Ir a contenido

el rival de budapest

El Lyon, un equipo intratable

El Olympique es el tricampeón de Europa y solo ha perdido un partido de Liga de los últimos 110 que ha disputado

La centrocampista Majri, después de 13 campeonatos franceses seguidos, dice que la Champions "es el objetivo principal de cada temporada"

Joan Domènech

Las defensas Lucy Bronz y Griedge MBock, en el entrenamiento del miércoles.

Las defensas Lucy Bronz y Griedge MBock, en el entrenamiento del miércoles. / emmanuel foudrot

El Barça-Lyon se repite pero con todo al revés. El Balón de Oro, la condición de favorito, el mejor equipo, el mejor entrenador los tiene el club francés. Y los resultados y los títulos, naturalmente, que presentan un rival casi imbatible. Las chicas futbolistas aguardan el partido -no se trata de una eliminatoria de octavos como la masculina- con sensaciones completamente distintas a las que sentían los hombres. Opuestas.

El Olympique llega a la cita después de completar una temporada de 26 partidos con 23 victorias y 3 empates, es decir, invictas, y con el doblete de Liga y Copa en el zurrón. "Hemos cumplido el contrato", dijo el miércoles  medio en broma Sarah Bouhaddi, la portera titular.

Patri Guijarro y Ada Hegerberg, en el Miniestadi el año pasado. / JOSEP LAGO (AFP)

Dos eliminatorias perdidas

La trayectoria global del conjunto francés del último lustro en la Liga aún es más apabullante: 103 victorias en 110 partidos, con 6 empates y 1 derrota, 551 goles marcados por partidos (5 de media) y 26 encajados (un cuarto de gol en contra por partido). Esa derrota se produjo el 17 de diciembre del 2016 frente al Paris Saint Germain. El Barça aguantó el tipo ante tan formidable rival cuando se cruzaron en Europa, aunque sucumbió en las dos eliminatorias precedentes: empató un partido (0-0) y perdió por la mínima en los cuartos de la Champions 2015-16 (1-0) y sucumbió en los dos de la semifinal del 2017 (1-3 y 0-2).

Las tres últimas finales llegaron a la prórroga y dos se decidieron en los penaltis

Pero las distancias se acortan cuando se trata de una final a 90 minutos, quizá 120 si se cumple la tradición de los últimos tres años en los que hubo prórroga y dos tandas de penaltis. El Lyon ha conquistado las tres últimas, así que el Barça, en resumidas cuentas, se enfrenta a las tricampeonas continentales, que poseen en sus filas a la mejor jugadora de Europa, Ada Hegerberg, y al mejor entrenador de Europa, Reynald Pedrós, en la gala del Balón de Oro. El OL es, obviamente, el líder del ranking europeo, mientras que el Barça es el tercero.

El doble de presupuesto

El presupuesto del club francés se acerca a los 8 millones de euros anuales, el doble que el Barça. "Los cuatro semifinalistas de la Liga de Campeones fueron todos de los principales clubes europeos (OL y Barça, más el PSG y el Chelsea). La final también refleja la determinación del Barcelona de estar en el nivel más alto", explicó Jean-Michel Aulas, el presidente del club, que se reencontrará con Josep Maria Baartomeu tres meses después.

La centrocampista Amadine Henry, en la eliminatoria ante el Chelsea. / EMMANUEL FOUDROT (REUTERS)

"Estoy contenta de jugar contra el Barcelona, el fútbol español está progresando", afirmó Bouhaddi, que chutó el penalti decisivo en la final del 2017. No era de extrañar que estuviera "bastante tranquila" antes de viajar a Budapest, en comparación con el estrés que debió sufrir en aquel momento.

"El Barcelona es más fuerte que en años anteriores y ha fichado bien", reconoce Majri

13 Ligas seguidas 

"El Barcelona es más fuerte que en años anteriores y ha fichado bien. Usa bien el balón y no será fácil. Tendremos que hacer un gran partido para ganar otra vez", comentó Amel Majri, centrocampista, y que no tuvo reparo en manifestar que la Champions "es el objetivo principal de cada temporada". Francia se les ha quedado pequeña. Ya no les motiva: han encadenado los últimos 13 títulos. Ininterrumpidamente desde el 2006. La Copa ha sido suya siete de los útimos ocho años, con la única excepción el año pasado.