Ir a contenido

LOS GRANDES CLUBS COMPRAN FUERA

¿Dónde está la cantera?

Los principales equipos europeos priorizan ahora fichar el talento joven antes que apostar por la paciencia de subir los chicos de su casa

Marcos López

Jean-Clair Todibo, el nuevo jugador del Barcelona.

Jean-Clair Todibo, el nuevo jugador del Barcelona.

Mejor comprar fuera que buscar en casa. No es solo una tendencia del Barça, que ha preferido elegir la vía Todibo (un joven y desconocido central francés, de apenas 19 años) antes que poner en marcha el ascensor del Miniestadi. Es algo tan global que los grandes clubs europeos han coincidido en esa nueva línea de política deportiva que resulta, al mismo tiempo, una productiva vía de negocio económico.

Los clubs exploran otras canteras y si no le funcionan en el campo sacan, al menos, beneficio económico

Si sale bien, el club azulgrana tiene defensa para una década, como le ha pasado al Madrid con Varane, a quien fichó cuando tenía 18 años (pagó 10 millones de euros), justo cuando su equipo, el Lens, acababa de descender a la Segunda División  francesa. Cuando llegó al Bernabéu solo había jugado 24 partidos en Primera. Si sale mal, el Barça puede vender a Todibo, y sacar beneficio, porque llega a coste cero. El riesgo, por lo tanto, no existe.

Se intenta, como se hizo en su día sin éxito alguno con el brasileño Marlon Santos, otro central, que juega ahora en el Sassuolo italiano tras pasar antes como cedido por el Niza. Todibo no es, por lo tanto, un caso excepcional sino la nueva regla que se han fijado los grandes clubs europeos.  

Buscar en hogar ajeno

Cada vez cuesta más que los jóvenes de casa se instalen de forma definitiva en el primer equipo. No hay paciencia en los propios futbolistas para ir completando sus procesos de formación, atraídos, además, por ofertas que eran utópicas hace una década. Y ahora son el pan nuestro de cada día porque los grandes van a buscar en la cantera ajena antes que en la suya.

"Sería conveniente no hacer demasiada demagogia de estas cosas. Se necesita un espacio para que los jóvenes vayan entrando" (Valverde) 

Valverde, que ha sido muy criticado por no promocionar a chicos de La Masia, ya estalló hace tres semanas, coincidiendo con el fichaje de Murillo. "Sería no conveniente hace demasiada demagogia de estas cosas. Se necesita un espacio para que los jóvenes vayan entrando", recordó el técnico azulgrana.

Sergi Roberto es el último canterano que se ha instalado en el Camp Nou en el último lustro

Espacio y tiempo que no se encuentra, curiosamente, en sus propias categorías inferiores. Sergi Roberto es el único azulgrana que se ha instalado en el Barça en el último lustro. Carvajal y Lucas Vázquez, tras cesiones al Leverkusen y Espanyol, son fijos ahora en el Bernabéu procedentes originalmente de La Fábrica. Koke y Saúl quedan como banderas de la Academia del Atlético. En el City, Phil Foden tiene, de momento, la paciencia que no tuvo Jadon Sancho, que se fue al Borussia Dortmund, y Brahim, que ya es madridista. Por eso, ha renovado Foden hasta el 2024.

David Silva, Thiago, Bartra

"Algunos jugadores tienen paciencia y confían en lo que el club quiere hacer y otros no", argumenta Guardiola, actor principal como el Barça de este nuevo orden. El City se llevó a Eric García de La Masia, pero ha perdido en el camino a Sancho y Brahim, dos talentos que había forjado en su academia. "Como he dicho muchas veces, no quiero gente que no quiere estar aquí", aseguró el técnico, recordando, por ejemplo, que "los jóvenes se ganan las oportunidades en el campo, pero necesitan tiempo. David Silva, por ejemplo, estuvo cedido en otros equipos antes de convertirse en lo que es ahora, antes de que llegase aquí".

"Los jóvenes se ganan oportunidades en el campo, pero necesitan tiempo. David Silva, por ejemplo, estuvo cedido en otros equipos antes de convertirse en lo que es ahora" (Guardiola)


En ese trasiego, el Barça ha visto perder a joyas de su casa como Thiago, por quien el Bayern Múnich pagó 25 millones de euros (2013) y Bartra, que se fue al Dortmund dejando 8 millones (2016). En ambos casos se ejecutaron las cláusulas de rescisión. Ahora, los grandes ven como otros grandes se llevan a sus talentos generando un círculo sin fin. Unos se van quitando jóvenes a otros de tal manera que el producto autóctono tiene cada vez más díficil emerger.

