Ir a contenido

EL ANÁLISIS INDIVIDUAL AZULGRANA

El 1x1 del Barça 18-19

Messi, Piqué y Ter Stegen han sobresalido en una temporada en la que la Liga ha sabido a poco

Joan Domènech

Messi es felicitado por Piqué tras el gol al Espanyol.

Messi es felicitado por Piqué tras el gol al Espanyol. / JORDI COTRINA

Ernesto Valverde

Señalado

La Supercopa de España y la Liga son el botín de la segunda temporada. Peor que el de la primera (Liga y Copa), y mucho peor por las expectativas generadas por un hipotético triplete, que el Liverpool desbarató violentamente y el Valencia remató en la Copa negando el doblete. El entrenador paga el malhumor de la frustración culé.

TER STEGEN

Coloso

Ha encajado más goles que en anteriores temporadas, aunque la sensación de seguridad que transmite es impagable. Ha salvado muchos puntos y ha dejado tantas paradas para el recuerdo (Athletic, Madrid, Sevilla…) que el exceso de confianza en un gol del Villarreal fue una anécdota. Encajó cuatro tantos aquel día, como encajó cuatro ante el Liverpool y el Betis, sufriendo las graves disfunciones defensivas del equipo.

SERGI ROBERTO

Estancado

La polivalencia que le permite ocupar varias funciones le ha servido para presentar números de titular. Ha acumulado minutaje como lateral derecho, lateral izquierdo, interior derecho y extremo derecho. Valverde no le ha mareado tanto como Luis Enrique. Garantiza regularidad, pero no genialidad. No ha dado síntomas de progresión, como si hubiera alcanzado su cota máxima de rendimiento.

SEMEDO

Contrastado

Un valiente que no se ha arrugado ante las adversidades (el error que protagonizó de Roma, las broncas de algunos compañeros, la inmensidad del Camp Nou) y que progresa con dignidad por el carril derecho. Algún día puede ser la réplica de Jordi Alba en la otra banda. Le falta continuidad y que crean más en él: ha acumulado una cantidad de sustituciones insólitas, más que todos sus compañeros de línea juntos.

PIQUÉ

Concentrado

Nadie tiene tantos frentes abiertos fuera del Barça como él. Pero en el campo parece que el fútbol sea el único aliciente de su vida. Un mal inicio de temporada resumible en el grosero error de Leganés y sus negocios (la Copa Davis) alimentaron las críticas, pero expresó su propósito de enmienda: "Hay mucha gente que me tiene ganas, que aprovechen ahora". Desde entonces, el mayor azote del Espanyol y el Madrid no ha dejado de escuchar elogios y ha terminado una temporada en un estado de forma excelente que se resume en la final de Copa: capaz de salvar un gol sobre la línea como ejercer de delantero centro en busca del empate. Ha aportado 7 tantos.

LENGLET

Apreciado

Marcó en su debut al Sevilla en la Supercopa y fue expulsado en su primera titularidad en el Camp Nou ante el Girona. Acabó mal en la final de Copa. De principio a fin, sin embargo, cuajó una gran temparada, resolviendo con eficacia y seguridad el trabajo atrás. Hizo olvidar a Umtiti y poco a poco se fue entendiendo con Piqué. Una de las notas positivas de la campaña porque se le augura progresión.

JORDI ALBA

Insustituible

El verdadero extremo izquierdo del equipo, aunque es el único lateral izquierdo de la plantilla. No ha tenido competencia alguna ni la ha necesitado para ofrecer un altísimo rendimiento. Un hombre clave más en el funcionamiento ofensivo que el defensivo. La conexión con Messi es una de las fortalezas del Barça que le ha permitido generar muchos goles. El Liverpool y el Valencia han manchado levemente una gran campaña.

RAKITIC

Incombustible

Ha jugado 54 partidos de 60, solo superado por Busquets (55) y por Alba en minutaje. Instalado en el interior derecho, nadie le ha derrocado. El club no ha necesitado buscarle un sustituto por falta de prestaciones o descenso de rendimiento. Pero la dilación en la renovación del contrato, ganada con esfuerzo, y el fichaje de De Jong invita a nuevas especulaciones sobre su traspaso. Una necesidad más económica que deportiva.

BUSQUETS

Agotado

Dio síntomas de cansancio al final, no tanto por el tono físico –más exigido y con más espacios– como por el mental por los cambios experimentados. Ha empezado a jugar en un doble pivote con Rakitic. Pese a ser uno de los capitanes, no ha ejercido de líder en los momentos críticos de la temporada para imponer su mando y su experiencia. Indiscutible en el equipo.

