Ir a contenido

La actualidad azulgrana

El Barça abre el baile de los centrales

Jeison Murillo, defensa colombiano del Valencia condenado al ostracismo por Marcelino, se acerca al Camp Nou

El club no descarta otras opciones, como Christensen, Ivanovic o Skrtel, y abre la puerta a Rabiot

Rafael Tapounet

Murillo pone la pierna ante Valencia, del United, en un reciente partido de Champions.

Murillo pone la pierna ante Valencia, del United, en un reciente partido de Champions.

Como sucede cada vez que el FC Barcelona hace más o menos pública su intención de peinar el mercado en busca de un determinado perfil de jugador, la operación para fichar a un central en el mercado de invierno tras las lesiones de Samuel Umtiti y Thomas Vermaelen ha empezado a desatar en el mundo futbolístico todo tipo de rumores y filtraciones a fin de decantar la decisión final. El último runrún apunta hacia València, donde varios medios dan por hecho que el defensa colombiano Jeison Murillo, de 26 años, que llegó al club de Mestalla en el verano del 2017 pero apenas cuenta este año para Marcelino García Toral, está negociando su incorporación al Barça en calidad de cedido hasta el final de la temporada.

Murillo cumple algunos de los requisitos que demanda el área deportiva de la entidad azulgrana: es un central diestro que conoce la Liga, tiene experiencia internacional, aceptaría una cesión y no ocupa plaza de extracomunitario puesto que tiene pasaporte español. Existen, sin embargo, algunas dudas respecto a su rendimiento (no están claras las razones de la pérdida de confianza del técnico valencianista, aunque hay quien la atribuye a un enfrentamiento de carácter personal) y, sobre todo, genera cierta inquietud su tendencia a recaer de antiguas lesiones, un asunto que, con el precedente de Vermaelen, el Barça no puede desatender.

Barajando ofertas

El central colombiano, que ayer no se entrenó junto al resto de sus compañeros, tiene contrato con el Valencia hasta el 2022 y su cláusula de rescisión es de 80 millones, pero el ostracismo que vive en el equipo che aconseja buscarle una salida cuanto antes. El agente del jugador, Rocco Dozzini, está desde el martes en la capital del Turia intentando atar la operación con el Barça, aunque también ha recibido ofertas por él de Italia, Turquía y México. Fuentes del club azulgrana señalan, por su parte, que aún no se ha cerrado nada y que lo único que se ha producido hasta la fecha son contactos informales con diversos clubs y agentes “para ver cómo está el palangre”.

De hecho, el de Murillo no es el único nombre que ha circulado en las últimas horas como posible solución a los problemas de la zaga barcelonista. Es conocido el interés de los servicios técnicos del club por el joven danés Andreas Christensen (22 años), que despuntó en el Borussia M’Gladbach y que, tras una temporada notable en el Chelsea, ha perdido este año presencia en el equipo 'blue' con la llegada del técnico Maurizio Sarri a Stamford Bridge. En este caso, el gran obstáculo es la pretensión del Barça de lograr una cesión con opción a compra, una fórmula que no complace al Chelsea.

Veteranos en la recámara

También se ha tanteado la posibilidad de incorporar a un central veterano que acepte un rol secundario en el equipo, como en su día hicieron Lilian Thuram o Jérémy Mathieu. En ese perfil encajan, por ejemplo, el eslovaco Martin Skrtel, de 34 años, que actualmente milita en el Fenerbahce turco, y el serbio Branislav Ivanovic, también con 34 años, que juega en el Zenit de San Petersburgo y tiene el plus añadido de desenvolverse bien tanto en el centro de la zaga como en el lateral derecho.

En paralelo a las gestiones para cerrar la contratación de un central se desarrolla la 'operación Adrien Rabiot'. La madre y representante del centrocampista francés, Véronique Rabiot, confirmó en declaraciones a RTL que en verano el FC Barcelona se dirigió al Paris Saint Germain para hacerle llegar su interés por el jugador, pero el club parisino se negó a atender su propuesta (una propuesta que el director deportivo del PSG, Ateno Henrique, calificó de "ridícula"). También aseguró que la decisión de dejar el PSG cuando expire su contrato en julio “es firme y definitiva”. A partir del 1 de enero, Rabiot quedará, pues, libre para negociar su incorporación a otro equipo, y ahí el Barça tiene bastantes números.      

Temas: Fichajes