02 dic 2020

Ir a contenido

ELOGIO A LOS JÓVENES DEBUTANTES

Valverde: "Riqui Puig nunca se esconde"

El Barça presentó el once más joven de la Liga con una media de 24 años y 133 días

Marcos López

Riqui Puig se cuela entre Rivera y Miramon, del Huesca, en El Alcoraz.

Riqui Puig se cuela entre Rivera y Miramon, del Huesca, en El Alcoraz. / AP / MANU FERNÁNDEZ

Aprobaron los jóvenes. Era un equipo de "adultos", como recalcó Arturo Vidal, con "los jóvenes" que diseñó Valverde. Un Barça tan joven que batió su registro al presentarse con un once que tenía una media de 24 años y 133 días. El más joven de la Liga, toda una declaración de intenciones, justo ahora que el título está más que resuelto.

Joven y atrevido, por mucho que el marcador (un triste 0-0) pudiera indicar lo contrario. Pero el técnico estaba contento porque era "un partido rodeado de connotaciones especiales en el que aparecieron tipos descarados como Riqui Puig, Wagué y hasta Todibo.

"Todibo, Wagué y Riqui Puig han ido de menos a más" (Valverde)


"Los tres han ido de menos a más", dijo el entrenador azulgrana, recalcando que "han ido creciendo con el paso del partido". Después, Valverde fue mucho más concreto. “Han empezado con el nerviosismo propio del debut”, precisó antes de analizar, uno a uno, a todos esos futbolistas que tuvieron en Huesca la tarde que tanto habían esperado.

"Todibo por arriba es fortísimo y en la disputa también. Tiene que mejorar con el balón" (Valverde) 


Empezó hablando de Todibo, que terminó exhausto tras completar sus primeros 90 minutos oficiales desde inicios del pasado mes de noviembre cuando fue apartado por el Toulouse. "Es un jugador que por arriba y en la disputa es fortísimo”, contó Valverde. “Tiene que mejorar con el balón", añadió después el técnico antes de concentrar sus palabras en la aparición, ahora sí oficial en la Liga, de Riqui Puig.

Correciones a Riqui

"Ha tenido presencia en el campo, siempre se relaciona bien con el balón. Nunca se esconde en el juego", dijo el ‘Txingurri’, subrayando después que habló con el joven centrocampista para hacerle algunas "correciones". Era lógico. 
En agosto, Riqui cumplirá 20 años. "Hemos corregido algunas cosas del primer tiempo porque se ralentizaba mucho el juego porque, además, el campo estaba lento".

"Quiero seguir en este club. Es el club de mi vida, de mis padres, de mi familia... " (Riqui Puig)

Todos esos detalles, además de estar rodeado por futbolistas con los que no había compartido ni un solo encuentro, alteraron el paisaje de Riqui, aunque siempre quedará para el recuerdo esa delicada asistencia a Dembélé en la primera parte.

Un pase que sirve, en realidad, como tarjeta de presentación. "Quiero seguir en este club. Es el club de mi vida, de mis padres, de mi familia… Si me dan a escoger yo seguiré aquí", apuntó el centrocampista de Matadepera, espantando así cualquier posibilidad de ser cedido la próxima temporada.

"Wagué ya nos desbordaba bien por el lado derecho, aunque, al final, ha terminado fundido" (Valverde)

"Es un sueño haber debutado en la Liga", añadió Riqui, seguro de que su evolución pasa por quedarse en el Camp Nou. O lo más cerca posible. En idéntica situación se halla Wagué. Superado el "nerviosismo inicial propio de la responsabilidad y del debut", como precisó Valverde, el defensa senegalés fue adquiriendo más peso.

"Moussa ya nos desbordaba bien por el lado derecho, aunque, al final, ha terminado fundido, absolutamente fundido”, dijo el técnico elogiando a los tres jóvenes que nunca olvidarán Huesca. Falta saber ahora quien se queda de verdad.