Ir a contenido

OTRO PERCANCE

Dembelé, frágil como un mosquito

El extremo francés cae a los 25 segundos del partido ante el Celta en la quinta lesión muscular que sufre en el Barça y que le descarta para Liverpool

"Como entrenador, no tengo una explicación", reconoce Valverde, que se confiesa "preocupado" y teme que se trate de una rotura

Joan Domènech

Boufal se interesa por Dembélé después de que el delantero del Barça se lesionara.

Boufal se interesa por Dembélé después de que el delantero del Barça se lesionara. / óscar del pozo (afp)

Llegó a Barcelona con el apodo de Mosquito. El alias cuadraba, cuadra, en correspondencia al cuerpo fibroso y negro de Ousmane Dembélé, fino y delgado y esa velocidad vertiginosa, sinuosa, engañosa como el vuelo de un insecto. El mote se lo puso Samuel Umtiti tras coincidir en una concentración de la selección francesa. "Su cara me hizo pensar en este apodo y también su agilidad y velocidad cuando corre con el balón", explicó el central. No pensó Umtiti que permitiría aludir a la fragilidad de su compañero en el Barça.

No fue noticia que Dembélé se lesionara en Balaídos. Era el quinto percance antes de que haya acabado la segunda temporada. La noticia fue que se lesionó a los 25 segundos de partido. Ni siquiera rompió a sudar que se rompía alguna fibra muscular en la parte posterior de la pierna derecha. Recién iniciado el encuentro, intentó un cambio de ritmo acompañado de un cambio de dirección y se paró. "Puede tener una rotura", adelantó luego Ernesto Valverde, "preocupado" porque las pruebas confirmen sus temores.

"Como entrenador no tengo una explicación pero fatiga muscular, desde luego, no es", dice Valverde, aludiendo al minuto que jugó ante el Liverpool

El chispazo de aviso

Apenas una carrera y un pinchazo, la alerta que empieza a ser familiar en el cuerpo de Dembélé, le invitó a parar. Supo al momento el eléctrico extremo francés que ese chispazo de dolor traía malas noticias. Desde el banquillo detectaron que el Mosquito dejaba de volar. En Vigo y quizá en lo poco que queda de temporada: cuatro partidos, cinco si el Barça llega a la final de la Champions tras eliminar al Liverpool.

"Como entrenador no tengo una explicación", confesó Valverde, "pero fatiga muscular, desde luego no es", explicó, aludiendo a la breve participación de Dembélé en el anterior partido frente al Liverpool. Solo jugó un minuto y el tiempo añadido, en el que falló una clara ocasión al final del encuentro. "No lo sé, ha calentado bien", añadió, desorientado de los motivos de tan temprana calamidad.

Demélé deja el campo mientras Collado, su sustituto, se prepara. / MIGUEL RIOPA (AFP)

"Un contratiempo importante"

Estaba virtualmente descartado en Anfield, sin embargo, por su titularidad ante el Celta. Igual que Arthur, que ofició de mediocentro. Ninguno de los que jugará el martes estaba sobre el césped. Philippe Coutinho se puso el chandal de suplente. El equipo de la Champions sale por eliminación: Ter Stegen, Semedo, Piqué, Lenglet, Alba; Sergi Roberto, Raklitic, Busquets, Vidal, Messi y Suárez. "Es un contratiempo importante para Anfield y los partidos que faltan", dijo el técnico.

Dembélé está descartado. El parte médico del Barça apenas habló de una lesión "en los isquiotibiales de la pierna derecha". Valverde insinuó que teme una rotura. Las pruebas precisarán la dimensión de esa dolencia. La quinta en el Barça. El expediente se abrió con la rotura del tendón del bíceps femoral de la pierna izquierda (septiembre del 2017) y continuó con el músculo semitendinoso de la pierna izquierda (enero del 2018) que le tuvo otro mes parado.

Todibo, que también se lesionó, frente a Maxi Gómez. / ELISEO TRIGO (EFE)

El sexto canterano

Quedó cerrado hasta enero del 2019 cuando se produjo un esguince en el tobillo izquierdo y, ocho partidos después, otro percance en el bíceps femoral del muslo izquierdo en marzo. En Vigo se dañó la derecha por primera vez. Como Jean-Clair Todibo, que se retiró una hora más tarde con la mano en la misma pierna. En el caso del defensa era más comprensible que se rompiera tratándose de su segundo partido oficial en siete meses. "Esperamos que nos sea excesivo", adelantó Valverde esperando un pronóstico más favorable. 

La sustitución de Dembélé, que se demoró hasta el minuto 5, facilió el debut de Álex Collado (20 años), el talentoso centrocampista del filial. El sexto canterano que se estrena en la temporada (décimo con Valverde) se situó como delantero.