21 oct 2020

Ir a contenido

EL MERCADO DE FICHAJES

De Ligt da largas y el Barça aprieta

Forzado por las ofertas del PSG, el Liverpool y la Juventus, el club azulgrana volverá a moverse esta semana

El central holandés se va de vacaciones y asegura que para un futbolista joven "lo más importante es jugar"

Rafael Tapounet

Matthijs De Ligt (derecha), junto a Frenkie De Jong, antes del partido frente al Portugal.

Matthijs De Ligt (derecha), junto a Frenkie De Jong, antes del partido frente al Portugal. / REUTERS / SUSANA VERA

Que Matthijs De Ligt tiene todos los números para convertirse en uno de los mejores centrales de la próxima década es algo que ya casi nadie discute en el fútbol europeo. Lo sabe Cristiano Ronaldo, que al término de la final de la Liga de las Naciones que disputaron el domingo las selecciones de Portugal y Holanda se acercó al joven capitán del Ajax para pedirle que se uniera este verano a la Juventus. "Me dijo: '¿Te vienes a Turín?'. Me sorprendió, me dejó en 'shock', así que me reí, pero no respondí nada", explicó De Ligt. Y lo saben también los responsables deportivos del FC Barcelona, que esta misma semana tienen previsto hacer un nuevo acercamiento para intentar no perder un fichaje que hace apenas dos meses creían tener atado.

Las conversaciones entre el jugador y el club azulgrana parecían anunciar un desenlace feliz para ambas partes, pero quedaron estancadas después de que, ante el interés mostrado por equipos como el PSG, el Liverpool y el Manchester United además de la Juventus, De Ligt decidiera reconsiderar su voluntad inicial y estudiar todas las ofertas. El desencuentro, en cualquier caso, es entre el futbolista (y su representante, Mino Raiola) y el Barça, puesto que el Ajax, que no desea entrar en una subasta, fijó un precio cercano a los 80 millones de euros que los azulgranas están dispuestos a pagar.

La importancia de jugar

Según fuentes próximas a la negociación, las dudas del central no son solo económicas, sino también deportivas. Capitán de su equipo y fijo en la selección 'oranje' con solo 19 años, De Ligt entiende que su carrera solo avanzará si tiene opciones de ser una pieza importante en un club con aspiraciones de ganar títulos. "Voy a pensar qué es lo mejor para mí y luego decidiré –señaló después del partido contra Portugal-. Creo que para un jugador joven es importante jugar. Eso es lo único que tengo claro".

Valverde tiene ahora a 4 centrales en nónima: Piqué, Umtiti, que ha dicho que no se quiere ir, Lenglet y el recién llegado Todibo

Y esa es una garantía que ahora mismo el Barça no está en condiciones de ofrecer. Con Gerard Piqué, Samuel Umtiti y Clément Lenglet en la plantilla (además del joven Jean-Clair Todibo, que podría salir cedido), el puesto de central es de los que prometen una mayor competencia. La situación cambiaría si, por ejemplo, Umtiti, cuya negativa a pasar por el quirófano para solucionar sus problemas en la rodilla izquierda ha causado un profundo malestar en el club, saliera en el mercado estival, pero el internacional francés no parece estar por la labor.

Ofertón del PSG

También hay discrepancias en el capítulo económico. Tanto en lo que respecta a la comisión de Raiola como en lo que atañe al salario del jugador. El Barça le ofrece unas condiciones similares a las pactadas con su gran amigo Frenkie De Jong (cuyo fichaje, cerrado en enero, es, en cualquier caso, un punto a favor de la opción azulgrana), pero la oferta del PSG es sensiblemente superior y De Ligt quiere hacerla valer.

De Ligt no tiene prisa por atar su futuro aumentando más el misterio

Existe, finalmente, también una cuestión de tiempos. El jugador no tiene prisa por atar su futuro y va dando largas. "El periodo de fichajes empieza dentro de un tiempo [oficialmente, el 1 de julio], así que primero me iré de vacaciones para descansar y luego ya veré", declaró De Ligt el domingo. El Barça, que sabe que el culebrón de Griezmann puede alargarse y que sería oportuno responder cuanto antes al golpe de mano protagonizado por el Real Madrid con Hazard y Jovic, tratará de acelerar la negociación. En los próximos días, pues, habrá movimientos.