Ir a contenido

LA ELIMINATORIA DE COPA

Suárez o Boateng o el dilema de las rotaciones en el Barça

Valverde promedia siete cambios en cada alineación para repartir esfuerzos, pero ante el Sevilla se enfrenta a una situación límite: remontar un 2-0 adverso

Joan Domènech

Los jugadores disponibles se han ejercitado en la Ciudad Deportiva y los que disputaron el partido de ayer han realizado trabajo de recuperación. / ATLAS VÍDEO

¿Luis Suárez o Boateng? ¿Murillo o Piqué? ¿Vermaelen o Lenglet? ¿Malcom o Messi? ¿Aleñá o Rakitic? El dilema de las rotaciones ocupa los pensamientos de Ernesto Valverde ante el inminente partido de Copa ante el Sevilla. El Barça está en una situación límite en la que debe levantar un 2-0 adverso de la ida.

El pensamiento interno del entrenador se opera, también, con la calculadora en la mano que mide los esfuerzos de cada futbolista desde el regreso de las vacaciones. Valverde lleva en enero un promedio de siete cambios en cada alineación.

Dos lecturas contrarias

En el Barça confluyen esta semana dos lecturas, distintas, contrarias, ya expresadas tras la derrota del Sánchez Pizjuán. "Si le damos la vuelta a la eliminatoria, bien. Si no, otro año será”, dijo con cierta indiferencia Gerard Piqué. Minutos más tarde, Valverde aseguraba: "No te das cuenta de lo que vale la Copa hasta que la pierdes". El técnico afirmó que no se arrepentía de haber dejado a Messi en Barcelona (también a Busquets). El mediocentro tiene virtualmente el puesto garantizado este miércoles porque no podrá jugar el sábado en la Liga ante el Valencia.

Messi avanza en el campo del Girona ante la mirada de Busquets y Stuani. / JORDI COTRINA

Coutinho y Sergi Roberto han jugado en los siete encuentros, pero Messi (cinco de siete) ha rotado más que nunca

Valverde se debate entre apurar las opciones en la Copa con un equipo de titulares o mantener el híbrido como ha hecho en los tres partidos coperos de enero. El técnico, que ya hizo rotaciones el pasado año, confesó en el sábado que estaba convencido de que el equipo acusó en la Liga el esfuerzo de la segunda competición española. El sorteo le emparejó con el Celta, el Espanyol y el Valencia. Este año, el Levante y el Sevilla han sido sus rivales. El Barça perdió los dos partidos de ida (2-1 y 2-0, respectivamente).

Todos tienen recambio

En ninguno de los dos jugó Leo Messi, sometido también a la rueda de cambios como cualquier mortal. El capitan ha jugado 5 de los 7 encuentros desde las vacaciones. Solo en una campaña (13-14) descansó dos partidos en el comienzo del año; en las otras de la última década, uno o ninguno, y el Barça ha encadenado cuatro títulos consecutivos.

Dos jugadores, en cambio, han participado en los siete encuentros del 2019: Philippe Coutinho (458 minutos de 630 posibles), a quien el entrenador procura recuperar para la causa, y Sergi Roberto (423), que ya ha sufrido dos lesiones musculares. Lenglet (469), Piqué (450), Alba (443) y Arthur (435) han sido los más utilizados. Todos ellos tienen recambio. Incluso Alba, aunque su sustituto en la visita al Levante en la anterior eliminatoria, Juan Miranda, fuera masacrado por las críticas.

Luis Suárez, en la penúltima sesión antes del partido con el Sevilla. / MIGUEL RUIZ (Fcb)

La prueba del once

Hasta Luis Suárez. Después de que fueran traspasados Paco Alcácer y Munir El Haddadi, llegó la pasada semana Kevin-Prince Boateng para dar oxígeno al uruguayo. Se lo dio en Sevilla con nulos resultados.

El Barça ha ganado 11 de los últimos 14 encuentros: los que jugó Leo

En la alineación de uno u otro -la prueba del once titular- se verá si Valverde prioriza la visita de Sevilla del miércoles o la del Valencia del sábado. Más se verá si juega Messi o no ante los andaluces. De los 14 últimos partidos, el Barça ha ganado 11; los 11 que jugó el astro. Descansó ante el PSV Eindhoven (1-1), con el Barça clasificado en la Champions, y en los campos del Levante y el Sevilla.

Piqué y Alba, en el entrenamiento de este lunes. / MIGUEL RUIZ (FCB)

La prioridad de la Liga

"Este año estamos rotando más jugadores porque pensamos que es lo mejor", insiste Valverde, que en enero opera una media de siete relevos en cada alineación, incluido la habitual alternancia entre Ter Stegen y Cillessen. Frente al Levante y el Eibar hubo nueve sustituciones respecto al anterior partido. Ante la Cultural (primera eliminatoria de Copa) y en la visita liguera a Vallecas, cambió la alineación entera.

Los resultados no se han resentido. La ventaja en la Liga -"una prioridad", junto con la Champions, para el entrenador- se ha mantenido igual con cinco puntos sobre el Atlético y diez sobre el Madrid. En el fondo, subyace la idea en el Barça para fomentar las rotaciones que las estrepitosas eliminaciones europeas en los cuartos de final ante el Roma y la Juventus vinieron provocadas por el cansancio copero.