Ir a contenido

ACTUALIDAD AZULGRANA

El Barça se financia en fondos de inversión norteamericanos

El club azulgrana cierra dos emisiones de deuda por un importe de 140 millones de euros

Josep María Bartomeu.

Josep María Bartomeu.

El FC Barcelona acudió en el verano pasado a fondos de inversión norteamericanos en busca de préstamos, algo novedoso en el fútbol europeo. La suma obtenida fue de 140 millones de euros, según publica hoy el diario El País y ratificado por fuentes del club azulgrana. 

La entidad que preside Josep Maria Bartomeu asegura que ir a los mercados norteamericanos no responde a ninguna necesidad de caja, ya que lleva seis ejercicios consecutivos ganando dinero. El endeudamiento ofrecido por Barings y por Pricoa Capital Group, perteneciente al gigante asegurador estadounidense Prudential, concederá oxígeno a la tesorería, ya sea en materia de fichajes o en el día a día, por la forma en la que deberá retornar ese dinero, pues es un financiamiento a largo plazo y no a corto. En concreto no tendrá que hacerlo hasta dentro de cinco años y a unos intereses, según el club, por debajo del 1,8% que cita el rotativo.

Limitar la deuda

Barings prestó al club 50 millones de euros. Y Pricoa, 90 millones de euros. En total, 140. El Barça subraya la necesidad de encontrar fórmulas innovadoras de financiación y que lo han encontrado en las dos mayores aseguradoras del mundo, que gestionan ante todo fondos de pensiones y, por tanto, buscan inversiones seguras. El club no ha tenido que presentar ninguna garantía. "Es como si nos dieran la triple A en solvencia económica", defienden desde la entidad barcelonista, que siempre se ha financiado a través de la banca tradicional y de crédito convencional. 

Si no fue más de esa cantidad de 140 millones se debe a que la asamblea de compromisarios del club celebrada en octubre pasado tumbara la voluntad de la junta directiva de suprimir un artículo de los estatutos del Barcelona, el que limita al 10% del presupuesto del club el importe de los títulos de deuda. Fue en la misma asamblea en que se retiró la propuesta de rediseño del escudo, asunto que adquirió más notoriedad que ese límite de endeudamiento.

El Barcelona cerró el pasado ejercicio con unos ingresos de 914 millones de euros, así que la cifra se ajusta a los márgenes previstos por la norma de la entidad. El Barça destina buena parte de sus ingresos a cubrir la masa salarial. De hecho, es el primer club que supera los 500 millones para los sueldos de los futbolistas.

La situación de la economía del club ha generado útimamente debate en el entorno opositor del club, aunque la directiva defiende la buena marcha de los números. Desde la entidad se recalca también que el préstamo no irá destinado a financiar el Espai Barça, cuyo coste se estima en unos 600 millones.