Ir a contenido

VIERNES, SORTEO DE CUARTOS

Messi contra Cristiano y el dominio de la Premier

El Barça, que encadena su 12ª presencia consecutiva en los cuartos de final, es el único representante español

Marcos López

Messi y Cristiano vuelven a ser las estrellas de la Champions.

Messi y Cristiano vuelven a ser las estrellas de la Champions. / AFP

Demasiado tiempo llevaban sin verse, aunque fuera en la distancia. Demasiado porque Messi y Cristiano se habían separado hace ocho meses después de repartirse la hegemonía del fútbol mundial desde Barcelona y Madrid. Ahora tienen a Europa por testigo. Quizá no se encuentren en los cuartos de final, ni tampoco en semifinales o quien sabe si en la final del Metropolitano el próximo 1 de junio, pero el gran duelo ha resurgido.

Ronaldo festeja uno de sus goles al Atlético. / GETTY IMAGES

Cambia el orden, mandan los cuatro clubs ingleses en el Champions, pero dominan las estrellas de siempre

Cambia el orden en la Champions, manda la Premier, con cuatro equipos, y del campeón de los tres últimos años ni rastro alguno. El Madrid está en la calle. Echado de su trono favorito en octavos de final por un grupo de rebeldes e imberbes jóvenes que dignificaron la camiseta del Ajax. No está el Madrid ni tampoco el Atlético de Simeone, anfitrión de una final que tendrá que ver desde la grada, incapaz como fue en Turín de ser fiel al cholismo, una filosofía del juego y hasta de la vida.

Nuevo jerarca

Habrá, por lo tanto, dentro de dos meses y medio un nuevo jerarca. Este viernes se conocerá la ruta definitiva hacia Madrid cuando la UEFA haya hecho el sorteo de los cuartos, ahí lleva el Barça instalado 12 años de forma consecutiva, y luego de las semifinales. En el bombo convivirán cuatro favoritos y dos estrellas que dominan el escenario y el juego.

Guardiola, en una rueda de prensa. / REUTERS / LEE SMITH

"Somos adolescentes en la Champions" (Guardiola)

Barça, Juventus, City, un equipo novel según Guardiola (“somos adolescentes en la Champions”, dijo) y Liverpool, el finalista de la pasada edición derrotado hace un año por el Madrid, se asoman como los grandes candidatos. Luego está el segundo nivel con Tottenham, ya batido por los azulgranas en la fase de grupos donde firmaron en Wembley quizá el partido más completo del curso, y el renacido United. En el tercer y último nivel quedan ya el Oporto de Casillas y el Ajax de De Jong, el estilo del Barça para la próxima década..

Pero todo queda eclipsado por Messi. Y por Cristiano. Leo está cansado de que el recuerdo de Berlín-2015 sea cada vez más añejo. Ronaldo anda empeñado en demostrarle a Florentino, que mirará Europa desde casa y por televisión, que las Champions le pertenecen mucho más a él que a Zidane, el técnico que ha vuelto para reconstruir un Madrid derruido y en ruinas. En el Bernabéu están ya de pretemporada, sin nada que ganar.

Florentino, en la rueda de prensa de presentación de Zidane. / EfE / BALLESTEROS

El campeón mirará Europa desde casa inmerso como anda el Madrid ahora en un complejo proceso de reconstrucción

Messi fue respetuoso con Cristiano. “Lo que ha hecho él y la Juve fue impresionante. Tuvo una noche mágica”, contó la estrella argentina. Tres goles al rocoso, o supuestamente rocoso, Atlético para ganarse, de nuevo, el respeto europeo. 24 horas después, y sin hacer uno de sus 50 mejores partidos, Leo dejaba dos goles (un penalti a lo Panenka y otro con la derecha tras hacer ‘un Boateng’ con dos centrales del Lyón a la vez) y un par de asistencias, la de Pique es caviar puro y otra más tradicional a Dembélé.

Leo ganó a CR7 en Roma 2009

Hace ya casi una década que Messi y Cristiano se cruzaron en una final de Champions. Era en el 2009. Era cuando Leo se sostuvo en el aire, colgado de un invisible hilo del cielo, para marcar uno de sus goles más bonitos a Van der Sar. Era el 2-0 del Barça de Guardiola al United de Ferguson y Cristiano.