Ir a contenido

LA IDA DE LA SEMIFINAL

Primer asalto Bayern-Barça en la Champions femenina

El equipo femenino azulgrana afronta la semifinal "con mucha naturalidad", según Lluís Cortés, el entrenador

Joan Domènech

Kheira Hamraoui y Toni Duggan se preparan para un entrenamiento en la ciudad deportiva.

Kheira Hamraoui y Toni Duggan se preparan para un entrenamiento en la ciudad deportiva. / JORDI COTRINA

Con el mismo entusiasmo que el Barça masculino, seguramente más, afronta el equipo femenino la semifinal de la Champions League que le enfrenta este domingo (18 horas) a otro nombre histórico del fútbol: el Bayern de Múnich. Un rival tan respetable como lo es el Liverpool para ellos.

Las chicas disputan la penúltima ronda por segunda vez en su corta historia, y el torneo europeo se erige en la única opción de título que depende de ellas. Cayeron eliminadas en la Copa y la Liga está pendiente de que el Espanyol les eche una mano el lunes derrotando al Atlético de Madrid.

"Afrontamos el partido con mucha naturalidad", aseguró Lluís Cortés, el entrenador del Barça. “Ya hemos jugado partidos de mucha tensión como el del Wanda" [derrotaron al Atlético, el líder, por 0-2 hace un mes], añadió el técnico, que aún no ha cumplido ni cuatro meses como primer entrenador tras sustituir a Fran Sánchez.

Lluís Cortés escuicha divertido a Van der Gragt y Duggan. / ENRIC FONTCUBERTA (EFE)

Primera experiencia, segunda experiencia

Será la primera experiencia de Cortés a este nivel. Y la primera de muchas de sus jugadoras. No para Marta Torrejón, la capitana. Ella participó en la semifinal del 2017 ante el París Saint Germain. Las francesas ganaron los dos partidos (1-3 en el Miniestadi y 2-0 en casa).

"El equipo ha crecido mucho desde entonces, hemos madurado mucho", garantizó la defensa azulgrana, convencida de que "la experiencia adquirida" en partidos de altos vuelos permitirá que el Barça haga un papel mejor. El Bayern todavía no ha perdido en la competición europea, es el segundo máximo goleador y solo ha encajado dos tantos en todo el torneo.

La final, esta vez, no parece tan lejana. El club ha apostado en firme por la sección, profesionalizándola y reforzándola con fichajes extranjeros. Lieke Martens, el Balón de Oro del 2017, es el gran exponente de la mayor calidad de la plantilla. La delantera holandesa está alcanzando su mejor pico de forma.

Cortés desplazó a toda la plantilla a Múnich, donde le espera un Bayern con muchas internacionales alemanas. "Intentarán aplicar su juego directo y dejar la eliminatoria encarrilada", presupone el técnico. El Barça, en cambio, tratará de imponer su estilo, más técnico y elaborado, para que la sentencia se dicte en el Miniestadi el 28 de abril. La otra semifinal enfrenta al Chelsea con el Olympique de Lyon.