Ir a contenido

INTERCAMBIO CON NETO

Cillessen cierra su pase al Valencia

El club levantino anuncia el fichaje del portero holandés del Barça sin más detalles que un vídeo en las redes sociales

La operación es el primer paso antes de la adquisición del meta brasileño Neto por el club azulgrana en el intercambio pactado

Joan Domènech

Cillessen celebra el gol del Barça ante el Alavés el día de su debut.

Cillessen celebra el gol del Barça ante el Alavés el día de su debut. / ALEJANDRO GARCÍA (EFE)

Jasper Cillessen ya ha fichado por el Valencia y se cumple la mitad de la operación de intercambio de porteros que vincula al Barcelona y a Neto. El pase del meta holandés se ha confirmado al final de una larga jornada en la que Cillessen pasó y superó la revisión médica en la ciudad levantina.

El Valencia quiso atraer el interés mediático en el anuncio del fichaje, en las redes sociales, y sin que viera el rostro de Cillessen. Unos zuecos naranjas daban a entender la identidad del nuevo murciélago que iba a colgarse del travesaño de Mestalla. 

Intercambio vinculado

El Barça, en cambio, todavía no ha dado señales de vida, tal vez a la espera de cerrar la adquisición de Neto. El meta brasileño está en su país, donde realizará la revisión médica preceptiva antes de firmar su contrato. El intercambio de porteros está vinculado, y tiene mucho que ver con la gestión de las cuentas en los ejercicios económicos de ambos clubs.

El cambio  de cromos genera un beneficio contable en los clubs y en Cillessen, que ahora será titular en la Liga y en la Champions

A nivel contable, el cambio de cromos generará un beneficio contable. Cillessen obtendrá un beneficio adicional: será titular en la Liga y jugará la Champions, dos objetivos que le estaban vedados en el Camp Nou por la existencia de un rival insuperable. 

Cillessen llegó al Barça al final del mercado de verano del 2016. Tan al final que no participó en los dos partidos de la Supercopa de España ante el Sevilla (no fue, por tanto, su primer título) ni en las dos primeras jornadas de Liga de agosto. Su debut se produjo en la primera oportunidad gracias a una lesión de Marc André ter Stegen: el 10 de septiembre en la Liga frente al Alavés, que se saldó con una sorpresiva derrota (1-2).

El papel de Bravo

El meta holandés sustituyó a Claudio Bravo, y desempeñó, desde el primer día al último, el papel que estaba reservado al chileno con Luis Enrique: ser el suplente de Ter Stegen. Las tres temporadas que ha pasado en el Camp Nou han sido prácticamente idénticas. Incluso en el cómputo final: dos títulos en cada una.

El holandés se va tras completar tres temporadas idénticas, con 31 partidos y seis títulos: dos Ligas, dos Copas y dos Supercopas

En la primera campaña (16-17) jugó un partido de Liga (el del debut), uno de Champions (el último de la liguilla) y ocho de Copa (todos excepto uno por lesión), entre ellos la final, en la que el Barça venció al Alavés. En la segunda, jugó uno de Liga (ante el Villarreal, consumado el alirón liguero), uno de Champions (el sexto de la primera fase) y los nueve de Copa, con la aplastante goleada sobre el Sevilla en la simbólica despedida de Andrés Iniesta, que se consumaría semanas más tarde. 

La tercera, y última ha concluido otra vez con 11 partidos repartidos de forma parecida, aunque Cillessen ha jugado los tres últimos partidos de Liga para preparar la final de Copa. Esta vez el duelo ante el Valencia fue el último de la temporada y, a diferencia de las anteriores finales, tuvo un desenlace mucho peor con la derrota. En el torneo copero se perdió solo la eliminatoria de semifinales ante el Madrid. En la Champions, cómo no, despidió la liguilla.