Ir a contenido

MERCADO DE INVIERNO

El pulso entre el Barça y Denis incomoda a Valverde

El jugador rechaza la ampliación de contrato que el club le exige como condición para ir cedido al Arsenal

Rafael Tapounet

Denis Suárez, en el partido de vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey frente al Levante.

Denis Suárez, en el partido de vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey frente al Levante. / VALENTÍ ENRICH

Falta menos de una semana para el fin del mercado invernal (el plazo para cerrar operaciones expira el 31 de enero) y en las oficinas del FC Barcelona una carpeta permanece abierta. Es la que corresponde a Denis Suárez, un futbolista cuya salida del Barça este mes se daba por hecha pero a quien no satisface ninguna de las propuestas para cambiar de aires que el club le ha puesto sobre la mesa, lo que ha derivado en un pulso que amenaza con enrarecer el ambiente en el vestuario azulgrana e incomoda vivamente a Ernesto Valverde.

Descontento con los escasos minutos de juego que está teniendo esta temporada, Denis comunicó al técnico su deseo de marcharse y pidió a los responsables del área deportiva que escucharan las posibles ofertas que llegaran por él. Entre los equipos que han mostrado interés en hacerse con sus servicios, la opción preferida del gallego es el Arsenal de Unai Emery, pero el club londinense no está en condiciones de afrontar ahora el pago de un traspaso y solo se plantea una cesión hasta el 30 de junio, por la que está dispuesto a abonar dos millones de euros.

Sucede que Denis, que acaba de cumplir 25 años, tiene contrato con el Barça hasta el verano del 2020. El club azulgrana aspira a sacar por su venta unos 20 millones, pero entiende que si deja pasar estos seis meses sin atar una operación, las opciones de obtener esa cantidad se verán reducidas. De modo que ha planteado tres posibles vías para deshacer el entuerto.

Ofertas del Betis y el Sevilla

La primera pasa por incluir en el acuerdo de cesión al Arsenal una cláusula de compra obligatoria en el próximo mercado estival, condición que hasta ahora los 'gunners' han rechazado. Otra posibilidad es hacer que el jugador acepte prolongar su contrato con el Barça, lo que reforzaría la posición azulgrana a la hora de negociar la venta más adelante. Pero Denis exige un aumento de la ficha salarial para firmar un nuevo contrato mientras que el club le ofrece una renovación a la baja. La tercera opción consiste en valorar alguna de las otras ofertas que han llegado por el centrocampista, entre las que figuran propuestas del Betis y el Sevilla. Ambos clubs están dispuestos a pagar entre 15 y 20 millones, pero el jugador no quiere dar el paso porque prefiere esperar al Arsenal.

Así las cosas, desde las altas esferas del Camp Nou se ha sugerido la conveniencia de repetir la operación de castigo que se llevó a cabo con Munir el Haddadi y dejar a Denis sin jugar mientras no se avenga a aceptar alguna de las fórmulas que le plantea el club. De hecho, el gallego ha quedado fuera de las dos últimas convocatorias de Valverde y en los últimos cuatro partidos de Liga no ha jugado ni un solo minuto. Pero al entrenador azulgrana, que no quedó nada satisfecho con el modo en que se gestionó la salida de Munir, le desagrada profundamente la perspectiva de tener a un miembro de la plantilla apartado del equipo en el tramo más importante de la temporada y por ello ha instado a las dos partes a hallar una solución. Tienen seis días para hacerlo.