomeu guarda silencio

Como no bastaba con el francés, el Barça fichó luego a Coutinho. Pero ni uno ni otro han llenado el inmenso vacío que dejó en el campo el brasileño. Y en el vestuario porque puestos a escoger, tanto Messi como Suárez no tienen ninguna duda. Prefieren tener a Neymar a su lado.
Bartomeu, que guarda silencio tras la tormenta posterior a Anfield –ratificar a Valverde fue su gran decisión desde el pasado 7 de mayo– tiene la última palabra en una jugada que marcará (para bien o para mal) los dos años finales de su mandato presidencial. Neymar quiere volver. Y las estrellas del Camp Nou quieren que vuelva.