01 jun 2020

Ir a contenido

partido de Champions

La Guardia Urbana detiene a seis personas tras una pelea entre aficionados del Lyón y el Barça

Los arrestados están siendo atendidos en centros sanitarios, pues sufren heridas de diversa consideración

Los incidentes han ocurrido a las 16.40 horas a la altura de la avenida Madrid y Rambla Badal, donde otros 5 hinchas franceses han sido agredidos con gas pimienta

El Periódico / Barcelona

Hinchas del Lyón se concentran en la plaza de Artós de Barcelona a la espera del partido. / TONI ALBIR (EFE / VÍDEO: EFE)

La Guardia Urbana de Barcelona ha detenido este miércoles a cinco personas, aficionadas del Olympique de Lyon (OL) y del FC Barcelona, que han resultado heridas tras una pelea multitudinaria en el distrito de Sants de la capital catalana, según han confirmado fuentes policiales. Cerca del acceso al Camp Nou, se ha detenido a un sexto ultra, del Lyón, por propinar un puñetazo a un mosso, que ha resultado herido en una ceja.

La pelea ha tenido lugar hacia las 16.40 horas de esta tarde a la altura de la Avenida Madrid y la Rambla Badal de Barcelona, en el marco de la concentración de grupos ultras del OL y del Barça, horas antes del partido que enfrentará a ambos equipos de vuelta de octavos de final de la Liga de Campeones. Según la Guardia Urbana, los cinco detenidos ahora están siendo atendidos en centros sanitarios, pues sufren heridas de diversa consideración, y después pasarán a manos de los Mossos d'Esquadra.

Cinco heridos con gas pimienta

Además, según ha avanzado la Cadena SER Catalunya, cinco aficionados del equipo francés han sido agredidos con gas pimienta en la avenida de Madrid de Barcelona y uno de ellos ha sido trasladado al Hospital Sagrat Cor tras ser herido en la cabeza. En total, según ha anunciado el Servei d'Emergència Mèdica (SEM) ha atendido a ocho personas de carácter leve, tres de ellos Mossos d’Esquadra

Unos 4.500 seguidores del OL, entre ellos unos 300 ultras de extrema derecha, se ha concentrado esta tarde en la plaza de Artós de la capital catalana, gritando consignas como "Puta Barça" y "Puta Catalunya", a la espera de disputar el partido de Champions contra el FC Barcelona.

Hinchas del Lyón marchan por Barcelona al grito de puta Barça, puta Catalunya. / TONI ALBIR (EFE / VÍDEO: EUROPA PRESS)

Los Mossos d'Esquadra han desplegado desde primera hora de la mañana un dispositivo de seguridad extraordinario, junto con la Guardia Urbana de Barcelona, con el objetivo de controlar posibles enfrentamientos entre grupos rivales radicales del Barça y del OL. Allí, los Mossos han efectuado identificaciones, durante las cuales se han encontrado petardos y bengalas. 

Partido de alto riesgo

El partido entre el Barça y el Lyón está considerado de alto riesgo. Inicialmente el grupo ultra 'Bad Gones', que mantienen vínculos con los Ultrasur del Real Madrid, había anunciado por las redes sociales una concentración en la Plaça d'Osca, cercana al Camp Nou y donde habitualmente se realizan celebraciones antifascistas. Sin embargo, una veintena de personas con una pancarta y la inscripción: "Sants antifeixista (Sants antifascista). Tout le monde deteste les fascistes (Todo el mundo detesta a los fascistas)" han hecho variar los planes de los radicales franceses.

Un seguidor del Olympique, entre bengalas, en Barcelona/ TONI ALBIR (efe)

En el partido de ida, jugado en Lyon, estuvo presente una representación de los seguidores radicales del Barcelona (Boixos Nois), que tuvo acceso al campo, por orden expresa de la policía francesa. Los Boixos increparon incluso a seguidores del FC Barcelona lo cual supuso que el club haya abierto una investigación.

Los 'Bad Gones', que cuentan con más de 6.000 aficionados en sus filas, tienen ramificaciones en la ultraderecha y en los últimos años han protagonizado diversos incidentes, hasta el punto de que la UEFA amenazó al Lyon con el cierre del campo tras los enfrentamientos con los Çarso, seguidores de ultraizquierda del Besiktas turco.

Hinchas del Olympique, en Sarrià / toni albir (EFE)