Ir a contenido

la factura de la clasificación

Dembélé, de tres a cuatro semanas de baja

El delantero francés se rompió el bíceps femoral y es duda para la ida de los cuartos de final de la Champions

Rafael Tapounet

Dembéle, tras marcar ante el Olympique de Lyon.

Dembéle, tras marcar ante el Olympique de Lyon. / AFP

Ousmane Dembélé y Ernesto Valverde conocían el riesgo, lo asumieron y ahora deberán pagar el precio. La factura no es menor: una rotura muscular en el bíceps femoral de la pierna izquierda que obligará al extremo francés a permanecer alejado de los terrenos de juego entre tres y cuatro semanas.

Llegó Dembélé al partido de Champions League frente al Olympique de Lyon resentido aún de la pequeña elongación que sufrió en el citado músculo durante el encuentro de Liga con el Rayo Vallecano. Pese a que el Mosquito se había entrenado el martes con normalidad, Valverde prefirió actuar con cautela y lo dejó de salida en el banquillo para dar entrada en su lugar a Philippe Coutinho. La apuesta salió bien hasta que llegó el 2-1. Con los lioneses adelantando líneas y volcándose en ataque, el partido pedía a gritos la presencia de Dembélé para atacar los espacios que dejaba a sus espaldas el cuadro visitante. Había que tomar una decisión. Y el técnico optó por el cambio.

Con la incorporación del francés, el Barça ganó velocidad, verticalidad y amenaza. El Lyon encontró un nuevo motivo de preocupación y empezó a dudar, una situación que Leo Messi supo explotar con una precisión demoledora. Después de marcar el tercer gol del equipo y de asistir a Gerard Piqué en el cuarto, el astro rosarino condujo en el minuto 85 un fulgurante contraataque que Dembélé acabó rematando a gol con su pie derecho. Inmediatamente después, emitio las primeras señales de que algo no marchaba bien.

Hasta el final

Al advertir sus gestos, tanto Valverde como el delegado azulgrana, Carles Naval, se dirigieron al jugador para preguntarle si estaba en condiciones de continuar. También futbolistas como Jordi Alba, Ivan Rakitic y Clément Lenglet se interesaron por su estado y, con el 5-1 en el marcador y la eliminatoria resuelta, le aconsejaron que no arriesgara más de la cuenta. Dembélé no pareció dar demasiada importancia a las molestias y siguió jugando hasta el pitido final.

Las pruebas practicadas en la mañana del jueves confirmaron la existencia de una rotura muscular y estimaron “un tiempo aproximado de baja de entre tres y cuatro semanas”, según el comunicado médico que hizo público el club. Ese periodo de recuperación implicará que el jugador se pierda un mínimo de cuatro partidos de Liga (en un tramo particularmente importante de la competición) además de los dos compromisos que la selección francesa tiene en los días 22 y 25 de marzo.

Con toda seguridad, Dembélé no estará disponible en los duelos que el Barça debe dirimir en las próximas semanas con el Betis (en el Benito Villamarín, este domingo), el Espanyol (en el Camp Nou, el día 30) y el Villarreal (en La Cerámica, el 2 de abril). Es asimismo muy improbable el concurso del francés para afrontar la decisiva visita del Atlético de Madrid (el 6 de abril).

Eliminatoria en peligro

A partir de ahí todo dependerá de la evolución de la lesión y de la prudencia con la que consideren necesario conducirse los técnicos del primer equipo. El encuentro de ida de los cuartos de final de la Champions se disputará el 9 o el 10 de abril, un fecha que da opciones al francés siempre y cuando se cumpla la estimación más favorable. Si el plazo de recuperación se alarga hasta el mes, Dembélé podría reaparecer en el partido de Liga en Huesca (14 de abril) o en la vuelta de la eliminatoria europea (16 o 17 de abril).

No es la primera vez que el Mosquito se rompe el bíceps femoral de la pierna izquierda en su etapa como azulgrana. Esa misma lesión, aunque más grave, es la que se produjo el 16 de septiembre del 2017 en un partido en Getafe. En aquella ocasión, el delantero estuvo más de tres meses de baja y se perdió una veintena de encuentros.