Ir a contenido

VUELVE LA CHAMPIONS

Valverde subraya que la Champions provoca un cosquilleo especial en el Barça

"Es importante, es glamurosa, no te perdona, es torneo de KO y los jugadores saben que todos los focos están puestos en ellos", reconoce el 'Txingurri'

"La gente estará, de inicio, con nosotros, pero el equipo ha de engancharles después", explica el 'mister', sabedor de que todo está en adueñarse del balón

Emilio Pérez de Rozas

Ernesto Valverde, técnico del Barça, en la sala de prensa, hoy, de la Joan Gamper.

Ernesto Valverde, técnico del Barça, en la sala de prensa, hoy, de la Joan Gamper. / EMILIO PÉREZ DE ROZAS

Por supuesto, cómo no, claro que sí, todos, absolutamente todos, en el seno del Barça y, muy especialmente, en el vestuario culé, son conscientes de que el partido de mañana, en el Camp Nou, para meterse, de nuevo, en los cuartos de final de la Champions, competición en la que ya no están ni el Real Madrid, actual campeón (perdón, tricampeón) ni el PSG, el equipo creado a golpe de talonario para ganarla, va a ser una empresa difícil, muy difícil. El Lyon, un lujo en el campeonato francés, con un presidente que manda en el fútbol de ese país y un juego a tumba abierto, vendrá a remontar el 0-0 de la ida, cuando el Barça, por dominio y ocasiones, mereció ganar. Y por mucho.

No solo Arthur Melo, que salió a hablar con los periodistas antes que el ‘mister’ Ernesto Valverde, sino todos en el vestuario azulgrana piden que la ‘gent blaugrana’ acuda esta noche al Camp Nou, pues van a necesitar de su ayuda para doblegar a los franceses que, en este partido, ya recuperan a su mejor futbolista, al hombre que decide los partidos, el francés de origen argelino Nahil Fekir. “Sabemos”, apuntó Valverde, “que la gente, de inicio, estará con nosotros y nos empujará pero, a partir del minuto uno, hemos de ser nosotros, el equipo, quien ha de empujar a la gente con nuestra intención de adueñarnos del juego, de la pelota e ir a por la victoria. ¿Qué que le pido al Camp Nou? Que meta un gol ¿no?, no, de verdad, sabemos que estará con nosotros a muerte”.

La duda de Dembélé

Valverde, que, cuando hablaba con la prensa, no sabía cómo se iba a encontrar a Dembélé (“desde luego, si no está bien, bien, no lo pondré, pues no quiero empezar el partido y tener que gastar el primer cambio si él se resiente”), aseguró que de lo que más orgulloso se siente es de dirigir a un equipo que, tanto este año como el pasado, “respondió en los momentos más difíciles y duros. Por favor, no me hablen de Roma, eso ya está pasado. Este equipo sabe lo que se juega y también sabemos que, en encuentros de esta importancia, tienes momentos de acierto y momentos de fatalidad, pues puedes perder un jugador a los cinco minutos o perderlo ellos”.

El ‘Txingurri’, que elogió la aparición de Fekir en la alineación del Lyon “porque es, sí, un jugador que se mueve mucho y tiene un gran poder de intimidación y gol, mucho gol”, está convencido de que los franceses no renunciarán a intentar dominar el balón, el juego, “porque es lo que hacen en su campeonato”. Pero una cosa tiene clara Valverde: “Si hacemos, si jugamos, el mismo partido que en la ida, no deberíamos de tener problemas para pasar. Eso sí, tenemos que acertar, pues allí, de 25 ocasiones, no acertamos ninguna. Insisto, este es un equipo que siempre da la cara e intenta jugar hacia delante para ganar todos los partidos”.

Ambiente de Champions

Y ahí se produjo una pésima interpretación, cuando un periodista francés realizó una pregunta muy retorcida (al parecer, pretendía preguntarle por un jugador del Lyon y acabó definiendo, o eso entendió Valverde, que el Barça era “defensivo”) y, claro, el ‘Txingurri’ se lo tomó con ironia: “Sí, sí, somos un equipo defensivo. Mañana esperaremos que no nos hagan un gol, trataremos de defender nuestra portería y, como tenemos a Messi, esperemos que meta un gol para ganar”. Hubo, sí, muchas sonrisas, pero el colega se enfadó un montón, la verdad es que ni siquiera en francés se expresó muy bien.

Ni que decir tiene que, como Arthur, Valverde también reconoció que la Champions es muy, muy, especial para los jugadores. “En efecto, es verdad que los días previos a un partido de Champions notas un ambiente distinto en el vestuario e, incluso, en los entrenamientos. Todos saben de la importancia del partido, de la competición, de su ‘glamour’ y, además, son eliminatorias, partidos, definitivos, es un torneo del KO y, por tanto, los focos están siempre colocados sobre los jugadores. Y ellos lo saben e intentan disfrutar de esa situación”.

También, claro, cómo no, tal y como ocurrió con la presencia de Arthur, también se le preguntó por Coutinho y Valverde reconoció que hablan con él y que todos esperan que acabe cuajando un gran partido y levante su ánimo.