LUIS SUÁREZ

Constante

Ha vuelto a cumplir con la cuota de goles que se espera del delantero centro del Barça. Especial mente valioso durante la ausencia por lesión de Messi y los tres tantos al Madrid. La facilidad con que anota en España contrasta con las dificultades para marcar en Europa: un drama, lo que ensombrece la hoja de servicios tanto como las explicaciones sobre su operación de rodilla que le apartó de la final de Copa.

ARTHUR

Conmovedor

Su estilo ha evocado la figura de interior pequeño y técnico que mueve con destreza el balón y que había desaparecido con Xavi e Iniesta el verano pasado. Uno de los nuestros, piensan los culés, de un brasileño desconocido de 22 años que juega como si hubiera nacido en Sant Joan Despí. Brilló en el campo del Tottenham en su primer partido serio (2-4) y Valverde no le retiró de la titularidad hasta que una lesión de pubis fue mermando su aportación.

MESSI

Único

Por encima de todo y de todos. Instalado en un pedestal desde hace años, no renuncia a demostrar partido a partido que es el mejor de todos los tiempos, algo que ya estaba fuera de toda duda. Es precisamente el rendimiento, la constancia, la humildad implícita en su desempeño cotidiano lo que le mantiene en la cima. Sin Cristiano Ronaldo, ni los madridistas más recalcitrantes tienen argumentos para discutir su supremacía. Los récords goleadores han seguido cayendo con la naturalidad con que caen las hojas de los árboles. Conmocionado tras el desastre del Liverpool, según confesó, aguantó el tipo ante el Valencia en el último esfuerzo.

DEMBÉLÉ

Confirmado

Las lesiones aplazaron el veredicto sobre su fichaje y las virtudes que apuntaba han quedado corroboradas: fue la máquina que tiró del tren en el inicio. La producción goleadora se detuvo en la jornada 20. Imparable en el uno contra uno, no ha encontrado peor rival que otras dos lesiones que le frenaron otra vez. Debe resolver su fragilidad muscular.

COUTINHO

Consumido

Ha hecho en un año lo mismo que en medio la temporada pasada. Un ejemplo claro de estancamiento. Parte con el agravante indisociable de lo que costó. La ecuación rendimiento-coste no es satisfactoria. No pudo mantener la titularidad en la pugna con Dembélé en el ataque, ni con Arthur en el centro del campo. Triste y sin reacción alguna.

CILLESSEN

Fidedigno

El portero de la Copa, desgraciadamente relegado a un solo torneo por competir con un insuperable Ter Stegen. Jugó en la Champions con la clasificación consumada y en la Liga con el alirón cantado. Tan fiable como su homólogo, ha respondido tan bien que parece un lujo tenerle en la plantilla. Se marcha en silencio pero con el orgullo de haber respondido con acierto.

ARTURO VIDAL

Honrado

Le tocaron la cresta, y nunca mejor dicho, cuando se quejó en las redes sociales por lo poco que jugaba al inicio. Estalló en Valencia, pero la onda expan siva quedó controlada con una charla en Sant Joan Despí. Sin haberse adueñado de la titularidad, y con espíritu de jornalero, no se ha abandonado.

ALEÑÁ

Breve

Empezó la temporada lesionado y eso le impidió competir por la titularidad. Entró tarde en el equipo y entra tarde en los partidos, por ser inaccesi ble todavía la titularidad (10 veces en la alineación) para él. En su primera campaña en el Barça deja buenos números.

MALCOM

Ninguneado

Salvó el empate ante el Inter, ante el Madrid y colaboró con el empate ante el Villarreal. Solo tuvo oportu nidades saliendo del banquillo, con Dembélé lesionán dose y Coutinho defraudando. Valverde le ha tenido muy poco en cuenta pese a ser un fichaje de 40 millones. No compitió de verdad en la delantera.

UMTITI

Oscurecido

De octubre a febrero jugó un partido, arrastrando la lesión de cartílago de la que no se ha recuperado.

VERMAELEN

Efímero

Se despide sin la mínima continuidad admisible en un profesional que expresó su calidad cuando jugó.

RAFINHA

Infortunado

Otra rotura de ligamentos cruzados en la otra rodilla ha echado por tierra su ilusiones.

BOATENG Y MURILLO

Inncesarios

Cesiones inútiles de invierno. Cuatro partidos por barba. Mejor el central que el delantero, fuera de forma.

MUNIR Y DENIS

Despedidos

Uno se fue al Sevilla y el otro al Arsenal. Dejaron dos goles cada uno antes de marcharse en invierno.

LOS CANTERANOS

Puntuales

Wagué y Ricki Puig son los elementos más relevantes. Abel Ruiz y Carles Pérez, delanteros, lo tienen peor.