Ir a contenido

ESPAI BARÇA

¿Un apellido rotatorio para el Camp Nou?

La familia Grífols estudia hacerse con los derechos del patrocinio del Estadi para revenderlos a diferentes empresas a lo largo de los años, según 'El Economista'

Mosaico en la grada del Camp Nou antes del comienzo  del partido de liga entre el FC Barcelona y el Real Madrid.

Mosaico en la grada del Camp Nou antes del comienzo  del partido de liga entre el FC Barcelona y el Real Madrid. / JORDI COTRINA

El nombre de la compañía Grifols vuelve a vincularse a la adquisición de los derechos de patrocinio del Camp Nou. En esta ocasión procede del diario 'ElEconomista.es', que asegura que es la familia y no la empresa la que quiere pujar y quedarse con los 'naming rights' del Estadi. Y precisa que la intención de la familia catalana no sería colocar su propio apellido sino hacer de intermediaria ante otras empresas que sí fijarían su nombre.

Sería, además, un patrocinio rotatorio, es decir, si el acuerdo con el FC Barcelona fuera por 20 años, el Camp Nou podría cambiar de apellido varias veces a lo largo de este periodo. El club azulgrana se reservaría la última palabra sobre la marca que se asociaría a su estadio.

Sociedad holandesa

Según el citado medio, la oferta de la familia Grífols y directivos de la empresa se produciría a través de la sociedad Scranton Enterprises BV, un vehículo de inversión que opera desde Holanda. El FC Barcelona ha presupuestado un ingreso de unos 200 millones de euros por el concepto de los 'naming rights', pero el presidente Josep Maria Bartomeu ya ha deslizado en diversas ocasiones que a la vista de los encuentros con diferentes multinacionales interesadas, el precio rondaría en realidad los 300 millones. Variaría en función también de los años comprometidos. El FC Barcelona baraja la idea de los 20 años; Grífols, según 'ElEconomista.es', estaría interesado en algunos años más. 

El Barça quiere que la empresa que se quede con los derechos adelante el dinero para abordar sin aprietos económicos el inicio de las obras del Espai Barça, que incluye una reforma integral del Camp Nou y sus alrededores, el nuevo Palau donde se ubica ahora el Mini Estadi (y su demolición) y el nuevo Mini, el llamado Estadi Johan Cruyff en Sant Joan Despí. El coste total presupuestado asciende a los 600 millones de euros.