20 feb 2020

Ir a contenido

DE JONG, DE LIGT, GRIEZMANN...

Barça, pilares estratégicos con nombres y apellidos

El club tendrá que renovar la estructura del equipo, como ya hizo con éxito en el 2014

Marcos López / Joan Domènech

Koeman charla con Frenkie de Jong durante el entrenamiento de la selección holandesa en Zeist.

Koeman charla con Frenkie de Jong durante el entrenamiento de la selección holandesa en Zeist. / EFE / KOEN VAN WEEL

El Barça ha vivido de la obra de Guardiola cuando se abrió, de par en par, la puerta de La Masia (Messi, Piqué -se fue y volvió- y Busquets), además de una regeneración exitosa en el 2014, guiada ideológicamente por Andoni Zubizarreta, al que despidieron antes de poder disfrutarla.

Tuvo que ver Zubi el triplete de Berlín-2015 desde su casa tras introducir piezas estratégicas (Ter StegenRakitic Luis Suárez) en un equipo que ya había mejorado con Jordi Alba (2012) y Neymar (2013). Ahora, el Barça busca pilares nuevos para darle un último impulso a ese trío de capitanes que llevan más de una década soportando el equipo.

Koeman charla con De Ligt en el entrenamiento de la selección holandesa. / Afp / KOEN VAN WEEL

1.- De Ligt condiciona la remodelación

Se necesita un lateral izquierdo para empezar. Suplente de Alba, pero es obligatorio para Valverde, si es que sigue o para quien llegue, disponer de una alternativa fiable en ese flanco de la defensa. La marcha de Lucas Digne al Everton resultó un gran negocio económico (20 millones de euros), pero originó un enorme problema deportivo porque ni Cucurella, que se fue el verano pasado al Eibar donde ha explotado como interior zurdo y no de lateral, ni Miranda, desde el Mini, han servido al ‘Txingurri’, que ha improvisado hasta tres soluciones de emergencia: VermaelenSemedo y Sergi Roberto. Hasta llegó a inventarse a Malcom de carrilero zurdo.

Se busca lateral zurdo suplente para dar descanso a Alba y portero que acepte vivir sentado tras Ter Stegen 

Se busca lateral izquierdo suplente. Y también se necesita portero suplente porque Jasper Cillessen se ha cansado de estar sentado esperando que algún día Ter Stegen deje de ser Ter Stegen. Persigue la estructura deportiva dos piezas secundarias, pero trascendentes para tener alternativas consistentes a lo largo de la temporada.

El futuro de Umtiti

No se descarta que en el otro lateral, el derecho, existan también novedades por si Semedo quiere encontrar en el Atlético de Madrid, uno de sus pretendientes, la continuidad y regularidad que no ha tenido en el Camp Nou. Se abriría así una puerta para que Wagué, el prometedor defensa del Barça B, se colara en el primer equipo.
Aunque todo queda pendiente de la decisión realmente estratégica en esta zona. ¿Qué pasará con De Ligt? Si viene el joven central holandés, el futuro de Umtiti está seriamente amenazado. "No tengo ningún equipo de ensueño más allá del Ajax, mi sueño desde pequeño era jugar aquí", dijo el defensa, aplazando unos días más su decisión. De Jong lo quiere a su lado.

Pero De Ligt mantiene el misterio, consciente de que su valor en el mercado no para de crecer por mucho que las negociaciones con el Barça arrancaran desde hace varios meses. La llegada del actual capitán del Ajax modificaría, y mucho, el estatus en el centro de la zaga relegando a Lenglet, que ha completado un buen primer año en el Camp Nou, y dejando quizá a Todibo, una apuesta arriesgada (solo jugó 10 partidos en el Toulouse antes de su fichaje) como la cuarta vía. Vermaelen acaba contrato y se irá.

De Jong posa con la camiseta del Barça junto a Bartomeu. / FC BARCELONA

2.- Llega De Jong para inyectar talento

La línea de centrocampistas ya conoce el refuerzo mínimo indispensable que les acompañará. Frenkie de Jong es el único fichaje cerrado. Es un mediocentro que, por características, debería ser el recambio de Sergio Busquets, pero el propio De Jong desveló en Holanda que al principio jugaría de interior.
Las miradas se desviaron hacia Ivan Rakitic, más que sobre Arthur, aunque el final de temporada del brasileño le convierte en menos indiscutible de lo que pareció en algunas fases.

Messi y Rakitic se lamentan de la final de Copa perdida en Sevilla. / AP / MIGUEL MORENATTI

Lleva tiempo Rakitic en el radar del club, que le busca una salida para obtener recursos económicos

Su juventud (22 años) garantiza la continuidad en la plantilla, como la veteranía (y la reciente renovación) garantiza la de Busquets, pieza clave de la última década y del futuro inmediato. Sobre todo, si se trata de recuperar la esencia más pura del juego de pases. La cabeza de Busquets sabe de memoria el libro de instrucciones.
Arturo VidalRafinha y Aleñá son los otros centrocampistas. Sergi Roberto lo es de formación. Al fondo se ve a Ricki Puig. ¿Bastará con De Jong para elevar el nivel de juego y de exigencia? ¿Todos esos jugadores, por cantidad y/o calidad, son suficientes para elevar el nivel del próximo año, que de eso se trata? El dinero que quede en la caja (De Jong cuesta 75 millones fijos más 11 en variables) se destinará a las prioridades de las demás líneas. La del centro del campo ya está resuelta.

Luis Suárez se lamenta de su lesión en Anfield. / REUTERS / CARL RECINE

 3.- Goles más allá de Leo y Luis

Con dos delanteros eficaces (Messi y Suárez) le ha bastado al Barça para dominar la Liga, pero se ha quedado seco en Anfield y en el Villamarín. En los 180 últimos minutos que han decidido dos títulos (Champions y Copa), el equipo solo ha marcado un gol. A balón parado. Sacó el córner Malcom, cabeceó Lenglet y Messi, el más listo de todos, aprovechó el rechace de un colosal Jaume Domènech. Liverpool y Valencia, con distintas vías, frustraron el ataque de un Barça que necesita más goles.
No se trata únicamente de que finalmente, y con un año de retraso sobre lo previsto, aparezca Griezmann. El francés no solo aportará goles (ha sumado 21 en 48 partidos esta temporada en el Atlético) sino que introducirá registros nuevos en el ataque azulgrana. Pero si vuelve a renunciar, habrá que seguir buscando delanteros.