No solo ocurre en el Camp Nou sino en el Bernabéu, Etihad, Old Trafford, Juventus Stadium o Parque de los Príncipes donde Rabiot, el canterano más icónico del Paris SG, se irá por la puerta de atrás. El dinero se destina a mantener a las estrellas, elevando hasta límites casi insoportables la masa salarial, al tiempo que los técnicos tienen cada vez menos margen para mirar abajo, presionados por la urgencia del éxito. Y los clubs miran (y compran) fuera.

1- Todibo, 10 partidos y al Camp Nou 

(19 años, llega libre)

Va tan deprisa todo que Todibo ha firmado su primer contrato profesional. Y es con el Barça. Apareció en agosto como un prometedor central del Toulouse. Entró dejando un notable impacto en la Liga francesa, atrayendo la atención de los grandes clubs del continente. Se negó a renovar para ser dueño de su destino y tres meses después era apartado del equipo. No juega desde el 3 de noviembre.

Apenas ha estado tres meses en el Toulouse sin completar siquiera 1.000 minutos en Primera División

Pero le han bastado 10 partidos para convertirse en nuevo jugador azulgrana, que se ha adelantado al interés de Bayern Múnich y Juventus, otros dos grandes clubs europeos que también detectaron en Todibo potencial para ser un más que interesante central. O incluso un interesante medio centro, la posición original en que empezó su corta carrera como jugador.

Se le intuye todo eso, según los técnicos del Barça, sin haber completado ni tan siquiera 1.000 minutos como jugador de Primera División signo de los nuevos tiempos que se imponen en el fútbol. Llegará en junio, aunque él quiere convencer a un dolido Toulouse ("el Barça se ha comportado con arrogancia", dijo su presidente), para presentarse este invierno. Si no, se expone a vestirse de azulgrana estando siete meses sin jugar.

2.- Brahim, las prisas de Florentino

(19 años, 17,5 millones de euros)

Quedaba libre en junio, pero Florentino tenía tanta prisa (y tanto miedo) que agilizó la operación con el Manchester City para tener a Brahim ahora mismo. Prisa por ofrecer un rostro nuevo e ilusionante a un madridismo alicaído y miedo de que otros clubs frustraran esa operación.

Guardiola quería quedarse con Brahim, pero por delante suyo está Foden. Había jugado poco en Inglaterra (apenas cinco partidos, ninguno de la Premier, 226 minutos y dos goles), pero le llamó el Madrid, que le hizo debutar en la ida de la Copa del Rey con el Leganés en el Bernabéu. Prisa tenía Florentino, enfrascado como anda desde hace un tiempo en fichar jóvenes de todo el mundo.

3.- Eric García, un central para Pep

(18 años, 1,7 millones de euros) 


"Eric ha jugado como un chico de 24 o 25 años… y tiene 17”, comentó Pep Guardiola el pasado verano tras ver al excentral del Barça en un amistoso con el Borussia Dortmund en Estados Unidos. Después lo hizo debutar oficialmente ante el Leicester en la Copa de la Liga completando los 90 minutos.

Y esta semana, justo el mismo día en que cumplía 18 años (el pasado 9 de enero), se asomaba a la titularidad en el Etihad ante el Burton Albion. "La verdad es que ha sido un regalo de cumpleaños inmejorable", admitió luego Eric García, formado en las categorías inferiores del Barça hasta que el City lo detectó hace año y medio, convencido de que es un central para Pep.

4.- Robert Navarro, el 'hijo' más joven de Henry

(16 años,  libre)

Ya está en los libros de historia del Mónaco. Con apenas 16 años y ocho meses, Robert Navarro se ha convertido en el jugador más joven en debutar con la camiseta monegasca, superando al italiano italiano Pietro Pellegri (16 años y 10 meses) y al francés Kylian Mbappé (16 años y 11 meses).

Entró con siete años en la escuela del Barça, pero su padre se marchó a Navarra por motivos profesionales. Con ocho años, Robert inició su carrera entonces en Tajonar, la ciudad deportiva de Osasuna. Y con 11 años volvió al Barça donde se convirtió en una de las joyas de la cantera. Llegó el Mónaco y se lo llevó. Thierry Henry ya lo ha hecho debutar. Jugó 15 minutos en Copa. Es su hijo más pequeño.