Ir a contenido

HISTORIA BARCELONISTA

Llopis, el portero centenario, vuelve a enfundarse el '1'

El exguardameta, que con 102 años es el exfutbolista azulgrana de más edad, recibe un homenaje de una delegación del Barça en Carcaixent

Frederic Porta

Llopis, con la camiseta, ayudado por Guillermo Amor y Pau Vilanova.

Llopis, con la camiseta, ayudado por Guillermo Amor y Pau Vilanova.

Juan Bautista Llopis, el portero de 102 años, ha vuelto a vestir la camiseta 75 años después de abandonar el FC Barcelona, en lo que tal vez sea un récord Guinness que merecería ser reivindicado. Una situación del todo original, casi impensable. Tras la aparición semanas atrás de Llopis en EL PERIÓDICO, la directiva del Barça ha querido homenajear a tan veterano deportista. Así, aprovechando el partido de Copa en Valencia ante el Levante, una representación del club acudió hasta Carcaixent, su lugar de residencia, para agasajarle. Al fin y al cabo, Llopis es el futbolista de mayor edad con el que cuenta hoy el barcelonismo, todo un centenario nacido en plena I Guerra Mundial, nada menos.

Jugó seis partidos entre 1941 y 1943 y espera pronto cumplir su sueño de visitar por primera vez el Camp Nou

El acto, organizado por la Federació de Penyes de València y la Marina Alta, contó con la presencia del directivo Pau Vilanova, Guillermo Amor como responsable de relaciones institucionales y el presidente de la Agrupació de Veterans, Ramon Alfonseda. También acudió el excentral Migueli, hoy embajador de la entidad en la zona levantina, donde reside desde hace ya algunos años.

Los representantes de la entidad entregaron algunos regalos de alto valor simbólico a Batiste Llopis, guardameta del club entre 1941 y 1943 cuando apenas pudo disputar seis partidos amistosos por la insalvable competencia de los entonces titulares, Lluís Miró y Pepe Nogués. Por ejemplo, una zamarra negra dedicada por Ter Stegen y Cillessen, sus actuales sucesores bajo palos. Llopis se la puso de mil amores, feliz por ver su apellido estampado junto al tradicional '1' que distingue al inquilino de la portería.

Fútbol de posguerra

Los tres hijos, seis nietos y otros tantos bisnietos de Llopis acudieron al sencillo acto, celebrado en la residencia Sant Blai de Carcaixent para poder albergar a los asistentes y amigos.  Más de uno derramó lágrimas de emoción cuando Llopis repasó su propia biografía en el 'Gran Diccionario de Jugadores del Barça' o rememoró los encuentros que él mismo había disputado en el arranque de la posguerra gracias a 'Barça Eterno', la 'Biblia' que recoge todos y cada uno de los partidos de todo tipo que ha celebrado el club en su más que centenaria historia.

La delegación barcelonista, con el directivo Pau Vilanova, Migueli, Guillermo Amor y Ramon Alfonseda, entre otros, en la visita al centenario Llopis en Carcaixent.

La delegación barcelonista invitó a Llopis para que cumpla su sueño: Asistir a un partido en el Camp Nou, estadio que no ha visitado jamás. Preclaro pese a su respetable edad y con un toque socarrón muy valenciano, 'Batiste' recogió el guante de la invitación, pero fijando sus propias condiciones. Habrá que esperar hasta el final del invierno para afrontar esta ilusión, a que remita tanto frío. Entonces sí, entonces Llopis no tendrá ningún reparo en presentarse en la 'llotja' del Estadi y compartir presidencia junto a Josep Maria Bartomeu.

Seguramente, también aprovechará el desplazamiento para conocer algunos de los futbolistas que han sido sus referentes en las últimas siete décadas de lejanía, ahora que ya cuenta con un carné como veterano del Barça, entregado por Ramon Alfonseda, y puede tratarles de tú a tú.