Ir a contenido

El derbi de Cornellà-El Prat

Vuelve Luis Suárez, pero Arthur sigue de baja

"El fútbol no es solo posición", afirma Valverde a la hora de glosar las virtudes de Arturo Vidal, que apunta a titular

Rafael Tapounet

Última sesión de entrenamiento antes del derbi.

Última sesión de entrenamiento antes del derbi. / JAVI FERRÁNDIZ

El último entrenamiento del FC Barcelona antes del derbi brindó a Ernesto Valverde una de cal y una de arena. Tras la sesión, Luis Suárez recibió al alta médica y está en condiciones para jugar contra el Espanyol. Una excelente noticia para el técnico, que reconoció que jugar sin el uruguayo le obliga a "variar el esquema" del equipo "más que ligeramente", y también para Leo Messi, que en los últimos partidos ha entrado bastante menos en juego como consecuencia del cambio de posición que le obliga a situarse como falso nueve. Arthur, en cambio, sigue resintiéndose de una sobrecarga en los adductores y no pudo entrar finalmente en la convocatoria.

La baja del brasileño, que en principio iba a descansar un solo partido y ya lleva cuatro fuera de la lista, condiciona como las de pocos jugadores el planteamiento del técnico. "Es un jugador que nos da mucho control del juego -subrayó Valverde-. Hace que el equipo esté junto para ir hacia adelante y eso obliga al contrario a irse metiendo atrás. Es un jugador muy seguro con el balón". No son cualidades que adornen precisamente el fútbol del hombre que parece tener más números para ocupar su plaza en el once inicial: Arturo Vidal. Y el entrenador lo sabe mejor que nadie. "Arturo te lo da todo, hace un gran esfuerzo y un gran recorrido. A veces lo sujetarías, pero ese entusiasmo a la hora de empujar al equipo hacia adelante es bueno. Sé que somos un equipo que se maneja con la posición, pero el fútbol no es solo posición. También tienes que tener jugadores que vayan al espacio y rompan".

Los minutos de Denis

El lateral del filial Juan Miranda ha vuelto a entrar en la convocatoria, igual que Denis Suárez, que el pasado miércoles, después de sus dos goles a la Cultural Leonesa, pidió tener minutos ante el Espanyol. "Al final, lo que todos los jugadores quieren es que se los tenga en cuenta", le respondió Valverde, que añadió que la "ingrata" labor del entrenador consiste en elegir a los 11 que juegan. "Y cuando a uno no le toca, tiene que luchar por cambiar esa dinámica". 

Quien no estará ni en el césped ni en el banquillo es Riqui Puig, de quien el técnico dijo que ahora "tiene que centrarse en el filial, y él lo tiene claro". "Es una buena noticia que haya jugadores que ilusionen a la gente, y él es uno de ellos -continuó Valverde-. Tiene que quemar etapas y esperemos que pronto sea jugador del primer equipo".